Buscando… | Crítica

Buscando… no establece un nuevo criterio de cinematografía. Ya lo hemos visto en Eliminar Amigo (2014 / 2018), sin embargo, el productor Timur Bekmambetov, maneja las tomas desde celulares, televisores y computadoras de una forma magistral y que por mucho supera a las dos cintas antes mencionadas. Si no fuera por esta técnica de “screening”, este thriller/drama dirigido por Aneesh Chaganty, quizás nunca haya visto la luz.

La historia nos muestra la vida de una familia normal, mostrándonos el crecimiento de su hija Margot Kim (Michelle La) en función de la tecnología, desde que hizo su primer usuario en una Windows XP, cuando le dieron permisos de administrador, cuando inició Skype, hasta llegar a su edad más actual utilizando una Mac y FaceTime para todo. Por otro lado, tenemos a David Kim (John Cho), padre de Margot y ingeniero de Silicon Valley, quien en un abrir y cerrar de ojos, se ve desesperado por encontrar a su hija tras desaparecer. Después de buscar por su cuenta sin éxito, contacta a la policía, donde la investigadora voluntaria, Rosemary Vick (Debra Messing) le aconseja participar en la búsqueda, utilizando todas las tecnologías a su alcance, buscando en las redes sociales de Margot, su correo, todo, con tal de descubrir si alguien sabe algo de su hija, descubriendo así rasgos y secretos que le ocultaba.

Como menciono anteriormente, el truco de Buscando… es que toda la cinta se visualiza a través de pantallas de computadoras, pero no es como en Eliminar Amigo que solo escribían y buscaban, aquí para todo tienen diálogo, pero la perspectiva es siempre desde una pantalla donde nos muestran las actividades de David y Margot, sus vidas y hasta parte de los detalles de la muerte de su madre Pamela Nam Kim (Sara Sohn), volviendo esto un cliché sentimental de padre-hija.

Yo sé que pueden decir “qué aburrido ver solo una pantalla de computadora” pero es aquí donde entra la magia, ya que, si bien gran parte de la cinta está en la computadora mediante llamadas de FaceTime y iMessage, también tenemos otras vistas de cámaras de seguridad, hasta de televisiones, que nos da la capacidad de movernos con los protagonistas en tiempo real dándonos también la perspectiva del tiempo.

Al momento, no existe una regla cinematográfica de cómo realizar una película en “screening”, lo que la llevará al éxito o al fracaso es su narrativa visual. Cho, Messing y La son excelente actores, pero como es de esperarse, John Cho como protagonista, llevas la carga de mostrar una calidad distintiva de dramatizar el pensamiento racional de un padre bajo el temor de perder a su hija, siendo esta su única familiar directa. Buscando… como un thriller en live action, maneja la misma dinámica que cualquier episodio de “CSI” o “La Ley y El Orden”, pero lo que resulta fascinante de Buscando… es que, lograron impregnarnos de la esencia de los personajes, mostrándonos sus orígenes, quiénes son y por qué se comportan de esta manera.

El efecto principal de limitar a acción a pantallas es acelerar el ritmo de la narrativa, así como las computadoras aceleran el ritmo de trabajo/búsqueda. En vez de investigar en bibliotecas o agendas, utilizamos el buscador; en vez llamar por teléfono a todos, utilizaremos FaceTime para ver quienes son las personas y sus reacciones. Debido a que David Kim encuentra gran cantidad de información, el director Aneesh, logra simplificar la información de una clara e inequívoca manera.

La popularidad de Buscando… no será el blockbuster del año, ni nada, pero si nos muestra una nueva técnica de cine modestamente inteligente y fácilmente publicitada. Lo notable de Buscando… es su reflejo de la vida diaria y digital moderna, cosa que pocos cineastas logran realizar con el paso de los años.