Un golpe con estilo | Crítica

Agradeciendo a nuestros amigos de Warner Bros., quienes nos permitieron ver, antes que nadie, la nueva producción de Metro Goldwyn Mayer y New Line Cinema, una comedia muy agradable, que lleva por título “Un golpe con estilo” la historia de tres pensionados que no tienen nada que perder, ya que el banco donde tienen sus cuentas les ha estafado su pensión, junto a la empresa donde laboraron, debido a ello deciden robar el banco que los ha dejado en el desamparo.

¿PARA QUIÉN VA DIRIGIDA?

Pese a tener un humor hasta cierto punto blanco, hay situaciones y chistes que solo entenderá un público hasta cierto punto maduro, sobre todo por las bromas referentes a la edad o a sus dolencias; es una crítica hacía la sociedad donde las personas mayores son arrumbadas, así como a los gobiernos que se preocupan más por los bancos (pese a sus fraudes) que por el pueblo, la gente que ha puesto su confianza en ellos y también es una ligera invitación a disfrutar la vida, sin importar la edad.

Un golpe con estilo, dirigida por Zach Braff, es un remake de la cinta homónima del año 1979, la historia si nos fijamos en realidad es muy cruel, tres amigos de toda la vida, quienes trabajaron juntos, siendo ya mayores de los 80 años, la empresa donde trabajaron suspende los fondos de pensiones y con la edad tienen problemas de salud, con la hipoteca de la casa, por mencionar algunas de sus complicaciones, las cuales solo a ellos les importan y se ven orillados a pensar en robar un banco, después de todo, lo peor que podría pasar es ser capturados y depender del sistema que los ha tenido en el abandono. Afortunadamente la narración nos permite gozar la historia como una comedia, con algunos toques ácidos o de humor negro, que a veces no todos disfrutan.

¿DE QUÉ TRATA?

El desarrollo de la historia va más por la parte emotiva y psicológica de los personajes para tomar la decisión que podría cambiar el resto de sus vidas (que bien podría ser breve) con todo tipo de situaciones y donde veremos el porqué de la toma de decisión de cada personaje, siendo una comedia emotiva en la que nos encariñamos con ellos, que no es muy difícil, ya que las interpretaciones de Morgan Freeman, Michael Caine y Alan Arkin, son buenas y el desarrollo de sus personajes es orgánico, además de uno secundario muy peculiar que roba escena y no es para menos, porque es interpretado por Christopher Lloyd y con menos de 10 escenas logra encariñarnos con su papel.

Me encantaría contar más de la película, pero sería muy probable que comenzara a dar spoilers (o más spoilers, según Andrés que ya está planeando dar algún golpe). Un golpe con estilo es un largometraje que probablemente no obtenga mucho ruido en las carteleras, ya que le toca llegar aún con la euforia de otras producciones, pero es un buen motivo para ir al cine y pasar un rato agradable, ya sea con la pareja o sobre todo con los amigos, ya que habrán escenas o chistes que solo un buen amigo conoce y se burlará de uno.

Estamos seguros que les agradará Un golpe con estilo, ya que es una película con buena producción, un casting muy atinado, una historia bien contada y afortunadamente no les hemos hecho ningún spoiler, ya que lo contado, en su mayoría se puede apreciar en los trailers (por cierto, no vean el trailer en castellano), simplemente es una película que recomendamos verla en los primeros días, porque en las carteleras no sabremos cuánto tiempo esté y simplemente es una producción que vale mucho la pena. En nuestra escala Kopodo obtiene un 4.5, porque además de ser divertida, nos ha hecho reflexionar en nuestro futuro y recuerden, las nuevas generaciones tenemos el deber moral de apoyar a nuestros mayores.

#TeamKopodo #YaEstáViejoAndrés #Kappa