Wolfenstein II: The New Colossus | Reseña

En todo género siempre hay una discusión por saber cuál es el mejor, si A o B, pero más allá de eso, siempre hay una figura ante la cual nadie discute la relevancia o lo que todos le deben a C y en los shooters éste Coloso es Wolfenstein, que no sólo es el precursor de dicho género, sino que es una propuesta tan firme que no se deja manipular… perdón, adaptar por el mercado actual y además salir victorioso con su tirada donde no solo se mantiene firme defendiendo su esencia, sino que también nos lleva a conocer más íntimamente a su protagonista B.J. Blazkowicz (seguimos investigando si tiene algo que ver con Benito Juárez, pero recordemos que es de ascendencia polaca) y conoceremos lo que fue su duro pasado.

EL ANUNCIO

Fue durante el E3, en la presentación de Bethesda llamada Bethesdaland (una de las más emotivas), que al acercarse el cierre, el público enloquecería al ver que llegaría una nueva entrega de ésta saga llena de acción y muerte y qué mejor que dar seguimiento a los acontecimientos de “New order” algo que emocionó a muchos seguidores y fue entonces que escuchamos el anuncio final de Bethesdaland “Todo lo anunciado saldrá este año” y se desató la euforia que culminó hace unos días con la entrega de Wolfenstein II: The New Colossus.

AL INICIO

La versión para PC inicialmente era frustrante, con problemas para iniciar, o generando conflictos que hacían llorar a las tarjetas gráficas llevándonos a creer de una posible pantalla azul por la saturación a los gráficos y grabar vídeo de las partidas, ni se diga, afortunadamente después de varios parches hemos podido jugar de manera decente.

LA HISTORIA

Es la continuación directa de New Order, pero si te lo perdiste, no te preocupes, ya que habrá un recuento por medio de memorias (cinemáticas) con partes interactivas, donde asumimos su papel en toma de decisiones críticas y empezaremos a conocer también parte de su pasado a tal grado que querremos agarrar a ese maldito asesino duro como la piedra, insensible como mi ex y darle un gran abrazo. Pero volviendo a The New Colossus se sitúa 4 meses después de lo acontecido en New Order, con un Blazkowicz deteriorado por toda la acción que ha tenido… también influye un poco que esos 4 meses estuvo en coma, resguardado en un submarino robado, pero una terrible coincidencia hace que despierte justo en el momento que está siendo atacado y abordado dicho submarino, así que cuentas de un arma, 50 puntos de salud (lo sé, casi nada) y tu poderosa silla de ruedas para salir de allí.

JUGABILIDAD

Sin duda es un título del que nos enamoraremos de su jugabilidad, con controles bien definidos y algo sumamente rico es entrar a un área de manera sigilosa y terminar rápidamente con los enemigos uno por uno para hacer más fáciles las cosas, claro que después se pondrán interesantes las cosas entrando en combates llenos de plomo y acción, o si simplemente lo prefieres entrar pateando traseros sin importar que lleguen los refuerzos y desatar un infierno de balas y metal. También algo interesante son las cinemáticas que nos hará más entrañables al personaje principal y secundarios, comprendiendo el duro pasado que le tocó a Blazkowicz. Pero algo chévere es poder traer dos armas, lo que hace más divertido y nos da mayor juego dependiendo de nuestro estilo de combate 7u7

LO INTERESANTE

El juego muestra una gran crítica social, sobre todo a lo que es el racismo, vemos desde el inicio (perdón por el mini spoiler) un mundo cruel, lleno de decisiones que nos pueden perseguir hasta el final (moralmente), un mundo donde el abuso y maltrato es conocido desde temprana edad y refleja una sociedad consumida (o corrompida) tanto ideológica, como físicamente por creencias religiosas, racismo, sexismo y muchos males de la sociedad actual, Bethesda le da una cachetada con guante blanco al mundo, recordándonos que estos males siguen presentes, reflejándolos en una sociedad y país decadentes y llenos de odio… ¿o frustración?.

EN RESUMEN

Wolfenstein II: The New Colossus es un shooter a la antigua, donde lo más importante es la acción cruda, con toques de sigilo (opcional), pero sobre todo con una historia que avivará nuestro deseo de combatir al enemigo y que somos parte de algo mayor, donde nuestro equipo forma parte de nosotros, queramos o no, así como que las dificultades tienen varías vías de solución, es una entrega que no necesita de multijugador o partidas en línea, ya que es un juego para disfrutarse a la antigua, con una buena historia, personajes entrañables, y un héroe al que vas descubriendo un pasado turbulento que te hace pensar en él nuevamente como un ser humano cualquiera, que ama matar nazis y que se juega el todo por el todo para ello, es por eso que en nuestra escala Kopodo le damos un 4.5, porque su narrativa es genial, volviéndose el alma del juego, junto con la acción que siempre ha acompañado a ésta saga que todo amante de shooters conoce y simplemente ha generado que ésta última entrega sea un juego obligado para los amantes de la acción.