Cuando ellas quieren | Crítica

Diane, Sharon, Vivian, y Carol san sido amigas por más de cuatro décadas. Juntas, fundaron un club de lectura donde repasan y discuten los clásicos de la literatura, un día deciden leer “Cincuenta sombras de Grey”. Esto desencadenará una serie de situaciones que les harán cuestionarse la forma en que se han relacionado sentimentalmente.

Originalmente titulada “Book Club” Cuando ellas quieren es una comedia romántica estadounidense escrita por Erin Simms y Bill Holderman y es el el debut como director de Holderman. Es protagonizada por Diane Keaton, Jane Fonda, Candice Bergen, and Mary Steenburgen.

A simple vista se trata de una trama sencilla en la que mujeres en sus 60´s están redescubriendo las posibilidades de la sexualidad y el amor a su edad. A lo largo de la cinta veremos a nuestras cuatro protagonistas navegar con gracia, aunque cada quien de manera particular con los retos que se presentan en relación a los hijos, el matrimonio, el trabajo y las relaciones.

Inmediatamente llamó mi atención el elenco elegido para darle vida a este largometraje. Dotado de actrices galardonadas y con una bastante amplia carrera en el cine, las protagonistas hacen gala de su experiencia para entregar personajes entrañables con los que no puedes evitar simpatizar. Diane Keaton (“La última noche de Boris Grushenko”) es Diane, madre de dos hijas mayores, quien acaba de enviudar después de cuarenta años de matrimonio.

Es sobreprotegida por sus hijas, quienes la hacen sentir mucho mayor de lo que es en realidad. Pronto conocerá a un hombre de manera casual a quien se sentirá irremediablemente atraída. Jane Fonda (“Klute “) es Vivian, una exitosa empresaria quien se enorgullece de tener romances fugaces y sin consecuencias, pero cuya vida cambiará al encontrarse con un viejo gran amor de su juventud. Candice Bergen (“Murphy Brown”) es Sharon, una jueza federal que a pesar de llevar 18 divorciada sigue obsesionada con el fracaso de su primer matrimonio y se dedica a lamentarse de sí misma durante sus tiempos libres, con ayuda de sus amigas decide buscar citas online. La actriz Mary Steenburgen (“¿A quién ama Gilbert Grape?”) es Carol, una humanitaria chef quien luego de 35 años de matrimonio se enfrenta por primera vez con problemas de intimidad con su marido. Además de estas increíbles actrices, la cinta cuenta con la aparición estelar de Andy García (“El padrino III”), Don Johnson (“Miami Vice”), Richard Dreyfuss (“Tiburón”) y Craig T. Nelson (“Parenthood”) como los intereses amorosos de las protagonistas.

Creo que una de las cosas que hace esta cinta tan interesante, es el hecho de tomar como centro de la historia, la vida sexual y amorosa de cuatro mujeres de más de 60 años, haciéndolo de manera divertida e irónica pero sin caer en bromas de mal gusto, es necesario cierto balance que en mi opinión se manejó de manera estupenda. Aunado a esto está el hecho de que las protagonistas se salen un poco del molde de lo que se espera de las mujeres de su edad. Todas tienen carreras realizadas, son cultas y autosuficientes, de manera que el romance simplemente enriquece la experiencia de sus vidas, sin ser un condicionante.

Con 1 hora y 44 minutos de duración, Cuando ellas quieren salta entre las diferentes líneas que terminan de converger en las reuniones del club de lectura, las escenas brillantes muy propias las comedias románticas se combinan con canciones que ayudan a establecer el tono cómico. Además, los fanáticos del cine y la literatura podrán deleitarse encontrando las referencias ocultas aquí y allá.

Aunque la historia es un tanto predecible, el diálogo es muy divertido y la ejecución es la esperada de estas grandes leyendas del cine, ofreciendo como resultado una comedia encantadora sobre sobre el arte de envejecer con gracia y no dejar de vivir antes de tiempo. Aun con que es una historia muy simple que llega a caer en el cliché. Es un brillante “chick-flick” maduro que no deja a ningún espectador indiferente.

Cuando ellas quieren es una cinta refrescante. Con un sentido del humor muy ligero nos deja la sensación de que “todos necesitamos una historia de amor” La recomiendo ampliamente a aquellos que quieran pasar un rato super divertido y disfrutar de grandes actuaciones.