Phoning Home | Reseña

Un robot que nos recuerda a Wall-E está perdido en un planeta alienígena, y la única forma de regresar a su hogar es llamando a casa, sí, igual que E.T.; pero el asunto no acaba aquí, pues en nuestra aventura conoceremos a una tierna robot a la que tendremos que ayudar prácticamente a sobrevivir, bueno, casi. Esta es la historia de Phoning Home, un juego de exploración por el estudio independiente ION Lands para PC.

TODO ES MUY BONITO EN AQUEL MUNDO ALIENÍGENA

Si hay algo que inmediatamente llama la vista en Phoning Home (además de ser su punto de mayor importancia) es su cuidado nivel gráfico, desde el comienzo de nuestra aventura nos toparemos con un sin fin de efectos de iluminación, partículas, texturas en alta definición, ciclos de noche y día y hasta detalles que hacen notar pequeñas ventiscas. Además en el planeta que nos encontramos o mejor dicho, en el que “aterrizamos” veremos distintos tipos de fauna y vestigios de una extinta civilización extraterrestre, la cual por supuesto tendremos que investigar mientras avanzamos en la historia. Finalmente en cuanto al tipo de escenarios por ejemplo podremos deambular por bosques y desiertos, todo con la misión de encontrar recursos que nos ayuden a regresar a nuestro mundo.

UN SURVIVAL GAME CON DOS ROBOTS

Nuestro personaje principal es ION, un pequeño y carismático robot sin habla un poco parecido a Wall-E, con él podremos escalar y brincar obstáculos con la ayuda de una turbina que obviamente gasta combustible. Y como buen juego survival, si el combustible se acaba, estamos prácticamente muertos, ya que perderemos mucha velocidad de movimiento y si nos topamos con algún enemigo… bueno, ya saben.

Además cabe destacar que ION no es para nada un robot de lucha o con capacidades de combate, así que desde el inicio del juego nos tendremos que acostumbrar a ir de aquí a allá buscando recursos para nosotros y para nuestra nave, mientras nos topamos de vez en vez con alguna criatura que busca pelea, es así que tendremos que decidir si deseamos entrar en lucha con un tubo, o mejor decir “más vale aquí corrió, que aquí murió”.

Por suerte y hablando de los recursos es importante mencionar que cada que descubramos alguno automáticamente será añadido a nuestro radar situado en la parte superior de la pantalla, la buena noticia de esto es que será más sencillo así encontrar más elementos que nos ayuden a completar nuestra misión, la mala noticia es que mientras más recursos encontremos, más se llenará nuestro buscador, por lo que será algo confuso encontrar una dirección.

Como dije al inicio de la reseña, tendremos una compañera en nuestro viaje de andanzas, ella es ANI, una simpática robot aún más por decir, “inútil” que nosotros, pues además no está hecha para los exteriores del planeta, así que, gracias a un material poco duradero, sufrirá de deterioro y corrosión, cosas que tendremos que arreglar nosotros para que ella siga con vida. Otro asunto muy importante es que ANI es vital para pasar el juego ya que ella puede ver elementos que nosotros no, esto hace que forzosamente la tengamos que llevar a nuestro lado y, la otra mala noticia es que ANI está provista de unas pequeñas ruedas para desplazarse, por lo que es prácticamente incapaz de subir alguna superficie, mucho menos brincar o subir peligrosas zonas con plataformas. Así que como lo imaginan, Phoning Home consiste en juntar recursos para nosotros, nuestra nave y para ANI, y además hacerla de niñera y cuidar a esta robot de cualquier cosa, hasta de que “voluntariamente” caiga por una zona alta mientras torpemente nos quiere seguir.

AHORA REPITE, PHONING HOME NO ES ABURRIDO

Ok, Phoning Home no es aburrido, sobre todo si lo que buscan es un título de exploración con un par de robots muy lentos y zonas abiertas (sobre todo la desértica) enfocadas en darnos recursos escondidos en plantas, bajo tierra y demás.

Los enemigos no abundan, pero se puede poner peligroso si buscamos pelea, así que tampoco es una aventura para entrar a los golpes a lo bruto, más bien es un paseo tranquilo, muy tranquilo, en dónde tenemos que cuidar a nuestra acompañante, y mientras tanto, ser testigos de un desarrollo de historia bastante llamativo, tanto por sus personajes, como por la historia de aquel planeta y su extinta civilización.

Otro de los puntos a favor y que hacen más agradable nuestra aventura es la presentación de un tercer personaje llamado TR2, quien es algo así como la inteligencia de la nave de ION, y que por cierto, si puede hablar, así que esta IA será quién constantemente nos estará informando sobre nuestro estatus, cosas que debemos hacer, etc.

RECOMENDABLE PARA UNA TARDE TRANQUILA

Si están hartos de los balazos, los dragones, los enemigos imposibles, las carreras y los juegos de luchas, y desean tener una de esas tardes tranquilas Phoning Home puede ser la medicina que necesitan, su narrativa es buena y sus personajes son llamativos, el gameplay por otro lado puede llegar a ser lento pero sencillo, el apartado gráfico está bien presentado gracias al motor Unity, con efectos de todo tipo que muchos AAA tienen hoy en día; finalmente la actuación de voz es convincente así como la banda sonora, pero a lo largo del juego se pueden topar con algunos bugs algo feos, por ejemplo la necesidad de reiniciar el título por una u otra razón, caídas de frames o quedar atrapados entre píxeles u objetos. Como dije al inicio, si hay algo que brilla en Phoning Home, es su nivel gráfico y su historia.