Madden NFL 19 | Reseña

Les suena la frase “The same but different, but still the same”? Bueno, podría resumir al Madden NFL 19 con esta expresión, pero sería comportarme mal e incluso injusto con la franquicia que como cada año repito, ha dejado de ser un juego para convertirse en una simulación, pero que entrega con entrega pule con mayor ahínco pequeños detalles que se sienten sustanciales para los que le hallamos a este hermoso deporte. Aquí les tenemos la reseña después de haber destrozado mis nervios un partido seguido del otro.

EXPERIENCIA, ESTO ES DE EXPERIENCIA

Usaré los dos conceptos con los que se puede definir la palabra “experiencia”. Madden NFL 19 hace uso de todas las herramientas visuales, auditivas, técnicas y de conocimiento profundo del juego del fútbol americano, para llevarnos una experiencia cada vez más profunda dentro y fuera de la cancha, quiero decir que jugar Madden NFL 19 ha dejado de ser una práctica casual desde hace mucho tiempo y hoy en día utiliza la experiencia que tienen en el mercado para abofetear al usuario con una cantidad abrumadora de opciones para que el tiempo en la cancha sea incluso menor que el usado en la oficina. Con “la oficina” me refiero a los menús donde manejamos a nuestro equipo, ya sea el MUT o el modo Franquicia, ambos que se catapultan como los verdaderos consumidores de tiempo si es que no están tan casados con jugar en línea o no desean adentrarse en el modo historia, Longshot, del cual ya hablaremos más tarde.

Madden NFL 19 presume nuevamente una oficina llena de papeles, estadísticas, números, contratos, decisiones y más decisiones, decisiones, también decisiones y para finalizar, una serie de decisiones que de ser llevadas a cabo con la seriedad meritoria, podrán dominar el partido desde el palco. Recordar que los partidos se ganan en el campo de entrenamiento, y esto no podría ser más cierto con Madden NFL 19 y su clásica modalidad de preparar encuentros mejorando las habilidades de los jugadores con menos atributos, y aquí es donde reside ese olfato de coach tan necesario hoy más que nunca en la franquicia.

Madden NFL 19 hace completo caso a esta regla de ganar en los entrenamientos, pero también transporta la experiencia a la oficina, donde una serie de cambios de jugadores, re-acomodos, estrategias y decisiones -TODO EL TIEMPO DEBERÁN DECIDIR, NO ES MI CULPA- harán que el partido sea mucho más sencillo si es que así se le puede llamar, porque a la hora de los golpes, pases y corridas, el factor humano es tan determinante que en ocasiones será frustrante el desempeño y desarrollo de los atletas, con lo que será inminente el uso de la experiencia para salir avante y poner puntos en el marcador, situación que hace de la experiencia en Madden NFL 19 uno de las más gratificantes y absurdamente completa y maravillosa. Ven cómo use ambas definiciones en la frase? Me quedó padre.

Para terminar con esto de la experiencia que es jugar Madden NFL 19, debo recalcar y subrayar enérgicamente los detalles de la presentación, el estadio, público, línea lateral, festejos y los elementos del estadio que hacen de anotar o generar una jugada importante, algo motivador para seguir jugando con la intención de ganar y no dejar de lado la competencia o incluso aburrirse, definitivamente el entorno que envuelve al partido es inmejorable y se nota una atmósfera de NFL. Bien EA Sports.

MUT (MANDEN UNOS TACOS?)

Después de varias búsquedas en el juego y en internet, resulta que MUT significa Madden Ultimate Team pero ya lo sabíamos, obvio. La modalidad por excelencia para aquel gamer en busca de un verdadero reto donde el conocimiento de fútbol y la pericia para explotar las habilidades de hasta los jugadores más maletas, continua vigente ahora más que nunca en Madden NFL 19 y el desarrollo idéntico al año pasado. Sí, seguimos viendo lo mismo con ayudas un poquito mejores de sobres complementarios, capitanes legendarios y ciertas monedas para animarnos a jugar, además de tener una introducción con premios sencillos y retos asequibles. Sin embargo MUT mantiene ese aspecto complicado y atractivo para no perder interés y que definitivamente consumió una buena parte de mi tiempo queriendo subir de niveles para desbloquear jugadores con mayores habilidades. MUT por desgracia sigue siendo una modalidad pay-to-be-better, o sea que si usan dinero real encontrarán la luz a la mitad del túnel, no al final como muchos mortales que no usan billetes.

Ya les dije, el modo Franquicia está increíble y es para los que aman los compromisos a largo plazo, para los que buscan un reto de mejorar a un equipo malo o mantener la hegemonía de uno ya campeón. Nomás digo, juéguenlo, tienen un año en lo que sale el próximo.

