Hitman 2 | Reseña

No saben el problemón que se armó con el editor en jefe y también con el RP cuando les envié la reseña de Hitman -el anterior- con modificaciones tales como cambiar el nombre a Hitman 2 cada que aparecía “Hitman”, cambiar las locaciones originales con las que aparecen en el nuevo y otras más que casi ni se notaban, y quise entregar así la reseña para esta segunda entrega a modo de replicar lo que Square Enix hizo ahora, un “Copy & Paste” nada más con mapas diferentes. La reseña no se queda ahí por lo que los invito a leerla y no, no es la misma del año pasado.

PÓNGANLE EL 2 POR FAVOR NADA MÁS

La edición de Hitman la jugué en PlayStation 4, en esta ocasión tuvimos la oportunidad de probar Hitman 2 en Xbox One y déjenme decirles que gráficamente no ha habido mucho cambio, y hablo de este tema antes que nada porque sé que muchos buscan un salto en este departamento pero por desgracia seré portador de malas noticias anunciándoles que no, no hay una diferencia notoria y para mala suerte encontramos con que los menús y el HUB no sufrieron cambios perceptibles, con lo que la parte gráfica no puede ser tomada en cuenta para hacerse una idea clara y concisa para comprar el juego. Lástima, porque esperaríamos un detalle mucho mayor después de que el mero inicio del juego resulta impactante por las olas del mar, así como por el escenario donde se libra la primer batalla.

Para los nuevos en Hitman -dudo que sean muchos-, en esta segunda entrega encontraremos básicamente la misma mecánica de juego consistente en que nos dejen en un lugar específico con la intención de neutralizar un objetivo generalmente humano, nos dan N-mil recomendaciones así como ciertas pistas de lo que podríamos usar para cumplir la meta, nos muestran fotos y videos e incluso a veces si ponen mucha atención, recibiremos la clave para que el asesinato sea lo más limpio posible. La gran ventaja de Hitman 2 para los que les guste mucho completar los logros, es que pueden repetir decenas de veces la escena y siempre el comportamiento será el mismo, a excepción claro cuando ustedes accionen diferente, sin embargo el meollo del asunto está en que sus movimientos siempre serán notados por todos, así que no esperen resultados iguales si provocan el mínimo cambio como esperar más tiempo, toparse con algún miembro de seguridad, permitir ser visto en algún lugar prohibido y esas cosas, aunque siempre podrán hacer uso de la herramienta de guardado, permitiéndoles que las regadas de tepache no sean definitorias.

Todas las misiones tienen varias aproximaciones, varias maneras de ser terminadas y no es necesario siempre el sigilo, por fortuna la muerte es la manera en que fracasarán pero no se fíen de esto, porque será posible salir perdedor en caso de un escape exitoso por parte del objetivo. Mi mejor consejo es aprender de los errores y repetir una y otra vez para conseguir los logros adicionales que si bien no depende de ellos para ganar, sí para recibir puntos extras. Entre más posibilidades haya de llevar a cabo la misión, más diversión tendrán gracias a que no siempre serán el Agente 47, sino que habrá la posibilidad de afrontar la situación como mesero, guardia, repartidor, policía… en fin, todos los disfraces que puedan encontrarse.

SEAN BEAN SE MUERE SIEMPRE, ME CANSO GANSO

Diría nuestro gran pluma blanca cabecita de algodón, Sean Bean sí se muere siempre a donde quiera que salga, ya sean películas o videojuegos o series, e incluso yo creo que si saliera en un comercial de servicios fúnebres, él sería el modelo del muertito, y Hitman 2 no es la excepción pues aparece en el capítulo especial llamado “The Undying” -el sarcasmo a todo lo que da-, mismo que es bastante especial por dos cosas: es complicado y solo lo puedes hacer una vez, si fallas entonces se acabó y ahí se queda Sean Bean, vivo como casi nunca.

Este tipo de contratos son buenos por la presión de no errar, y déjenme decirles que es muy sencillo equivocarse por todas las personas y objetos a nuestro alrededor, el problema es que su modo “Hardcore” es lo que podría hacer que nos quejemos, pero es cuestión de cada quién y de la pericia de cada uno. Mi recomendación es enfrentar este contrato hasta que hallamos terminado el juego o nuestro nivel sea realmente alto, pues no será nada fácil completar la profecía de Bean en toda su existencia: morir siempre.

AGRÉGALE MAPAS Y YA TIENES UN HITMAN FLAMANTE, Y UN VEREDICTO

No me estoy quejando del paquete que es Hitman 2, sinceramente puedo calificarlo como un gran juego que cuenta con mucha rejugabilidad, que vale su precio y nos proporciona cantidad tremenda de horas para divertirse ya sea con sigilo o sacando las armas y llenando los recintos de plomo, el problema reside directamente en que el verdadero trabajo de Square Enix fue en los mapas y la planeación de su objetivo, pues incluso la misión de entrenamiento es la misma de Hitman, donde una fiesta en un barco es el ensayo perfecto para aprender a jugarlo, lo cual no nos agradó nada ya que implica ahora sí un literal “Copy & Paste”.

Palabras sobran con Hitman 2, honestamente estamos hablando de un juego que bien pudo ser un DLC grandote, pero si son amantes del agente calvo, es una buena elección para intentar acabar los contratos en todas las formas posibles, ya sea con un tiro en la sien, o envenenando las galletitas del café. Sea como sea, ustedes deciden si se inclinan por un juego que implica solamente más contratos sin cambios verdaderamente notorios.

Nosotros sí queremos sacar todos los logros.