La noche del demonio 4: La última llave | Crítica

El terror, uno de los géneros más maravillosos para trabajar, en cualquiera de sus formas, cine, literatura o hasta teatro, pero al mismo tiempo el más complicado para generar un producto final que te deje con sentimientos de ansiedad, nerviosismo, o miedo y no sólo esos sustos burdos y predecibles, es el que se intenta plasmar en esta nueva cinta ¿lo logró? les comento a continuación. Insidious o La noche del demonio conocida en habla hispana, es una saga que comenzó en el año 2010 y que este año llega a su cuarta entrega.

LA ÚLTIMA LLAVE

La noche del demonio 4: La última llave, busca cerrar un poco la historia de Elise Reiner, que junto con su equipo de trabajo un tanto extraño, Specs y Tucker son llamados por un hombre pidiendo ayuda para deshacerse de un ente que lo está atormentando, Elise no tenía problema en ayudar a este hombre, solo que al enterarse del domicilio de los hechos toca fibras en ella, por qué es en la antigua casa donde vivía con su familia y hechos bastantes traumatizantes sucedieron.

Es así como Elise podrá cerrar estos temores y traumas de sus niñez, al ayudar a este hombre, y además, también aclarará muchas dudas sobre su familia y el porqué pasaron las cosas que terminaron en tragedia.

MIEDO SIN SENTIDO

En un principio La noche del demonio 4: La última llave, se siente como una película seria, con escenas presentadas en este sentido, aunque los sustos son baratos como en muchas otras películas de éste tipo; se puede percibir una seriedad en el guión y la trama, solo que esto no dura mucho, ya que como a la segunda mitad de la cinta, pierde mucho sentido, acompañado de la personalidad de Elise y su equipo, se siente por momentos que estas viendo un capítulo de Scooby Doo, con chistes malos y situaciones incómodas que rompen completamente con el estilo de terror.

Los clichés no dejan de caer por todos lados, entiendo que aparezcan uno o dos de vez en cuando, funcionan si se aplican de manera correcta, pero aquí en La noche del demonio 4: La última llave, cansan pues son interminables, en específico una escena ya casi al final, qué no pienso escribir a detalle pero que les puedo asegurar que hará que pongan cara de hartazgo, ya que es ridícula, y completamente fuera de lugar.

SIN PIES NI CABEZA

Algo bastante importante en una película es el guión y que este sea manejado de forma impecable para que tus espectadores no pierdan detalle de nada, que sigan la historia que están tratando de explicar; puede tener ciertos huecos argumentales, pero mientras no se pierda el sentido original no debería haber problema, a lo que voy con esto, es que en La noche del demonio 4: La última llave el guión está completamente enredado, se cierran escenas y comienzan otras sin aterrizar bien las ideas o situaciones, uno como espectador se queda con sentimientos de duda.

La cinta pierde constantemente continuidad, deja muchas dudas sobre por qué un personaje decidió hacer algo, o por qué entra en escena, así que no esperen algo serio, pues es una mezcolanza de situaciones y acciones que no llevan a nada, más que a sonidos bruscos y tomas bastante predecibles.

CONCLUSIÓN

La noche del demonio 4: La última llave, es un churro cinematográfico que no aporta nada más que duda sobre duda, rompiendo sentimientos de terror con diálogos “chistosos” y acciones incómodas, los personajes son presentados como un grupo detectivesco tipo caricatura, la historia está llena de clichés, que no se termina de entender ya que a cada momento cambia de situaciones sin aclarar las anteriores, y para rematar tiene uno de los finales más ridículos que he visto en mi vida en una cinta de terror.

La noche del demonio 4: La última llave llega a las salas de cine sin ninguna intención, en temporadas bajas y que obviamente se sabe que no entrega un producto digno en la saga y el género que maneja.