Guacamelee! 2 | Reseña

Nunca imaginé que DrinkBox Studios fuera a hacer una secuela de Guacamelee!, el juego que sin duda está en mis tres favoritos de PlayStation Vita, y sobre todo porque la historia -en realidad tiene dos finales- es concluyente y no daría pie a una continuación pero sí, los muchachos decidieron ir a todas las fuentes posibles y armarse un relato más para Juan Aguacate pero ahora con un giro inesperado. Mi reseña tratará de no aventar spoilers, pero sí embarrarles tantísimo guacamole como sea posible ponerle a un buen taco de chicharrón con salsa.

ME SALIÓ PANZA DE TANTA TELEVISIÓN QUE VI

Guacamelee! 2 empieza varios años después del final secreto de la primera entrega, como recordarán en el desenlace original Juan decide quedarse en el reino de los muertos con su amada, pero en el alternativo y real que se obtiene después de conseguir los orbes, Juan revive a la hija del Presidente y se casan en el mundo de los vivos para ser felices por los siglos de los siglos. Partiendo de ahí, la segunda parte retrata a un Juan viviendo felizmente con su esposa, dos hijos y una panza de chelero impresionante, esto debido a que ya no funge como el luchador maravilloso y valiente que conociéramos. Es ahí donde se desenvuelve la historia del nuevo villano, Salvador, quien se ayuda de otros tan extraños como peculiares, todo para conseguir un brebaje mágico que lo hará el más poderoso del Mexiverso -el multiverso pero en versión mexicana-, y es precisamente un delicioso guacamole, quizá el aderezo más suculento del planeta tierra. Lo demás es obvio y no necesita tanta explicación, pues ahí viene la participación del más grande luchador que Pueblucho haya visto, Juan Aguacate.

DrinkBox pensó seriamente en una continuación mucho más original, una donde los guiños fueran representados de manera más entretenida y en forma hasta de burla, sobre todo porque agarran pedazos de aquí, pedazos de allá, inspiraciones de cómics, del mismo juego, de otros juegos independientes y películas, y terminan por hacer una mezcla de easter eggs tan grande que sería imposible señalar todos, pero conforme van tomando sentido y son más notorios, terminan por arrancar una carcajada o un asombro monumental, esa es la maravilla en Guacamelee! 2 sin demeritar la historia tan loca y sin sentido pero con cantidades industriales de genialidad.

Guacamelee! 2 es Guacamelee! pero con mucho más guacamole, totopos y salsa, pero ahora le agregan otras dimensiones como tacos, tostadas, pambazos y un extra de mole. Guacamelee! 2 contiene mapas aumentados en tamaño aunque respetan el estilo Metroidvania gariboleado y a veces confuso del original, pero como repito, es más amplio y agrega ciertos elementos que hacen homenaje a otros juegos y que no solo forman parte del decorado, sino que tienen una función específica y añaden su granito de arena a la historia y jugabilidad. La descripción culinaria que sirve como analogía para los agregados en Guacamelee! 2, hacen referencia precisamente a que Juan ya no está tan solo y en esto DrinkBox recibe un reconocimiento mayor, pues ya no solo es Tostada y el viejito quienes están de su lado activamente, han agregado este Mexiverso que trae muchas ayudas de todos lados y que serán sorpresas increíbles a lo largo del desarrollo del juego.

Recordemos que Guacamelee! ya era un título que iba creciendo en habilidades conforme la historia se desenvolvía, por lo que cada cierto tiempo recuperaremos más poderes de los originales pero también enfrentaremos retos de cofres de los cuales las experiencias pasadas no servirán para nada, y eso es lo bello de Guacamelee! 2, que utiliza la misma fórmula pero con variables diferentes o modificadas, añadiendo muchísima frescura a su presentación, misma que se ve mejorada por el nuevo motor de gráficos que hacen más nítido el render de las texturas, enemigos, efectos y escenarios, algo así como que el molcajete con el que la salsa se hizo es de piedra finísima.

Guacamelee! 2 se vuelve a concentrar en la jugabilidad, en la exploración de los inmensos mapas -¿Creían que antes estaban grandes? Ahora son en verdad enormes-, en la obtención de poderes, en los memes y en la idiosincrasia mexicana, básicamente hablamos de que Guacamelee! 2 es un homenaje rediseñado de Guacamelee! y con ideas que antes no supieron/quisieron/debieron explotar, y hoy pueden darse el lujo de ofrecer un juego con más arrojo que antes, con más atrevimiento y se nota a leguas que ahora traen al mercado un juego más pulido y desbordante de compromiso con la diversión en su más pura expresión. Es por eso que la jugabilidad reparte patadas con el pollo recargado, al cual es posible usarlo de maneras que antes ni nos imaginábamos -quizá DrinkBox sí-, y con un papel más protagónico y luchador a comparación de la primera entrega, esto sumado al nuevo sistema de crecimiento con el que es imposible confundirse en cuanto a las capacidades de Juan, ya que cuenta con entrenadores y un árbol de habilidades que se van desbloqueando conforme ganamos oros y aplicamos ciertas llaves, golpes y patadas, obligándonos a ser más duchos en el uso del luchador. Definitivamente se volverán locos con tantos combinaciones de botones para obtener el 100% de exploración en todos los mapas.

VEREDICTO

Sería extraño que no supieran qué calificación le voy a dar a Guacamelee! 2, así que les confirmo un 10 perfecto, o en este caso un 5/5; resumiendo mi defensa de la puntuación es que DrinkBox Studios no se anduvo con rodeos ni apostó por la fórmula segura, sino que tomó lo que ya todos los fanáticos conocíamos y le agregó lo que hubiéramos querido desde la primera aventura y la forró de una historia sumamente atractiva, burlona, divertida y muy congruente con el tema de los posibles universos paralelos que tanto se ha tocado últimamente a nivel científico y hasta de historietas.

5/5 es efectivamente la calificación de Guacamelee! 2, porque es un juego que no aburre, no desespera al punto de odiarlo, pero tampoco regala el avance tan fácilmente. 5/5 porque es perfecto para olvidarnos del mundo exterior y convencernos de que somos un luchador enmascarado y con poderes inimaginables y con nombres absurdamente originales, y aún más se gana el mote de “perfecto” porque no he tocado los juegos AAA que arrasarán con los premios del 2018, solo porque estoy en busca del Platino en este.

Guacamelee! 2 es una ganga por los 19.99 dólares que cuesta, y es también un homenaje tan hermoso a nuestra cultura mexicana, que dan ganas de abrazar a este estudio canadiense que toma nuestras tradiciones y las hace mucho más pícaras de lo que se nos haya ocurrido, siempre manejándose en la línea del respeto. Vayamos pues a limpiar esos mapas del mejor juego independiente del año, mientras hago un llamado a DrinkBox Studios para decirles: Guacamelee! 3 no debería estar en tela de juicio, lo espero con ansias y con la ilusión de ser sorprendido nuevamente y de manera descomunal.