Escalofrios 2 – Una Noche Embrujada | Crítica

Película basada en los libros de Goosebumps, del género terror infantil, ahora para ésta propuesta relata la noche de halloween que pretende quedarse por la eternidad, Slappy nuestro muñequito mimado, regresa a la pantalla grande más que tenebroso, muy divertido; en búsqueda de darle un final al postergado manuscrito del escritor R. L Stine (Jack Black) frustrado e impertinente.

La historia regresa a Wardenclyffe, centrándose en los pequeños emprendedores “Hermanos Chatarra” Sonny (Jeremy Ray) & Sam (Caleel Harris) que recién comienzan su mercadeo de compra de productos y artículos usados, reciben una llamada misteriosa que requiere de sus servicios. En donde se encuentran con la sorpresiva aparición carismática de Slappy en aquella casa abandonada que promete “lo que es basura para uno, es oro para otro”.

El desarrollo de la narrativa nos lleva a la entretenida forma de subir y bajar el humor entre su ficción del terror y la comedia. Sí es predecible su clímax y desenlace además que la introducción es un tanto aletargada pero conforme avanza puedes digerirla bastante cómodo porque como mencioné es muy divertida en los sucesos.

Los efectos especiales son increíbles, hay monstruos, brujas, calabazas parlantes, jinete con cabeza de fuego, momias, fantasmas, y una gran variedad en multitud halloweenesca; sobretodo Slappy es un personaje donde casi no se distingue entre la animación y marioneta real, me gustó mucho sus líneas junto a sus poderes mágicos, aunque es muy triste su misión como personaje, ya que el centro de su conflicto es encontrar la incondicional muestra de afecto, cariño y comprensión, que tampoco es objeto del film, no obstante, es notorio los problemas de atención que tiene dicho muñeco.

De pronto pareciera un capítulo extenso de la serie por lo simple que incurre a la trascendencia de cada misión como personaje; por ejemplo, la hermana mayor de Sonny se encuentra estancada para escribir una aplicación a la Universidad donde tiene que expresarse como seguir adelante a pesar de los miedos e inseguridades, sinceramente parece básica por la manera en la que se presentan sus adversidades como personas de clase que sus límites son más emocionales que de poder adquisitivo, y aunque el dinero no les paga la felicidad, al menos después del trauma seguro podrían ir a terapia.

De mis escenas favoritas es la referencia a Nikola Tesla así también del cómo el avance tecnológico se adecua a nuestra época con su ingenioso aporte a la sociedad.

Me gusta mucho las decoraciones y los elementos escenográficos que ambientan la costumbre al derroche por representar cada interpretación de dicha festividad, y aunque no se muestra tradicional, cada vez noto un esfuerzo grandísimo del mercado.

Escalofríos 2 – Una Noche Embrujada, dirigida por Ari Sandel, sencillamente es muy recomendable si en la niñez disfrutabas de la serie televisiva o incluso leíste los libros, no puedes dejar pasar verla aunque la primera no la hayas visto, no hay hilo entre cada una, y si desconoces como las nuevas generaciones, esta es la oportunidad de conocer Escalofríos. Es para toda la familia apta para quienes gozamos de la imaginación para esta víspera de hechicería.