Resident Evil 7: Biohazard | Reseña

Si se quiere hablar de terror dentro del mundo de los videojuegos es más que obvio que Resident Evil no puede quedar fuera de esta plática, con más de 20 años ya de vida desde la salida de su primer título en 1996, en PS ONE, esta saga nos ha dejado con una gran cantidad de títulos algunos amados y otros odiados por todos sus fans, pero aun siendo un videojuego tan polémico en ocasiones, no podemos negar que cada que uno nuevo sale a la venta todos estamos atentos para ver qué nos trae ahora Capcom para sorprender.

Esta saga al transcurso de los años ya ha pasado por diferentes evoluciones en su género, siendo la época dorada que vio nacer a los Resident Evil 1,2 y 3 con ese toque survival horror que tal vez no podría decir que vino a crear pero si a revolucionar la manera que puso este tipo de juegos en el mapa y atención de todos los videojugadores, en estos tres el gameplay se caracterizaba por mantener al jugador con cierto estrés y terror de no ser devorado por hordas de zombies y armas biológicas, con nada más para defenderte que lo necesario en cuanto a munición y vida. Tiempo después la serie dio un salto un tanto diferente y más dirigido a la acción que a la supervivencia, con la llegada de Resident Evil 4 la saga buscaba ir por otro camino dando al jugador mayor control sobre los enemigos y cómo es que podías enfrentarte a ellos, a pesar de que ya no manejaba tanto el terror como en las entregas pasadas, el 4º título ha sido uno de los videojuegos mejor recibidos y con más éxito de la saga e historia, después vinieron el 5º y 6º, juegos que desafortunadamente fueron muy mal vistos por la crítica al reprocharles que ya eran títulos de acción burdos dejando completamente afuera las características que los convertían en clásicos; aun así vendieron millones de copias a lo largo del mundo, así que ya sea que los odies o no, el éxito que ha tenido la saga en general ha sido unas de las razones por las cuales ahora tengamos una séptima entrega numerada de la serie, claro sin olvidar todos esos títulos spin-off’s.

NUEVOS AIRES

En esta ocasión no regresarán nuestros protagonistas ya tan conocidos, como Chris Redfield, Leon S. Kennedy, Jill Valentine o Claire Redfield, no, ahora nos presentan a un protagonista totalmente nuevo, Ethan, una persona común y corriente con ningún tipo de experiencia de combate, sin una vasta colección de armas y poderes sobrenaturales como todos los protagonistas ya mencionados. Ethan lo único que busca es investigar un video un tanto misterioso que le hizo llegar su esposa que él creía muerta, en donde se disculpaba por las cosas que le hizo y le pedía que fuera en su ayuda, Ethan sin dudarlo acude a este llamado adentrándose a una misteriosa plantación en Dulvey, Louisiana, en donde se encuentra una mansión al parecer abandonada con un aspecto bastante terrorífico.

Ethan entra a esta mansión con la esperanza de encontrarse con Mia, y resolver el misterio que envuelve su vida, sin embargo no está solo en esta enorme residencia, ya que pronto te encontrarás sumido en un infierno lleno de violencia explícita y terror en donde la familia Baker se encargará de llevarte al borde de la locura.

UN TERROR MÁS PERSONAL

Resident Evil 7: Biohazard, regresa con un título que nos quiere hacer sentir un terror más íntimo, más personal, al tener un formato en primera persona, quiere hacerte sentir que tú eres el protagonista, que tú eres el desafortunado que tuvo un mal día al adentrarse a este mundo tan retorcido y enfermo, el cual es esta mansión de los Baker.

Parece ser que Capcom no quiso quedarse fuera de la batalla por el título al mejor juego de terror, y lo digo ya que optó por usar este mismo formato que juegos como Outlast o Amnesia venían usando, para generar este terror más personal que les menciono, aunque no es un formato o género nuevo, si podría decirse que está de moda dentro del terror; Outlast lo puso en el mapa con ese sentimiento de inseguridad, frustración y horror que imprime tan bien en el jugador, pero no fue hasta que el increíble, retorcido y terrorífico demo P.T. vio la luz, que el formato terminó de convencer a los peces más grandes de la industria como lo es Capcom, ya que al ser cancelada esta demo, Capcom decidió acaparar y tomar ventaja del enorme hueco que dejó en nuestros corazones gamers.

