Morphite | Reseña

Quienes conozcan No Man’s Sky seguramente serán atraídos por el juego independiente Morphite, una aventura de ciencia ficción con aspecto minimalista, que nos lleva por un viaje por el universo en la búsqueda de un elemento perdido y casi olvidado “Morphite”.

SIMPLE Y FUNCIONAL

Si hay algo para destacar en Morphite es que su sistema de juego es muy amigable para cualquier persona, acompañado de un nivel gráfico de estilo minimalista, de grandes polígonos y colores planos, además de algunos filtros visuales para dar un aspecto cinematográfico, dicho título desarrollado por We’re Five Games y Blowfish Studios para PC, Switch, Xbox One, iOS y Playstation 4 (donde ocupamos la reseña), entrega un buen control de juego con una perspectiva en primera persona, en el que tendremos posibilidades de ir mejorando nuestro equipo y nave espacial, mientras viajamos por diferentes y muy variados mundos con todo tipo de criaturas, personajes con misiones alternas y ruinas, todo para explorar, encontrar elementos que nos ayuden a fabricar mejoras y por su puesto, pistas sobre aquel desaparecido elemento. Y quizá lo mejor de todo, acompañados de un “gato robot” muy carismático.

Distribuido por Crescent Moon Games, Morphite desde su inicio da un aire de creatividad y ciertamente de carisma gracias sobre todo a su personaje robot, un gato que nos acompañará en todos nuestros viajes y que además de darnos tips y consejos, también nos contará uno que otro chiste de un humor algo ácido, un detalle que hace de la aventura algo divertido en todo momento.

La historia es bastante básica pero suficiente para mantenernos interesados, tan sólo se trata de ayudar a un científico mientras viajamos por toda la galaxia, para buscar artefactos y elementos de civilizaciones antiguas. Además cabe decir, cada misión alterna que vayamos realizando, nos dará pistas de cada mundo que visitemos.

JUGABILIDAD

Como ya mencioné Morphite es muy amigable con sus controles, tan sólo tenemos un arma (al inicio) y una herramienta para ir analizando todo lo que encontremos, y tal y como funciona en otros juegos, lo que vayamos encontrando se irá añadiendo a nuestro inventario, para posteriormente crear o mejorar nuestro equipo, algo de vital importancia.

Como es de esperar el gameplay combina elementos de plataformas para encontrar dispositivos que nos abran puertas, o para descubrir secretos. Asimismo el juego contiene enemigos, algunos nos atacarán al vernos, y otros esperarán a que nos acerquemos a ellos, y para eso tenemos opción de salir corriendo, o de entrar en combate en tiempo real, y tratar de defendernos; cabe decir que no podemos atacar y analizar al mismo tiempo, por lo que tratar de esquivar una especie de animal o criatura, mientras la estudiamos, es una tarea casi desafiante, pero de esta forma se añade algo de emoción al juego.

MUNDOS PROCEDURALES

Un aspecto llamativo de Morphite es que genera sus mundos de manera procedural o aleatoria, sin embargo, a pesar de poder viajar por mundos lejanos a través de la galaxia, el título sólo nos muestra mapas lineales, esto quiere decir que en verdad no tenemos “mundos abiertos” a nuestra disposición, un detalle que puede alejara algunos jugadores que busquen una experiencia más profunda, sin embargo esto también hace que la historia sea por decir, más lineal, lo que nos lleva a un seguimiento más cuidado y no que estemos por ejemplo, ratos perdiendo el tiempo yendo de aquí para allá.

Los mundos que visitemos como dije, son variados en su mayoría, y en todos encontraremos cosas por hacer, personajes y animales para analizar o luchar, así como ruinas y secretos ocultos.

AL FINAL DEL DÍA

Con una presentación básica, de pocos colores y tonos apagados, un número bajo e polígonos y algunos efectos gráficos que podemos encender y apagar, Morphite es un título que promete una exploración libre a través de mundos lejanos, pero que se limita a mandarnos por escenarios lineales, si esto les agrado o no, ya dependerá de cada jugador y lo que busque del título; lo que sí es verdad, es que tendremos muchas misiones para pasar el rato y todo es mejor con la compañía de nuestro “gato robot”.