Antigraviator | Reseña

El mundo de las carreras futuristas se pondrá muy intenso con el lanzamiento para el 6 de junio de Antigraviator, un título desarrollado por Cybernetic Walrus y publicado en PC vía Steam por Iceberg Interactive que sin duda tiene que estar en su colección de juegos de competencias a altas velocidades.

CARRERAS ANTIGRAVEDAD NO APTAS PARA EPILÉPTICOS

Con ver el trailer de Antigraviator uno ya sabe que está ante un muy intenso juego de carreras en el que la velocidad no tiene límites y nuestra pericia con el control tiene que ser asombrosa. Dicho esto, este título de gráficos prácticamente asombrosos los dejará boquiabiertos desde el inicio de la partida. Que el tutorial no los engañe, pues Antigraviator los llevará por literalmente una montaña rusa de emociones con un perfecto estilo arcade que simplemente nos pedirá más y más sesiones de juego.

Dejando para después el apartado técnico y de arte, uno de los puntos más fuertes del juego es que no hay momento en que la jugabilidad no sea perfecta, uno puede maravillarse con un sistema de controles con el que, hasta el teclado es cómodo. Las naves en Antigraviator se controlan de forma sublime, sin dejar de lado una buena experiencia arcade que nos deja notar el peso de los vehículos, pero sólo lo suficiente para mantener la diversión a tope.

Otro detalle bastante genial es que además podemos hacer giros de izquierda o derecha, ya sea para derribar oponentes contra los muros, tomar con más agilidad una curva, o para deslizarnos justamente dónde está nuestra rampa de turbo para acelerar por unos breves segundos. De esta manera uno se percata que es indispensable aprenderse las pistas y lo que encontremos allí, desde rampas especiales, curvas peligrosas, trampas de rayos láser, rocas y unas cajas de energía que nos darán más velocidad, entre otras cosas.

Jugar Antigraviator es sumamente divertido, y a pesar de que puede ser algo complicado no chocar a tan altas velocidades, el juego se las arregla para tener una curva de aprendizaje sumamente amable con el jugador, ya que el gameplay siempre da emoción y sorpresas. Antigraviator es el clásico juego en dónde uno dice “una partida más y me retiro”.

UNA PRESENTACIÓN A LA ALTURA DE LOS GRANDES

Técnicamente Antigraviator es bastante bueno, comenzando por sus naves, estas muestran un gran detalle y alto número de polígonos; incluso podemos customizarlas mecánicamente, con alerones y piezas especiales, y también visualmente, con patrones de dibujo prediseñados y opciones para nosotros elegir los colores. Todo esto se logra ganando partidas en el campeonato, el cual está compuesto por varias clasificaciones de la más simple, hasta la más complicada, cada una con sus propias pistas en varios escenarios.

Hablando de escenarios, tenemos zonas de hielo, desiertos, pistas en el espacio, en una isla y en la ciudad; todo con un ambiente futurista, el diseño de los circuitos está lleno de imaginación, con tramos y curvas que desafían la gravedad y hasta algunas áreas abiertas que se dividen en un par de caminos. Asimismo cada pista presenta sus propias “trampas” que van desde rayos láser que tenemos que esquivar, inmensas llamas y hasta rocas que caen sobre la pista por alguna explosión. En Antigraviator no hay lugar para el aburrimiento o la monotonía.

Todo lo que vemos en pantalla tiene un nivel de texturas bastante cuidado, ya sea metal, roca, plantas, luces de neón o efectos de luz con atardeceres y algunos efectos climáticos, los circuitos lucen perfectos y competir en ellos es un deleite a la vista. El apartado artístico también es muy bueno, pues realmente nos transporta a lugares futuristas, con pistas bien diseñadas y compuestas de todo tipo de objetos, adornos, y gradas con público. Si son fans de juegos como F-Zero o Wipeout no pueden dudar en probar este.

VELOCIDAD ILIMITADA

Otro de los puntos de mayor importancia es que no tenemos límite de velocidad, simplemente podemos pisar una rampa de turbo, y luego activar el nuestro que hayamos ganado con los barriles de energía en la pista; cada que activamos el turbo o esta subida de velocidad la nave irá más y más rápido, hasta que prácticamente todo el entorno se desvanezca (por decirlo de una manera) y sólo seamos nosotros y los contrincantes.

Entre los tipos de carrera, esta el normal, uno con checkpoints, y otro de eliminación; asimismo contamos con single player, online y pantalla dividida, estos últimos muy divertidos, aunque la inteligencia artificial también tiene sus puntos positivos. En pocas palabras no importa si jugamos solos o con compañía, Antigraviator siempre nos dará una sesión de juego intensa y en la que las horas se nos pasarán como minutos.

No cabe duda que Antigraviator puede ser uno de los favoritos de los amantes de la velocidad y los juegos futuristas, desde sus gráficos, perfecta música tipo arcade, diseño de naves, pistas, y fluidez, el juego se las arregla para hacernos desear ya un anuncio de lanzamiento también para Playstation 4 y Xbox One, consolas en dónde también saldrá a la venta en algún momento.

Antigraviator es un título que de pronto, nos hace sentir como si nos encontráramos en una máquina arcade de esas que no podemos dejar de jugar.