Criaturas Nocturnas | Crítica

Con tintes de misterio, drama, fantasía y algo de suspenso, Criaturas Nocturnas (Wildling), bajo la dirección y guión de Fritz Böhm y protagonizada por Liv Tyler, Brad Dourif, y Bel Powley, es una historia que a primeras cuentas parece entretenida o al menos llamativa, pero que al pasar los minutos va perdiendo la fuerza de su narrativa.

EL MUNDO DESDE UNA VENTANA

Con aires de dramatismo y mucho misterio, la premisa de Criaturas Nocturnas reside en el encierro de una joven desde su temprana edad en un sótano reforzado, ¿la razón? un hombre llamado Daddy le ha contado terribles y macabras historias acerca de unas criaturas sobrenaturales llamadas Wildling, o criaturas salvajes, que deambulan por la oscuridad y que han devorado a todos los niños, dejándola a ella como única sobreviviente.

De esta forma el film presenta una historia bastante tétrica que sin duda puede dar pie a muchas historias desde lo horrible hasta lo sumamente trágico y dramático, sin embargo Criaturas Nocturnas es una historia enfocada a lo sobrenatural, a las criaturas extrañas y la fantasía, jugando un poco con la transformación de la adolescencia y el horror, elementos que si bien pueden parecer llamativos a largo plazo no terminan de “cuajar” por decirlo de una forma.

Como han podido imaginar, la vida de Anna, protagonizada de manera perfecta por Bel Powley (se podría decir ella levanta el largometraje) nunca ha sido sencilla, por fortuna Ellen (Liv Tyler, quien también produce la cinta), la sheriff del pueblo rescata a Anna para tratar de que la chica logre una vida normal, en un mundo exterior visto y experimentado por primera vez, como dije, aquí la actuación de Powley es muy destacable, tanto así que logra sobrellevar y levantar la película para mantener de esta forma el interés por el público espectador.

LA TRANSFORMACIÓN

Como si de un cuento de horror se tratara Criaturas Nocturnas comienza con el pie derecho y poco a poco nos va metiendo en su mundo e historia de tintes fantásticos y algo de horror, las actuaciones del elenco a nivel general son buenas y la presentación como la banda sonora y la fotografía dan lugar a una cinta de drama y suspenso, lo cual está bien; la mala noticia es cuando la historia comienza a dar pasos más y más grandes, hasta que llega la hora de los efectos visuales, dejando así de pronto una cadena de eventos que casi se van desarrollando sin control, hacia un desenlace casi prematuro y que deja al espectador con deseos de haber tenido un mayor desarrollo. Aún así, Criaturas Nocturnas es una buena cinta para pasar el rato, aunque nunca entre por completo en el género del terror, o por el otro lado, del drama.

Si gustan de películas sobre historias extrañas, de criaturas desconocidas y cuentos de miedo, pueden darle una checada a Criaturas Nocturnas, sin embargo no esperen algo que les asombre completamente.