Yooka-Laylee | Reseña

Buenas tengan todos, el turno de esta reseña es para Yooka-Laylee, desarrollado por PlaytonicGames (grupo de artistas provenientes de Rare en la época del Nintendo 64), y publicado por Team17, para muchos el sucesor espiritual de Banjo-Kazooie, para otros un juego colorido de muchos chistes. Lo que sucede en ambos casos es diversión para rato, seis mundos repletos de cosas por hacer y la música genial hará que recuerdes esos tiempos de 64 bits.

DÚO DINÁMICO

Los personajes principales son un camaleón macho verde con rojo y un murciélago hembra, si aun no sientes la nostalgia creo que nada te hará mella, los dos personajes buscarán la manera de recuperar hojas de un libro especial a través de los mundos y de jefes extraños y simpáticos. Conforme avance nuestra aventura aprenderás habilidades que te ayudarán a pasar los niveles y derrotar a los jefes de mundo. Yooka que es el camaleón, es tranquilo, tiende a ser picaron pero relajado, Laylee por otra parte es una loquilla, siempre diciendo lo que se le da la gana y molestando incluso a su compañero verdoso. Juntos hacen el mejor equipo con el que te encariñas de inmediato.

¿POR QUE EL CAÑÓN ME MIRA CHISTOSO?

Uno de los aspectos que recordamos muy a menudo de Banjo-Kazooie, y que está muy presente en Yooka-Laylee, son los objetos que solo con un par de ojos cobran vida, desde un cañón hasta un refri con una actitud pinup. Hay plumas que tienes que recolectar que tienen ojitos, las hojas que recuperas también tienen ojitos y actitudes propias que te harán sonreír varias veces, vamos, hasta un pedazo de piedra con ojos tiene tanta actitud como un humano ¿Sientes la nostalgia del 64?

SER MALO ES BUENO…

Los enemigos en este juego son Capital B y el Dr Quack, dos personajes que te recordarán todavía más al juego Banjo-Kazooie, Capital B como su inicial lo indica es una abeja malhumorada con el aire de un CEO de empresa, Doctor Quack es una cabeza de pato en una máquina de chicles modificada para su uso. El plan de este par de viilanos es simple, robar los libros del mundo para obtener el monopolio con su novelizador 64 (¿Entienden?), aparte de los constantes roces con la cuarta pared los malvados en este juego te harán reír y pasar un buen rato. Hay un jefe que en lo personal me distrajo su nombre y por reírme me derroto, su nombre es I.N.E.P.T. En pocas palabras Yooka-Laylee es llamativo y divertido por dónde lo vean.

SEIS ES UN BUEN NÚMERO

Tribalstack Tropics, Glitterglaze Glacier, Moodymaze Marsh, Capital Cashino, Galleon Galaxy y Hivory Towers son los seis mapas en los que nos “pasearemos” mientras avanzarán en la historia, así que, regresaras repetidas veces por las páginas y tendrás esta aventura colorida.

INCREÍBLES HABILIDADES FÍSICAS

Aparte de que Yooka y Laylee obtienen habilidades conforme avanza el juego, algunas de ellas drenan una barra de energía, en vez de corazones tienes mariposas, misma mecánica cuando tienes que recuperar salud, comes mariposas. También existen transformaciones loquisimas para este dúo, que van desde una planta hasta un helicóptero. Es obvio que Laylee te permite volar, pero Yooka puede hacerse bolita y es Laylee quien lo impulsa corriendo encima de él, un par de lo más loquillo.

¿YOOKA-LAY64?

Los gráficos en el juego son bonitos y hasta llegan a ser infantiles, la música es uno de los mayores logros, siempre te recordara los juegos de 64. Un gran juego para chicos y grandes o chicos en cuerpos de grandes, varias sesiones de juego te lo garantizan.

Yo espero que haya continuación, sería de lo mejor ya que sin duda Yooka-Laylee ha sido una gran sorpresa y experiencia, es un título que merece ser expandido con más aventuras, villanos con mucha personalidad, personajes llenos de vida y este singular par de héroes. Así que esperemos tener noticias en un futuro. Mientras tanto no lo duden, Yooka-Laylee debe estar en su colección en cualquiera de sus plataformas: En PC, Linux, Mac, Windows, Playstation 4, Xbox One y Switch.