Resident Evil 7 busca precisamente eso, ponerte en los zapatos de un civil común y corriente como los somos la mayoría de nosotros, y el terror que conlleva tener que escapar y lidiar con esta familia trastornada y psicópata que aunado a esto tiene capacidades de un arma biológica al estar infectados de un virus desconocido.

Ahora, debo decir que no logra para nada lo que en su momento, logró la demo de P.T. ya que no crea ese terror psicológico tan fuerte que literal te dé miedo estar en tu casa y abrir una puerta, lo que sí logra es llevarte a un grado de frustración y desesperación tal que tomes decisiones erradas dando como resultado que un miembro de la familia Baker te mate de maneras bastante dolorosas.

Se puede decir que trae de vuelta un terror que muchos venían pidiendo que la saga reviviera, regresa a sus raíces pero de una manera diferente, porque eso sí, no esperen jugar algo como lo que nos trajeron los primeros títulos, ya que aquí encontramos algo más dirigido a tendencias de los tiempos actuales.

ES O NO ES

Algo que muchos fans desde que se liberó la demo jugable reprochaba tanto, era que esto podría ser que si diera miedo o terror, pero que ya no era un Resident Evil y que solo se estaba usando el nombre para vender algo completamente nuevo, y si soy honesto por momentos yo sentí lo mismo al jugar la primera versión de la demo; se sentía como una IP nueva que se estaba aprovechando del nombre de la franquicia para poder tener éxito y vender millones de copias alrededor del mundo, esto ya no se sentía como ese mundo de zombies y apocalipsis biológicos, pero claro solo estaba juzgando una demo, un producto que no era ni la más mínima parte del resultado final.

Ya que tienes el título completo y final en tus manos, poco a poco, cada momento que avanzas comienzas a sentir un déjà vu un tanto especial, comienzas a tener este sentimiento de nostalgia, con cada puerta que abres, con cada pasillo que recorres, con cada enemigo que te cuesta la vida derribar, nos hace saber que lo que tenemos en manos es un juego puro de Resident Evil.

Ahora, ¿Qué importa si ya no es un título de cámara fija como los primeros? ¿O de vista al hombro y tercera persona como a los que estamos ya tan acostumbrados? Este cambio es meramente de formato más no de esencia, esa está allí, además también maneja bastante guiños a entregas pasadas, una de las más marcadas es lo que tendrás que hacer para poder adquirir la escopeta, inmediatamente te recordará al primer título.

JUGABILIDAD

Ya que mencioné sobre cómo conseguir la escopeta, hablemos más a detalle sobre el modo de juego que tiene este Resident Evil. Algo que lo diferencia a la mayoría de los juegos con este formato es que en todos estos lo único que debes hacer es escapar a todo peligro que te rodea como niña espantada con lágrimas en los ojos, pues aquí no, aquí tendrás la oportunidad de defenderte a cada peligro que te aceche, ya sea con hachas, navajas, pistolas o hasta escopetas, tendrás la oportunidad de responder a ataques que te estén propinando tus enemigos o el loco cabeza de familia Jacob Baker, y créanme necesitarán defenderse de este maníaco; ahora no confundan, tener un modo de batalla a llegar a lo Rambo a cada habitación disparando a todo lo que veas pues no, esto no es así, tienes la oportunidad de dar batalla, pero deberás elegir cuáles pelear y cuáles no, ya sea por querer ahorrar munición o porque simplemente la situación no te lo permita, así que no teman, este no es otro título más dirigido a la acción.

En esta ocasión también regresan las hierbas medicinales que podrás combinar con compuestos químicos para poder crear un líquido vital que regenerará tu vida, también puedes usar las hierbas solas pero el efecto será menor, están de regreso las balas de pistola o escopeta, como ya lo mencioné, compuestos químicos que podrás combinar con pólvora para crear más balas o combinarlas con las balas que ya tienes para hacerlas aún más fuertes y efectivas.

Lo que también está de vuelta y es otro punto que te asegura que estás jugando un título de Resident Evil, son aquellos elementos tan característicos de la saga como lo son las mecánicas de exploración, pues tendrás que buscar alrededor de todos los escenarios para encontrar un objeto raro e inusual para poder abrir un puerta o conseguir avanzar de nivel, desde llaves en forma de escorpiones hasta estatuas abstractas que te servirán para reflejar una sombra sobre una pared y esta se pueda abrir dándote acceso a una nueva habitación de la mansión; sin duda alguna son estos detalles, puntos bastante importantes si es que se quería dar ese sentimiento de juegos pasados.

