Dark Souls Remastered | Reseña

Bandai Namco y From Software lo hacen de nuevo, y nos mandan de regreso al reino de Lordran, esta vez para dejarnos una aventura totalmente remasterizada que no los dejará defraudados, ya sean nuevos jugadores, que apenas van conociendo la saga Souls, o por el contrario, gamers que han visto el típico mensaje de “Has muerto” cientos de veces desde el clásico y original Demon Souls, lanzado de forma exclusiva en Playstation 3.

DEL 2011 AL 2018, Y COMO SI NADA

Un buen juego es un buen juego sin importar el tiempo que pase, y Dark Souls Remastered refleja perfectamente esto; estamos ante una nueva versión, por decirlo de una forma, que sigue vigente como el ´primer día de su lanzamiento el 22 de septiembre de 2011, para las consolas de pasada generación.

Para comenzar y hablando de lo primero que salta a la vista es la gran nitidez gráfica del título, que por el momento se encuentra disponible en Playstation 4, Xbox One (1080p a 60fps) y PC vía Steam, además de verse mejorado en Playstation 4 Pro y Xbox One X, Dark Souls Remastered ahora funciona en 4K y 60fps en estas últimas consolas y por supuesto en la PC. Dicho esto y refiriéndonos a la jugabilidad las cosas van por un camino excelente, con una fluidez total el 100% del tiempo prácticamente, sobre todo en zonas que en la pasada generación costaba un poco de trabajo; ahora y en esta remasterización, nunca tendremos momentos de torpeza por caída de frames ni nada por el estilo, y no por esto digo que el juego sea más sencillo. No, Dark Souls sigue teniendo el estandarte como uno de los juegos más desafiantes, cosa que es de agradecer para todos los que buscamos un buen reto.

Como dije los visuales son mucho más nítidos y detallados, en sí, muchas texturas presentan mejores acabados, y la iluminación ha sufrido un ligero cambio para bien. Los escenarios como cuevas y pasadizos tienen una mayor profundidad y reflejan una ambientación impecable para el tipo de producto que tenemos (un remaster); asimismo las armaduras en general gozan de mayor detalle, así que todo en este apartado es realmente destacable. Si ya a nivel artístico Dark Souls era bastante bueno, ahora esta versión remasterizada cumple con una mayor nota gracias también a la animación de elementos en los niveles donde nos encontremos, cosa que brinda de mayor inmersión al juego.

Si ya de por sí Dark Souls Remastered es una aventura realmente complicada, ahora imaginen que entre las mejoras encontremos hasta 6 personas online para un cooperativo, o por el contrario, un modo PvP de 3 vs 3 jugadores, donde entre otras cosas, podremos poner una contraseña para jugar en calma con nuestros amigos, todo esto obviamente luego de acabar con el infame caballero Artorias. Con estas opciones y los servidores dedicados echarse unas partidas puede llegara ser bastante emocionante, y además teniendo la opción de que otros gamers invadan nuestra partida. Finalmente y como es de esperar en al saga regresa el super esencial New Game +, para volver a la historia manteniendo nuestras mejoras. Porque asumámoslo, si tienen Dark Souls, es porque les gusta sufrir, y si les gusta sufrir, es claro que no lo pasarán sólo una vez.

NUEVOS GAMERS O GAMERS CONOCEDORES. NO IMPORTA

Dark Souls Remastered es la prueba de que un buen juego siempre lo és. Y en el presente caso incluso nos da el perfecto pretexto para comprarlo de nuevo y rememorar su historia. Todos los elementos del juego han sido trabajados de una manera muy cuidada, y aunque no estamos ante un “reboot” o lavado completo de cara, la remasterización es más que suficiente para mejorar los acabados y detalles que originalmente ya eran geniales. Además la jugabilidad es la clásica que todos conocemos de su saga Souls, y a esto se añade el nivel de dificultad que tanto nos agrada, en el que estaremos muriendo una y otra, y otra, y otra vez, pero siempre asegurando que volveremos a por más, y es que en lo personal es lo que siento que mejor funciona en todos los títulos de esta saga; que no importa cuantas veces intentemos una sección, o derrotar uno, o a varios enemigos, seguimos volviendo gracias a una jugabilidad perfecta y la construcción de un mundo que deseamos conocer, investigar, explorar y por decir, revivir continuamente.

Sin duda la magia de Dark Souls sigue viva aún después de los años, haciéndonos recordar que aún existen grandes juegos dignos de nuestra inversión de tiempo. Si nunca han jugado un Souls, o apenas conocen la tercera entrega, o en su defecto el impresionante Bloodborne, entonces no pueden dejar pasar este. Y si son ya experimentados jugadores con cayos en el alma desde Demon Souls, entonces tampoco pueden dejar pasar esta oportunidad de revivirlo perfectamente. Ahora lo último que nos toca desear, es tener próximamente la fecha de lanzamiento para Nintendo Switch.