Cenicienta | Crítica

Gussi Cinema trae a la pantalla grande la animación para toda la familia Cenicienta, llamada en su nombre original como Cinderella and the Secret Prince, se trata de una nueva aventura en la que Cenicienta, sus leales amigos y el Hada Madrina, lucharán contra la bruja malvada para tratar de eliminar un embrujo al príncipe, y quitar a un impostor del reino.

CENICIENTA SALVANDO EL DÍA

En esta nueva versión e historia del clásico personaje de la Cenicienta, conocemos a una mujer que ya no es la “damisela en peligro”, si no al contrario, es quien se encargará de salvar el día para rescatar al príncipe de un embrujo que lo ha transformado, alejándolo del palacio y dejando en su lugar a un impostor. Pero Cenicienta no está sola, y como es de esperar tendrá la ayuda de sus leales compañeros, así como del Hada Madrina. En esta aventura sin embargo, aún podemos encontrar elementos clave, como son las malvadas hermanastras, y la madrastra, así como el tan famoso anuncio del gran baile en el reino. Dicho esto cabe mencionar que esta no es una secuela de la historia más contada o famosa de la Cenicienta, si no un tipo de spin off, o nueva versión del cuento; una aventura infantil para toda la familia y sobre todo los más pequeños de la casa.

La nueva cinta animada entonces da un giro importante en la trama, pues aún manteniendo los elementos clásicos, da una buena sorpresa al mostrar que ya en el baile, Cenicienta se percata que el príncipe no es quien dice ser, y que el verdadero se encuentra presa de un terrible embrujo. Aquí es dónde la aventura nos lleva por otros caminos, en la que ella debe rescatar al príncipe en compañía de sus fieles amigos. La narrativa, comedia y acción de la cinta son adecuados para un público infantil, y la animación, así como las imágenes y diseños que presenta son bastante coloridos y llamativos, haciendo de la producción algo fácil de apreciar en la sala de cine.

Cenicienta es una buena película para toda la familia, el giro que da en su historia es entretenido y con un buen mensaje. Asimismo su duración es justa, casi unos noventa minutos, lo exacto para presentar su aventura, manteniendo siempre el hilo de la trama con situaciones divertidas y entretenidas. Si buscan una película para llevar a los más pequeños de la casa, no duden en checar su cine más cercano.