Little Nightmares | Reseña

Agradeciendo a Bandai Namco y a nuestro querido RP Luis (En Kopodo te queremos Luis, te queremos), a quién le insistí en probar esta pequeña joya de juego, que llamó nuestra atención desde el año pasado en pruebas de betas de los títulos que Bandai Namco traería en el 2017; ahora que lo he jugado y prendido las luces, además de tomar un tranquilizante ligero, les contaré sobre esta aventura que saldrá a la venta hoy 28 de abril para las plataformas de PC, vía Steam, Xbox One y Playstation 4 (todos juegan… menos Mac, sorry Andrés).

Little Nightmares es una combinación de plataformas, con acertijos y un poco de tensión que nos lleva a un terror psicológico, temiendo lo que pueda pasar en un ambiente común, con personajes fuera de lo común y que nos da todo tipo de sentimientos.

¿PARA QUIÉN VA?

Para los jugadores que les gusta manejar la tensión, sumergirse en el universo del juego que tienen, para quienes les gusta probar una y otra vez, hasta encontrar el éxito y al lograrlo sueltan una bocanada llena de relajación y por supuesto, a los jugadores que les gusta el terror de verdad, no esos golpes sonoros que hasta las películas baratas (en guión, ya quisiéramos su presupuesto) recurren.

LA HISTORIA

Eres una pequeña niña, en realidad muy pequeña, llamada Six, quien despierta en un barco, una total pesadilla, ya que puedes huir, pero no escapar, salir del barco implicaría aventurarse al mar, mientras seguir allí también implicaría una muerte inminente, aún así el instinto de supervivencia nos indica avanzar. El ambiente es sumamente sombrío, lúgubre, oscuro que cada vez va soltando más detalles que nos hace ver que estamos en una situación de total peligro (como una persona de enorme tamaño ahorcada), digo, si comparamos la proporción de las cosas y Six, podríamos decir que no pasa de los treinta centímetros, lo que nos da una sensación de fragilidad ante el ambiente y más a los personajes siniestros que de inicio podremos ver en una serie de cuadros “familiares” lo que le da una armonía, aunque sabemos que si nos encuentra esta hermosa familia estamos muertos. Todo esto acompañado con un trabajo sonoro sublime que te jala más al ambiente y con ligeros disparadores que llegan a bombardear nuestros sentidos, alterándonos a tal modo que llega el momento que nos descubrimos gritando “¡Corre, niña, corre!”.

JUGABILIDAD

Los controles son sencillos, direccionales, correr, saltar, agacharse, acción (tomar cosas, aferrarse a algo) y aventar, mi recomendación es jugarlo con control, aunque uno domina rápido los mandos aún en teclado, pero es más sencillo correr en diagonal con un control, y justamente allí está la magia del juego, las acciones son tan sencillas que nos permite disfrutar más de la tensión que provoca el título, porque nos da un grado de masoquismo al disfrutar el suspenso del momento. Si bien los acertijos van incrementando de dificultad, no son tan difíciles, pero llega el momento que un punto nos hace regresar una y otra vez, para generar teorías que pueden o no funcionar, pero pocos juegos logran sacar un suspiro al terminar un escenario, y hablando de ellos, son totalmente disfrutables y variados en algún momento, puedes usar una maleta como plataforma, hacer un salto de fe a la cama, escalar por libreros gigantescos (rogando porque no caigan), nadar en un mar de zapatos, usar las tuberías de aire como vía de escape y descanso mental seguro. Por cierto, cabe mencionar que Six cuenta con vidas infinitas, pero cada una de ellas las sufrimos como si fueran únicas.

LO BONITO

Little Nightmares tiene una simbología sumamente fuerte, y no nos referimos al ojo que lo ve todo y vuelve piedra, aunque aprendemos que hasta dicho ojo se pueden imponer las sombras, otro símbolo muy fuerte es Six, que representa la inocencia, sumamente frágil, sutil y que aún en un mundo de terror puede seguir adelante, llevando esperanza no sólo para sí. También veremos que hay otros niños aparte de la protagonista, pero a diferencia de Six, ya son únicamente una sombra resignada a su terrible fin, pese a ello, hay una escena donde con un gesto muy noble, uno de ellos nos ayuda a continuar, pero enseguida vuelve a su lugar entre las sombras (momento que me rompió, disculpen el mini spoiler), y los perseguidores o ejecutores también tienen características muy peculiares, que mencionar sería quitarle una parte esencial al juego, también hay unos pequeños seres que son incluso más pequeños que Six, tienen gorros en pico, pero lo interesante es que en el cuarto donde están los cuadros, hay algunos en donde los vemos en la foto, algunos de ellos simplemente están en los escenarios, algunos te ayudan y otros al igual que tú, huyen. Pero lo que más me gustó es que tras cada muerte, Six despierta en el punto anterior, como quien despierta de una pequeña pesadilla.

LO MALO

Puede que a muchos les parezca un juego corto, con 4 o 5 horas efectivas de gameplay, las que pueden variar, según la habilidad del jugador; otra es que a veces la visión a algunos puntos del escenario es bloqueada, lo que nos impide planear bien nuestra siguiente jugada, aunque poco a poco se domina ese arte de intentarlo, morir y reintentar.

En plática con nuestros amigos de Bandai Namco, salió una manera de llamar a Little Nightmares y fue “Grotesco – cute” por un lado, los monstruos, por así llamarlos, son estilizados y tienen rasgos que nos provocan incomodidad y nos genera el morbo de querer saber qué son, no son totalmente repulsivos, y el ambiente en algunos puntos se ve tan normal o familiar que nos inquieta aún más, si piensan jugarlo con un menor en el cuarto y/o en la noche con todas las luces apagadas y un sonido envolvente, no nos hacemos responsables, pero puede ser una buena broma poner a jugar a alguien miedoso (esto no lo dijimos nosotros “guiño”). Por esto y muchas cosas más… en nuestra escala Kopodo le damos un 4.5 y lo recomendamos ampliamente (a menos que tengas poca tolerancia a la frustración o seas sumamente miedos@.

Nuevamente les agradecemos al equipo de Bandai Namco por el juego que nos encantó, frustró, asustó y nos ha hecho morir más de 100 veces y sobre todo a ustedes, por leernos (y tolerarme básicamente), les recordamos que en nuestras redes sociales admitimos comentarios, críticas y si lo piden, hasta foto del equipo subimos, por qué no.

#TeamKopodo #HoyDuermoConLuzEncendida #AguanteSix #EsosSiSonSustos #NoVuelvoAViajarEnBarco #QuiénEraElColgado