NBA 2K18 | Reseña

Cada año 2K Games entrega su juego estelar, el que atasca la pelota con odio y rencor en la canasta y no hay defensor alguno que pueda o intente decir lo contrario: el NBA 2K18 es el de este año y viene con ciertos cambios que aciertan en volver a proclamarse como el rey. Chequen nuestra reseña en Playstation 4.

LA DUELA ESTÁ MÁS PULIDA

No soy ningún experto en en baloncesto, pero sí he tenido la oportunidad de practicarlo tanto en la escuela como con amigos del trabajo, así como verlo varias veces especialmente en las épocas de Su Majestad, por lo que cada año que recibo esta franquicia puedo ir notando cosas que lo acercan más y más a la realidad, tal es el caso del ataque el cual originalmente era bastante sencillo y no requería mucha pericia para poder encestar casi que de cualquier punto el balón, simplemente un buen cálculo que era ayudado por un medidor, dos tres movimientos del joystick y estábamos libres para tirar, o incluso para hacer un pase que invariablemente se convertiría en asistencia para anotación. Este año 2K Games decidió cambiar un poquito la jugada con dos cosas sumamente notorias, como una defensa mucho más inteligente capaz de no alborotarse y hacer pandilla contra el jugador portador de la esférica, pues ahora cada quien espera pacientemente sin romper filas, dejando que el jugador haga su pase, drible o tire para ellos reaccionar, dando más pausa al juego pero también agregando realismo al gameplay.

¿Me falta una verdad? Esa una es en efecto la habilidad del rival para ser más controlado en sus movimientos y evitar un drible tan sencillo como antes, sin dejarnos pasar a placer hasta la pintura y clavarla como generalmente lo hacía sin tanta dificultad, ahora encestar no será pan comido. Con esta nueva adición me encontré jugando y fallando varios tiros, incluso siendo taponeado o hasta con robos de balón pues estaba acostumbrado a jugar como antes, pasando como Pedro por mi casa lo que ahora ya no es factible. Malditos los de 2K Games que hicieron las cosas más peliagudas.

Alrededor de cada partido las cosas no están tan cargadas quizá de presentación como antes, pero aún llevan esa parafernalia que el baloncesto tiene a chaleco, donde la música hace un gran trabajo, la gente se mete en el juego, los comentaristas son más exagerados que en otros deportes, y por supuesto las celebraciones y ánimo de los jugadores se siente sobrio pero a la vez intenso. De inicio a fin la experiencia de jugar un partido en NBA 2K18 sigue siendo muy placentera se gane o se pierda.

Por otro lado tenemos el online, una versión ciertamente mejorada pero con un tremendo tope horrible que honestamente no sé si sea algo que valga la pena. The Neighborhood es un espacio que nos permite probar varios modos para mejorar a nuestro personaje, el mismo de MyCareer, lo cual nos sirve para incrementar nuestra habilidad en la cancha, dándonos puntos para subir las estadísticas del monito y así desempeñarse mejor en la duela oficial de la NBA. El tope al que me refería está en que todo lo que a ustedes se les ocurra ponerle a su marioneta deberá ser comprado con dinero virtual obtenido por jugar, incluyendo las decoraciones corporales y esto no agrada tanto cuando nos enteramos que NBA 2K18 tiene una versión más cara la cual nos da puntos extra para llegar bien armado a la cancha. No es un tanto justo para ser honestos.

Si lo que buscan es un modo con historia, característica no nueva en NBA 2K18, está MyGM para manejar todas las cosas relacionadas con el equipo, que aunque las decisiones no son tan tomadas en cuenta dentro como fuera de la duela, nos da una versión agradable de cómo se manejan las cosas en la organización por si no quieren estar tan pegados a los partidos. Este modo no siento que vaya a ser muy concurrido, mínimo no como el de franquicia que nuevamente es sumamente profundo y detallado en aspectos incluso de los contratos, salarios, cambios entre equipos, novatos, estrellas y sobre todo contrataciones.

El modo franquicia nos permite manejar al equipo y concentrarnos en lo verdaderamente necesario para que el equipo funcione, manejando estadísticas tan concisas que se sentiría exagerado a la hora de empezar a administrar nuestros recursos humanos, el tiempo de juego, su antigüedad como jugador y lo que hace en la cancha, permitiéndonos tener un control absoluto para llevar a ese equipo a la cima de la NBA, o en su defecto caer a los últimos lugares y ser un don nadie. No cabe duda que en este aspecto NBA 2K18 no está nada perdido y mantiene esa calidad y cantidad que tanto nos gusta, aunque a muchos les parezca rebuscado.

VEREDICTO

Hay un cambio enorme en los partidos tanto a la defensa y como a la ofensa, siendo más específicos les puedo asegurar que los jugadores son más fieles a sus filosofías tanto personales como de equipo, enfocándose a dar un desempeño mucho más real que el año pasado y el ante pasado y así hasta el infinito. NBA 2K18 sí muestra que estuvo trabajando todo el año para decir que efectivamente son el rey en el desarrollo de juegos de la NBA, dejando a los demás con una vara bastante alta para el año que viene, sin embargo el problema reside en que 2K Games no dejan de sorprender.

En definitiva NBA 2K18 es mejor, mucho más profundo y es una compra recomendada -léase que no es obligada- para los amantes del deporte ráfaga que desean meterse de lleno al manejo de un equipo, así como de una verdadera experiencia dentro de la duela.