Asimismo, tendrás un sistema para mejorar tu vida y tus armas, para que la pesadilla de estar en ese lugar no sea tan macabra; encontrarás también un sistema un tanto raro para poder conseguir estas mejoras, no les diré cuál es por qué prefiero que ustedes lo descubran por su propia cuenta, pero el elemento existe.

COMO EN TU PROPIA CASA

El juego cuenta con un apartado gráfico impresionante, por momentos parece que estamos ante algo sumamente foto realista, que dan la apariencia de que realmente estás en una casa de verdad, escondiéndote en pasillos que podrían ser de tu casa o estar resguardados en tu propia habitación; los brillos en cada objeto que la luz refleja en ellos, las sombras tan bien manejadas para poder evocar ese sentimiento de terror y abandono, texturas precisas en cada alfombra, sillón y paredes ensangrentadas y llenas de una sustancia pudriéndose, todo esto se logró gracias a un nuevo motor gráfico que Capcom fondeó para la realización de este juego llamado RE Engine el cual en su momento Tomofumi Ishida, jefe de programación, alegó que gracias a éste los tiempos de realización de un juego se han reducido significativamente, generando un producto final más rápido y con los mismos resultados. Tal vez esa es la razón por la cual este título nos cayó tan de repente con un demo y fecha de salida, así un poco de la nada.

UN HUESO DURO DE ROER

Un factor muy importante dentro de un juego de survival horror debe ser su dificultad, ya que de nada serviría tener situaciones complicadas pero fáciles de superar, Resident Evil 7: Biohazard tiene un nivel de dificultad decente, no llega a ser desafiante, que sería un punto negativo que podría darle al juego, ya que puedes conseguir objetivos de una forma no fácil pero que con una o dos oportunidades podrás lograr, no es difícil solo es cuestión de ensayo y error, después de haber enfrentado a tus enemigos dos veces, sus acciones se hacen un tanto predecibles, no me mal entiendan, el título proporciona desafíos pero hubiera sido agradable que fueran un poco más complicados de lograr.

La rejugabilidad está presente pues ya que terminas podrás volver a iniciar una partida nueva para conseguir otro tipo de objetivos o para sacar un final diferente al que conseguiste por primera vez, así que en cuanto a beneficio/compra cumple con él.

NO ES PERFECTO

El juego no es perfecto, ya que nada en este mundo lo es, este título cuenta con algunos errores tales como ya lo mencioné antes, la dificultad no es tan desafiante, no existe una variedad en enemigos, solo encontrarás pocos a lo largo de la aventura, y con muy pocas variaciones, a comparación de juegos pasados en donde sí existía un número mayor de estos, aquí se centra más en los momentos estresantes y terribles que te harán pasar la familia Baker, y otro punto negativo que podría comentar es que no tiene esos acertijos que nos hicieron convertirnos aún más en fans de la saga; aquí serán pocos y bastante fáciles de descifrar. Son pocos los puntos malos que tiene Resident Evil 7: Biohazard pero recalco, nada es perfecto.

VEREDICTO

Resident Evil 7: Biohazard es un digno representante de la saga, llega con aires nuevos, y elementos que aunque no son originales logra aprovecharlos muy bien y usarlos a su favor, combina bastante bien un sentimiento de frustración, estrés y terror con un modo de batalla, sencillo pero que encaja bastante bien, no son chorros de acción y disparos al por mayor, que era una de las grandes quejas de la comunidad hacía títulos pasados. Aquí balancea todos sus elementos bastante bien dando como resultado algo digno a llevar la bandera del survival horror moderno.

¿Por qué? ¿Para qué pedir algo que ya en su momento tuvimos y que disfrutamos? Creo es mejor renovarse y buscar formas y métodos diferentes para crear el mismo sentimiento de terror.

Nunca es sano quejarse sólo por quejarse, o tenerle miedo a un cierto cambio, y mucho menos cuando éste es para bien, Resident Evil 7 logra eso y mejor aún, ya que lo combina con algunos elementos que hizo esta franquicia lo que es hasta hoy.

Tanto para nuevos fans de la saga como para amantes de la vieja escuela este título es digno de ambos, dándole algo a cada uno de ellos. Como jugador de la vieja escuela puedo decir que Resident Evil está de vuelta con un sentimiento de renovación bastante marcado y digno.