Syberia 3 | Reseña

Fue en el 2009 que se anunció la tercer entrega de Syberia, una de las franquicias más sobresalientes de los juegos point & click, y como dice la canción de Sabina, nos dieron las 10 y las 11, las 12, la una, las dos y las tres… y así han pasado ocho años y es que por fin, ayer 25 de abril del 2017 ha sido su lanzamiento, donde los jugadores fans de la saga, podrán continuar las aventuras de Kate Walker y quienes no la conocían podrán hacerlo en una historia independiente a las anteriores pero con muchos vistazos al pasado que le dan ese sabor a un universo amplio con secretos por descubrir y guiños de algo mayor. Agradecemos enormemente al equipo que nos permitió aventurarnos antes que nadie en la nueva aventura por Benoît Sokal.

¿PARA QUIÉN VA EL JUEGO?

Es totalmente una aventura gráfica, no solo va dirigido a los seguidores de la saga, sino también a los jugadores ávidos de historias emotivas, que les guste descubrir el trasfondo detrás de la aventura, que disfrute el reto de un buen acertijo; de hecho en la configuración se puede elegir el modo viaje que da algunas sugerencias o pistas en los acertijos o el modo aventura que es más complejo. Además debemos mencionar que el toque steampunk con autómatas y otros mecanismos ya vistos en las entregas anteriores, sumado a la ambientación rusa y su mezcla con los personajes “primitivos” como los youkols, hace ver un mundo donde todo puede ser posible, incluso los monstruos que duermen debajo del lago.

La historia inicia con una Kate Walker moribunda por una tormenta de nieve, quien es salvada por los Youkols, una tribu nómada que ya antes ha tenido su participación en la aventura, ellos guiados por los espíritus logran sanarla y enviarla a una clínica, donde podrá curar sus heridas, o al menos es lo que éste pueblo ingenuo es lo que piensa, ya que en la clínica también se encuentra el guía sagrado, quien los debe liderar en la migración de las avestruces de las nieves, evento sagrado para ellos y esencial para las aves, ya que es una migración para la procreación de la especie que otorga transporte, seguridad, comida y vestido. Y es allí donde en verdad inicia la aventura, ya que el pensamiento fascista del lugar quiere acabar con las tradiciones youkol, ya que no concuerdan con la vida moderna y civilizada, generando una serie de obstáculos que llegan al grado de crueldad y Kate se siente en deuda con ellos.

La historia es rica en detalles y sus personajes tienen trasfondos muy atractivos, además de estar llena de acertijos que nos harán dar más de dos vueltas y sacar nuestros dotes de lógica y sentido común, algo que se disfruta también es en las conversaciones, ya que nos pueden dar pistas o si sabemos llevar la historia y ser diplomáticos, obtendremos muchas facilidades o de lo contrario, si molestamos a quien no podría ayudar en un momento, nos bloquea ese camino y tendremos que buscar una nueva solución, detalle que castiga mucho a los jugadores desesperados.

Dentro de lo bonito del juego, tenemos que la banda sonora es ejecutada con orquesta sinfónica y realizada por Inon Zur, compositor que originalmente escribió para películas y series de televisión, pero que en la industria de los videojuegos nos ha deleitado con su trabajo en entregas como Syberia 2, Fallout, Dragon Age, Prince of Persia por mencionar algunos, la música nos puede llevar a la calma, a la exaltación, pero en lo personal el tema principal es una compensación por los años de espera.

LA MALA NOTICIA

Tristemente no todo es miel sobre hojuelas en Syberia 3, ya que el desplazamiento puede ser un martirio, sobre todo en cambios de escenario o simplemente de ángulo, haciendo que un jugador de pc sin mando (como es mi caso) se desespere fácilmente, además de desplazamientos rígidos sobre todo al subir y bajar de las escaleras, movimientos que nos hacen pensar que Kate Walker está bailando y haciendo “el paso del robot”, o momentos donde se pierde la sincronización entre los labios y las palabras, escuchando a alguien hablar con la boca cerrada, puntos donde se pierde el seguimiento de la cámara o momentos en los que el tiempo de carga se vuelve excesivamente largo, son detalles que esperamos los próximos parches mejoren, ya que castigan un poco la experiencia del juego.

UNA GRATIFICANTE EXPERIENCIA NARRATIVA

En pocas palabras, Syberia 3 es un título que tiene algunos detalles, pero se compensa con la riqueza de su historia, los trasfondos de los personajes y el activar a los jugadores tanto la parte de acertijos, como la social, premiando la inteligencia emocional, tiene tan bien realizados sus personajes que ninguno es gris, hasta los incidentales muestran una personalidad definida y todo en un ambiente que tiene matices del mundo real, el espiritual, lo steampunk, lo tradicional, el fascismo, es simplemente un mundo colorido y ambientado donde todo es posible y con un diseño sonoro rico y una historia que va creciendo como bola de nieve, donde vemos personajes tratando de redimir su pasado, aquellos que luchan por mantener sus tradiciones y quienes por lograr lo que creen correcto son capaces de cometer actos de barbarie.

Syberia 3 está disponible para PC, Playstation 4, Switch y Xbox One, actualmente está disponible en inglés y con subtítulos en español y como en Kopodo los queremos, les damos un consejo, si quieren conocer más la historia o simplemente por colección, les pasamos el dato que Syberia 2 está gratis en Origin, en su sección de “La casa paga” lo encontrarán en el siguiente enlace y les invitamos a jugar Syberia 3, juego muy grato con un mínimo de 18 horas de juego y en nuestro famoso rank Kopodo se lleva un 4, la historia y música puede que sean excelentes, pero hay detalles que castigan la experiencia de juego.

#KopodoTeAma #JuegosNoPalabras #TeamKopodo #NoEsMiReseñaSinHashtag