Fox n’ Forests | Reseña

Desarrollado por Bonus Level Entertainment y publicado por EuroVideo, Fox n’ Forests es un juego multiplataforma para Switch, Playsattion 4, Xbox One y PC vía Steam con un estilo retro en todos los sentidos, mayormente positivos, que reanimaran la llama nostálgica de los jugadores noventeros y llamaran la atención de los más recientes.

Había una vez un zorro llamado Rick (porque los nombres peculiares y extraordinarios no causan click), que es contratado para salvar el mundo (si contratado, porque lo hará a cambio de riquezas y comida), por un ave llamada Patty y el árbol de la temporada, que es algo así como un Ent muy sabio y colorido. A partir de aquí debe recuperar las cuatro piezas de corteza mágica y juntar semillas mágicas, para avanzar las temporadas y digamos que salvar a la naturaleza y con esto el mundo.

Lo más divertido e interesante de Rick es que realmente no es el héroe bondadoso que se retrata en juegos de este tipo (fantasía animada, para todas las edades), más bien es como el personaje segundón que acompaña al héroe en otro tipo de historias, el que es genial, fuerte y aventurero, pero no logra ser el líder por su dudosa moral y acciones controversiales (por ejemplo Han Solo, o Rafael de TMNT), aunque al final claro que hace el bien y todo termina en alegría.

Fox n’ Forests es un juego de plataforma 2d en estilo retro de 16-bit, que ofrece todo lo que se puede esperar del género. Niveles medianos, saltos, ataques, enemigos por área, zonas secretas, items, jefes gigantes, etc. Además de un sistema de desbloqueo de habilidades, magias, y movimientos; que se van desbloqueando conforme se acumula dinero y cristales. Esto lleva a bastante rejugabilidad, puesto que conforme se mejora al personaje, se consigue acceder a zonas distintas dentro de los niveles, para encontrar tesoros sobretodo.

Los gráficos en 16-bit son preciosos. Los detalles abundan no solo en los personajes, sino también en los escenarios, fondos, e items, la animación también es buena, y hay una sinergia muy agradable entre todos los aspectos visuales a través del título, a pesar de la diferencia entre niveles (bosques en diferentes temporadas o situaciones, castillos, cuevas, etc), un punto que en varias ocasiones rompe con la línea de algunos juegos, y aquí se mantiene en todo momento.

El aspecto más llamativo del juego es la capacidad de manipular las temporadas, como una habilidad del personaje, lo que se convierte en parte de la mecánica para superar los niveles y enemigos. También ayuda a mantener un grado de frescura al estar limpiando cada área para acceder a zonas restringidas por alguna otra habilidad (como un tipo de flecha, o doble salto en niveles iniciales) , puesto que hasta un punto resulta algo tedioso de hacer.

Y pienso es el primero de los únicos dos puntos negativos de Fox n’ Forests. Primero el hecho de que el jugador sea “obligado” a rejugar niveles para poder avanzar (al igual que en juegos de RPG que es obligado a levelear, mecánica que he detestado desde el Big Bang), en lugar de hacerlo por placer. El segundo es el control.. Si, el juego es retro, pero eso no significa que también represente los fallos de la época, y es que en varias ocasiones, la movilidad del personaje y el tiempo para ejecutar el “cambio de temporada” resultan en contra del jugador, y lo único que hace tolerable la situación es el hecho de contar con oportunidades infinitas para superar el juego.

La música por su parte es agradable y algo memorable, aunque el audio durante los diálogos llega a ser casi ausente y la situación se vuelve un tanto fastidiosa. Da la sensación de faltar algo, por lo menos un “bidi bidi bobobo” o algún sonido que represente la voz de los personajes durante sus largas conversaciones. Aún así, puede que eso solo sea una carga de desesperación y angustia personal al jugar.

Por último, aunque en años recientes el PC gaming ha tenido un gran empuje debido a la plataforma de Steam (alabado sea Valve), siguen siendo relativamente pocos los títulos que se publican para Linux y Mac, y este es uno de ellos, por lo que le doy un plus a sus desarrolladores y las gracias, por tomar en cuenta sistemas aparte de Windows, a sus usuarios, y ayudar a que crezca el catálogo gamer para quienes solo utilizan alguna de estas opciones.

En general Fox n’ Forests es un juego que no me parece retro por completo, y eso es un acierto muy grande, porque excepto por pequeños detalles técnicos, se siente como un verdadero título de la época del SNES y Mega Drive. La sensación al jugarlo supera en ese aspecto a otros juegos que se quedan en la nostalgia y el homenaje, en cambio se siente como un cartucho encontrado y desempolvado del closet. Un tesoro olvidado o guardado, esperando ser jugado de nuevo.