Project CARS 2 | Reseña

Bandai Namco publica la nueva creación del estudio Slightly Mad Studios, Project CARS 2, una secuela que apunta a lo alto, entregando mejoras sustanciales en todos los aspectos de su anterior entrega, convirtiendo rápidamente a este nuevo simulador de carreras en un producto que bien puede competir al tú por tú, con grandes franquicias como Forza Motorsport, Gran Turismo o Assetto Corsa.

UNA NOTORIA EVOLUCIÓN

En su momento, cuando hice la reseña del primer Project CARS vi varios puntos que irremediablemente se tenían que mejorar, puntos que al igual que la comunidad gamer, eran tan básicos e importantes como el poder cambiar de color el auto sin la necesidad de tantos menús, tener un mejor apartado sonoro, opciones mejor definidas y explicadas, y por su puesto, una taza de frames más estable, en fin, entre otras mejoras, la buena noticia como ya dije, es que Slightly Mad Studios escucharon, prestaron atención a la comunidad y han entregado un producto a la altura de los grandes de la conducción y la simulación, títulos que presentan la misma dinámica de poder correr en circuitos con una amplia gama de autos y clases.

Hablando de estas mejoras, Project CARS 2 ahora nos deja ver unos menús limpios, bien organizados y lo mejor, con cada opción del juego bien detallada, con textos que informan al jugador sobre lo que hacen, incluso mencionan si necesitaremos comenzar una carrera para hacerlos efectivos. Otro punto a destacar es que las opciones gráficas (estilo de iluminación, efectos de postprocesado, distancia y tipos de cámara, efectos de calor, etc) ahora se pueden cambiar desde el menú de pausa mientras nos encontramos en la pista (al menos la mayoría), esto hace que podamos ver en tiempo real los cambios visuales que hacemos al juego, y si estos nos agradan o no.

Siguiendo con las buenas noticias, los modelados de autos son mejores en esta ocasión que, a pesar de que en la pasada entrega ya eran buenos, ahora notamos mayor detalle, texturas mejor definidas, efectos de reflejos en carrocería, suciedad más realista y un mayor número de polígonos. Cada auto de Project CARS 2 esta modelado en alto detalle, y como en el juego anterior, podemos admirar desde la cabina, el exterior, y hasta las piezas del motor cuando recibimos daño. En pocas palabras, hasta los guantes de nuestro piloto tienen mayor definición.

Pero la cosa no termina allí, hablando aún de los autos, la animación de la suspensión mientras aceleramos, frenamos, pasamos baches, subimos a los pianos, chocamos con competidores y más, todo, está recreado de una manera mucho más exacta; aquí notamos un gran salto en comparación a su predecesor, con unas físicas realmente llamativas y realistas desde los primeros segundos que tomamos el control (o el volante). Conducir en altas velocidades tomando una curva, mientras comenzamos a bajar por una empinada da una sensación bastante gratificante, casi se podría decir que uno siente verdaderamente el peso del auto y como el centro de gravedad afecta todo el movimiento de la carrocería.

Como dije, los menús e interfaz del título ahora son mucho mejores. Cambiar el color y diseño de nuestro auto es sumamente sencillo, también escoger el tipo de clima, hora del día, hasta temporada del año, todo es fácil e intuitivo, y que decir de los reglajes y número de competidores, todos estos detalles y más, se encuentran en la misma pantalla bien organizados, para que sólo nos preocupemos en escoger lo que deseamos y entrar a la pista.

El apartado sonoro es otro tiro al blanco perfecto, ya que podemos calibrar a nuestro gusto cada tipo de sonido del juego, desde la banda sonora, pasando por los efectos de nuestro auto, el sonido de las llantas con el pavimento, hielo o tierra, ruido del motor, efectos sonoros del estadio, voz de nuestro ingeniero de pista, el sonido de los contrincantes y más, todo se puede regular para que escuchemos el juego como mejor deseemos.

JUGABILIDAD PERFECTA

Ya mencioné algunas de las mejoras en las físicas y animación de los autos; Project CARS 2 además de entregar esto, sigue con la simulación del terreno y los neumáticos, es decir, dependiendo de a que hora, tipo de clima, y fecha del año conduzcamos, el auto tendrá un comportamiento diferente. Y lo mejor de todo, como sabrán ya, es que tenemos la posibilidad de tener clima y horario dinámicos, en tiempo real o ya programados por nosotros (podemos escoger entre varios tipos de clima en la misma carrera) esto hace que cada competencia sea única, pues dependiendo de estos factores, las llantas tomaran más rápido mayor o menor temperatura, lo que modifica el agarre con el asfalto. Obviamente si escogemos verano al medio día con clima despejado, nuestros neumáticos tendrán un mayor agarre pero si los forzamos podrán patinar; o si por ejemplo corremos en el invierno con lluvia o nieve, sucederá lo opuesto. En pocas palabras, necesitamos prestar mayor atención no sólo al recorrido y los demás competidores, también en nuestro estilo de conducción, sobre todo en las frenadas y aceleración. Y mejor no hablo de las pistas de rally-cross con tierra, o los circuitos de hielo, pues aquí verdaderamente nos pondremos a prueba.

