Portal Knights | Reseña

¿Qué pasa cuando juntas las mecánicas de uno de los títulos más populares, como lo es minecraft y le agregas un modo de juego inclinado al RPG? Bueno pues tienes una aventura llamada Portal Knights que al arriesgarse a usar un aspecto visual y diseño de niveles parecido al exitoso y polémico minecraft, los jugadores podrían llegar a pensar que no es más que una copia burda de su amado juego de “crafting”.

Ken Games de la mano de 505 Games nos traen este juego dirigido más hacia un público infantil, con su dirección de arte, mecánicas e historia en donde no dudo que alguien no tan niño pueda a su vez disfrutar, pero es obvio quienes serán el mayor mercado.

CONSTRUYENDO

Portal Knights al ser dirigido a un público infantil como ya lo mencioné antes (si me gusta repetirme), no busca contar una historia compleja, llena de giros argumentales, o situaciones complicadas, más bien va al grano opta por basarse en la sencillez de escenarios coloridos y controles básicos.

“Crafting” y RPG son las bases de este juego, y como todo buen RPG nos pondrán en control de nuestro propio personaje, tendremos la opción de elegir entre ser un caballero, un mago o un arquero, cada uno con sus habilidades particulares, después cosas más banales como el aspecto de tu personaje, desde cabello, color de piel ya saben todas esas opciones.

Ya que hayamos pasado por este interminable pero extrañamente agradable momento de creación de tu avatar, nos pondrán en acción, y es ahí donde hablaremos de qué va Portal Knights. Los escenarios se dividen por mundos, los cuales a su vez se manejan por islas cada una con características diferentes, pueden ser desde ambientaciones tropicales hasta terrenos desérticos.

Aquí es donde la construcción entra a escena, para poder avanzar de isla a isla necesitarás conseguir fragmentos del portal, estos los podrás construir adquiriendo diferentes elementos de tu isla o aniquilando enemigos.

Aparte de crear estos fragmentos, podrás crear armas, ingredientes, herramientas y consumibles entre otros más, todo esto para ayudarte a subir de nivel, mejorando así la habilidad de tu personaje.

MUNDOS E ISLAS

¿Han escuchado lo que es un diseño de escenarios procedural? Bueno, pues déjenme decirles que muchos títulos están hechos de esta forma, y esto significa que se pueden crear miles de escenarios, con características diferentes, siempre una y otra vez, un gran ejemplo de esto es Spelunky o el no tan galardonado No Man’s Sky.

Ahora, Portal Knights toma un poco de esto para la creación de sus escenarios, ya que al ser bastantes se necesita frescura en cada uno de estos.

Aquí avanzarás completando el portal y así moviéndote de isla a isla y mundo a mundo, claro que si lo que prefieres es tomarte tu tiempo de pasar un gran tiempo consiguiendo objetos para crear otros nuevos, claro que puedes hacerlo, todo en estas islas estará a tu disposición para adquirir, ya sea desde un simple trozo de tierra hasta metales preciosos.

CONSTRUYENDO Y DESTRUYENDO

Un juego que esté dirigido más al público infantil debe de tener un sistema de controles fluidos y sencillos, ya que no es lo mismo atiborrar con comandos complejos y complicados, a entregar instrucciones sencillas y simples al público más pequeño, Portal Knights hace esto muy bien, los controles son básicos desde atacar hasta crear los objetos necesarios en ese momento de tu aventura.

El combate es simple pero no aburrido, con un solo botón atacaras a tus enemigos, obviamente dependiendo de qué tan alto sea tu nivel podrás derrotarlos con mayor facilidad y claro, la creación de armas, armaduras y habilidades igualmente se encargará de hacer más fácil tu tarea. Dicha creación es simple, consigue los elementos y podrás construir lo necesario.

ASPECTO VISUAL

Cada isla en cada mundo tiene su personalidad diferente, al no ser un juego “sandbox” en donde los escenarios son enorme y llenos de elementos, el juego lo compensa con darnos varios mundos con diferentes islas, cada una con una temática diferente.

Las gráficas que maneja el título son bastante coloridas y llenas de vida, tienen un diseño como de libro infantil, básico pero bastante agradable a la vista, los escenarios en su mayoría están manejados por bloques y entregan un estilo propio, la vegetación y diseño de enemigos es más complejo que simple pixeles que formen figuras.

CONCLUSIÓN

Portal Knights es un título que obviamente no se puede recomendar a todo mundo, no es algo para que todos disfrutemos, es un título más segmentado hacia lo infantil, a los gamers más pequeños, son ellos los que podrán exprimir más este juego y sacarle un gran provecho, debido al gran parecido con Minecraft y otros títulos de crafting, puede que les agrade la misma línea por la que va Portal Knights.

Al principio se podría pensar que es una copia más, un título más que está buscando una tajada del pastel que trajo a la mesa Minecraft, pero no es del todo así, Portal Knights cuenta con una personalidad propia, con un modo de juego diferente que busca tomar algo que fue muy exitoso, añadiendo elementos propios.