El club de los insomnes | Crítica

Santiago pasa sus madrugadas de insomnio visitando a Dany, una joven cajera en un súper de 24 horas, entre juegos y visitantes de la noche, ambos tratan de dar sentido a los problemas que los aquejan hasta la llegada de Estela, la nueva integrante de su club.

“El club de los insomnes” también referida en ocasiones como “El refugio de los insomnes” es el primer largometraje en que Joseduardo Giordano y Sergio Goyri Jr, se estrenan como guionistas y directores. Se trata de una tragicomedia mexicana que gira en torno a la amistad que surge entre un oficinista con insomnio, una aspirante a fotógrafa que trabaja en una tienda de conveniencia y una veterinaria con depresión, cuando sus vidas se cruzan en una pequeña tienda de la ciudad de México. Cuenta con las actuaciones de Alejandra Ambrosi, Fernando Becerril y Cassandra Ciangherotti.

Santiago, (Fernando Becerril) es el protagonista de la historia, un hombre que a causa de una pesadilla recurrente lleva ya varios meses sin dormir, lo que provoca un detrimento importante en su calidad de vida, por lo que suele pasar las noches en escapando a una tienda de 24 horas en busca de compañía. Daniela (Cassandra Ciangherotti) es una joven aspirante a fotógrafa que es encargada del súper en el turno nocturno. Está trabajando en un proyecto titulado “Las criaturas de la noche” donde se dedica a fotografiar “clientes distinguidos” es decir, personas fuera de lo común que acuden a comprar. Esto con el fin de ganar una beca y entrar a una escuela de fotografía en Guadalajara. Finalmente, Estela (Alejandra Ambrosi) es una tímida veterinaria que recién se enteró que está embarazada pero que para su desgracia, está siendo ignorada por su pareja. Esto la tiene muy nerviosa e incapaz de conciliar el sueño, es fumadora y tiene una especial inclinación a tomar pequeños refrescos en botellas de vidrio.

Aunque estos tres personajes conforman de alguna manera “el club” es clara la jerarquía en cuestión de relevancia en la trama. El protagonista es Santiago, incluso la primera escena corresponde a su pesadilla, que es recurrente no sólo para él si no también para el espectador, pues a lo largo de la cinta volvemos en repetidas ocasiones al mismo escenario, aunque con cambios en los elementos que lo componen. Por este medio, la audiencia es capaz de intuir el estado mental y sentimental de Santiago. Además podemos verlo interactuar con su pareja y en el trabajo. En segundo lugar viene Estela, a quien podemos observar en el trayecto a su clínica y trabajando con Fiona, una perrita con quien siente una conexión especial pues ella también está embarazada, por último tenemos a Daniela, a quien lamentablemente sólo existe en el solo el contexto de la tienda, convirtiéndola en una especie de “plot device” que solo sirve para reunir a Estela y Daniel y hacerlos notar la profundidad de sus problemas.

Algo que me gustaría resaltar es el hecho de que la cinta escapa bastante de los clichés a los que nos tiene acostumbrado el cine mexicano de los últimos años. La comedia fluye de manera natural, que considero, es la principal característica de este film. El guión, está dotado de intercambios simples pero de gran efectividad. Gran parte del peso de las escenas recae en el lenguaje corporal, algo que se vuelve importante conforme avanza la trama pues los personajes irán sintiendo cada vez más los estragos de su ausencia de sueño y con ello también el peso de sus decisiones y su incapacidad de avanzar, que es un elemento que comparten los tres personajes principales. La química entre ellos es clave para transmitir la historia y conectar con la audiencia, cosa que los actores hacen estupendamente. Los personajes principales son complejos pero bien aterrizados. Mención especial al personaje de Dany, a quien encontré especialmente encantadora y familiar.

“El club de los insomnes” es una cinta sobre aquellos que se sienten atrapados, sea por la rutina, una situación desesperada o el miedo, pero dotada con un toque de humor agridulce que te mantendrá entretenido en sus 84 minutos de duración. No te pierdas esta cinta en tu complejo de cine favorito a partir de este 15 de junio.