Otro de los grandes aciertos de Project CARS 2, es su simulación cuando manejamos en alta velocidad, cosa que nos hará ver cada circuito totalmente diferente; ya no sólo nos estaremos cuidando de las curvas cerradas, largas, o de los chicanes, también tomaremos en cuenta la elevación del camino pues dependiendo de nuestra velocidad, estilo de auto (su peso), tracción y nuestra maniobra para esquivar o rebasar otros autos, hasta una recta mal tomada puede ser mortal, llevándonos a chocar contra algún muro de contención, otro participante o mínimo, salir de la pista. En cualquier caso, si tenemos los daños completos activados (visuales y mecánicos), así como el reglaje completo con sanciones, un evento así puede ser catastrófico, sacándonos de la carrera o perdiendo muchas posiciones, eso sin contar todos los desperfectos que causemos a nuestro motor y llantas.

Otro detalle a tener en cuenta es la comunicación con nuestro ingeniero de pista, quien desde el comienzo, nos estará hablando para mantenernos al tanto sobre cualquier eventualidad, además puede avisarnos de una parada de emergencia en los pits, o nosotros gracias a un menú, podemos pedir un cambio de llantas, o reabastecimiento de combustible. Dicho esto cabe destacar que la entrada a pits es animada por completo, por lo que veremos a los mecánicos y demás personal, salir y atender nuestro auto. Claro que si esto no nos gusta, podemos desactivarlo, pero ¿así cuál es el chiste?

EN LA VARIEDAD ESTA EL GUSTO

Project CARS 2 contiene una muy amplia selección en sus casi 200 autos; tenemos oportunidad de correr en deportivos de calle, monoplaza de varias épocas, autos para rally-cross, LeMans, importados, exóticos, de drifting y hasta una camioneta. En realidad la selección es bastante llamativa, y como he mencionado antes, aún los autos que se repiten de la entrega pasada, estan mejor modelados, con acabados, texturas y reflejos mucho más realistas; esto sumado a una animación de suspensión y de llantas que nos los dejará indiferentes.

En el apartado de las pistas, tenemos grandes y clásicos circuitos como Nurburgring, Laguna Seca, o Monza, en general pistas que no faltan en la mayoría de los simuladores, pero aquí se suman las de ciudad, rally-cross y de hielo, escenarios que verdaderamente nos pondrán a prueba. Si a todo esto le sumamos que podemos escoger cualquier hora del día, clima, y época del año, cada pista nos entregará multitud de combinaciones en tipo de jugabilidad, convirtiendo a Project CARS 2 en algo casi inigualable por todos estos detalles que ofrece.

Los modos de juego también son los clásicos, un modo carrera en el que vamos subiendo de nivel, mientras pasamos por distintas disciplinas, el online,otro de contrareloj y el de carrera rápida, donde podemos escoger correr contra varios rivales, o nosotros en solitario para practicar una pista. Además el juego da la opción para escoger nuestra salida de parrilla de forma específica, aleatoria, o por clasificación, lo que hace a toda la simulación de la competencia como algo más completo.

QUE BONITOS GRÁFICOS

Project CARS 2 brilla por varias mejoras en comparación de su antecesor, sin embargo aún así no está exento de fallas, por ejemplo es común encontrar los famosos árboles en baja definición, escenarios fuera de la pista con poco detalle, y algún que otro diente de sierra. Sin embargo, esto hace contraste con los detallados modelados de autos, efectos de luz y reflejos muy llamativos y capaces de no dejarnos ver la pista, efectos de calor sobre el asfalto o en la parte trasera de los autos, daños visuales que nos muestran piezas del motor y carrocerías torcidas, un sistema de colisiones más realista que antes, texturas en alta definición para viniles, superficies de la pista (tierra, asfalto, hielo, pasto, grava) y más.

Por su parte los efectos de luz con el cambio de las horas y el clima lucen bastante bien, además en circuitos de hielo, por ejemplo, podremos apreciar ventiscas. Siguiendo con el clima, se destacan los efectos de lluvia pesada o torrencial (que provoca peligrosos charcos), así como el de nieve y neblina, los cuales podemos variar de “sútil” a muy denso.

El modo foto regresa, y ahora es más sencillo usarlo; al igual que en el título anterior, podremos escoger diferentes filtros de color, alejar o acercar la cámara, jugar con el enfoque, etc. En este punto es cuando podemos apreciar mejor el trabajo en modelado de los autos y un bonito pasto con volumen, muy lejos de aquellas texturas verdes y planas vistas en la pasada generación de consolas.

CONCLUYENDO

Podría seguir hablando de las bondades de Project CARS 2, de todas las marcas de autos que posee, de cómo cada vehículo se maneja completamente diferente, sobre cómo escurre el agua en la carrocería y los vidrios de la cabina cuando llueve, o de como las tonalidades y la fotografía cambian al escoger diferentes épocas del año. En general puedo decir que este simulador de carreras llegó para quedarse y del que quizá mi única queja (como siempre) sería que obviamente necesitamos más autos en todas las categorías, pero eso sólo sedará con el tiempo.

Mientras tanto puedo decir que Bandai Namco bien puede estar orgulloso de publicar este juego, ya que rápidamente se ha convertido en un buen contrincante junto a los grandes de la simulación, o al menos, de los más conocidos.

Project CARS 2 es un monstruo, posee una larga lista de avances y mejoras de acuerdo a su pasada entrega, y es el reflejo de lo que sucede cuando un estudio verdaderamente escucha a su comunidad. Con cualidades muy difíciles de encontrar en otros juegos, como el cambio de clima y horario dinámico, más temporadas del año, daños visuales completos y una jugabilidad bastante demandante (con ayudas apagadas, etc), Project CARS 2 es un obligado y muy necesario título para los amantes de las carreras y de los autos en general. Y lo mejor de todo, gracias a su lista de ayudas de control que podemos activar o desactivar, no tienes que ser ultra experto en el terreno de los simuladores para poder disfrutarlo.