Me gusta, pero me asusta | Crítica

Agradeciendo a nuestros amigos de Diamond Films, quienes nos permitieron ver su nueva propuesta en las salas nacionales, la película mexicana “Me gusta, pero me asusta” una comedia blanca, basada en confusiones, estereotipos y prejuicios… Tomemos en cuenta que su director Beto Gómez ya ha sorprendido a la taquilla mexicana con su película “Salvando al soldado Pérez” así que nos deja intrigados con la aceptación de la película la cual ya está en cartelera.

¿PARA QUIÉN VA DIRIGIDA?

Público en general, tiene un humor apto para toda la familia y los clichés con los que juega son tan clásicos que no es necesaria tener tanta madurez para comprender el juego con ellos y también tiene varios tributos a la cultura popular mexicana, como el casi “culto” a Pedro Infante, o incluso el humor de romper otros clichés y jugar cuando dos mundos diferentes se conocen y todo puede pasar.

¿DE QUÉ TRATA?

Nos habla de Claudia y Brayan, dos jóvenes que desde pequeños se han sentido ajenos a su mundo, pero que siguen luchando por encontrar algo en éste mundo para ellos, aunque quienes los rodean no les comprendan, y el mismo mundo que no los comprende girará de tal manera para que se crucen sus caminos, y esto provoque un choque cultural que a ambos les podrá abrir los ojos para ver que hay más allá de sus auto limitados mundos, con todo y los prejuicios que tienen sobre los demás.

LO BONITO

Cada uno de los mundos está bien detallado, con matices que resaltan lo único de ellos, por un lado la vida de ciudad, con una chica “fresa” y el otro veremos un México folclórico, con colores, tradiciones e incluso el inconveniente de mantener la fachada del macho mexicano. Juega tanto con nuestros prejuicios que hay momentos donde nos veremos sorprendidos por los hechos. Es una película que juega con nuestros prejuicios, lo que nos da un sabor de comedia y a la vez nos hace pensar en nuestra manera de ver a los demás.

PUNTOS DE MEJORA

Tal vez hay momentos en los que parece que dimos un salto temporal, lo que tiene la bendición de facilitar y quitar escenas que podrían ser innecesarias, pero también le da un toque de simpleza a la historia y esa ligera sensación de vacío al no tener una noción certera de lo que ha pasado.

EN RESUMEN

Me gusta, pero me asusta es una comedia divertida, que es sumamente blanca y algo diferente a las producciones nacionales (que no son animación), con un objetivo de divertir y unir a quienes la ven, un mensaje de unidad que hace falta en estos momentos, recordar la grandeza de nuestra gente sin importar lo que hagan o de donde vengan y sobre todo la importancia de luchar por lo que queremos, por ello en la escala kopodo le damos un 4/5, ya que es divertida, con un muy buen reparto y es el tipo de películas que tiene rato que no se hacen en nuestro país.

#MeGustaPeroMeAsusta #RespetaAPedroInfanteMorro