ES TAN DIFÍCIL ATRAPAR UN ENDEMONIADO BALÓN?

No lo es si practican mucho o si tienen a Julio Jones en sus líneas -que es mejor que el sobre valorado de Antonio Brown-, porque si el “Overall” de sus receptores no es muy bueno o si su puntuación en “Catching” es baja, definitivamente encontrarán la penumbra cuando sus pases sean dirigidos a ellos. Igual pasa con los bloqueos de corrida, inteligencia en mantener la copa de protección, cobertura hombre a hombre, lectura de huecos y trayectorias de receptores: todos y cada uno de los factores que influyen en el bien operar del equipo, sufren de errores humanos cada vez más marcados y con tendencia a fallar. Esto se llama “simulación” y en mi opinión se le dice “perfección”. Uno desea que el balón llegue a buen puerto, o que el hueco dure una eternidad abierto, o que el bloqueo no falle e incluso el viento no sople cuando pateemos el ovoide, pero nada de esto es así. Constantemente habrá equivocaciones, malos pases y tropiezos con final fatal para la jugada, y esto solo se achaca al alto índice de inteligencia artificial que EA ha sabido ejecutar en cada protagonista del encuentro, con lo que jugar ha dejado de ser perfecto para ser imperfecto, lo cual nos parece ideal y sí, usaré de nuevo la palabra “perfecto”. Así debe ser el fútbol americano, donde el que cometa la menor cantidad de errores, ganará el encuentro.

Madden NFL 19 se vanagloria de Longshot, la continuación de la parte previa en Madden NFL 18 donde un quarterback entra a un reality show donde el mejor irá a la NFL como un súper estrella. En la secuela veremos los dos caminos bien trazados desde un inicio, donde Colt, el amigo receptor de Wade nuestra luminaria, encuentra personas que no creía que existieran, un futuro incierto y muchos recuerdos jugables para el gamer. Mientras que del otro lado es Wade el que batalla demasiado para formar parte de los Dallas Cowboys y así continuar con su sueño de ser el GOAT (Greatest Of All Time). O sea Longshot es la modalidad que estamos obligados a jugar por los trofeos, pero nada más, pues si no quieren perder el tiempo y aburrirse sobremanera, mejor ni le piquen a la opción.

PUEDO HACER MI PEDIDO DE COSITAS QUE DESEO SEAN MEJORADAS?

– El clima nevado es uno de los puntos a mejorar más importantes. Sus gráficos se ven con baja calidad y podrían hacer el efecto mucho más intenso e impresionante.
– Los árbitros siguen moviéndose como si fueran robots y quisiéramos unos más realistas, nomás por ser molestosos.
– Regresen el editor de jugadas!!!
– No puedo soportar la idea de que al arrodillarme al final de un encuentro ya ganado, los jugadores, la banca y la multitud no responda como se hace en un cotejo real, donde todos saltan al campo y se saludan a pesar de que el reloj no esté en ceros. Esto sería un detalle hermoso y súper celebrado por su servidor.
Y este es el asunto más delicado que influyen directamente en el partido.
– El “No Huddle” es una utilidad muy aplaudida desde el momento en que fue instaurada, sin embargo no se ha sabido ejecutar de manera correcta pues en situaciones donde se ocupa más, la inteligencia artificial no es capaz de detectarlo y no previene a los jugadores para que regresen a la línea de scrimmage lo más pronto posible, además de que una vez puesto en práctica, el “No Huddle” es muy lento y en ocasiones no es posible arrancar la jugada aprovechando la mala ubicación de la defensiva. En serio, pónganle atención a esta situación.

VEREDICTO

A ver si asimilan mi analogía. Madden NFL 19 se la vive convirtiendo en segundas oportunidades y corto, pero se presionan como si fuera cuarta y largo.

No soy porrista de EA y tampoco lo soy de la franquicia Madden, es quizá la experiencia de haber jugado desde que los gráficos eran terribles, John Madden estaba en la portada, no se usaba rap en los menús, los libros de jugadas eran pequeñitos, nadie andaba tatuado, todos eran iguales solo que más gordos y con números diferentes, es eso lo que me hace sentir con la autoridad de poder asegurar que en cada año se supera con detalles sustanciales -y tal vez no tan visibles para los no tan detallistas- dándole al gamer una razón más para comprarlo que el solo hecho del cambio de rosters y adiciones de los novatos.

Este año de nuevo lo vuelven a hacer, aplicando un realismo impresionante a la inteligencia artificial, a los gráficos, al desarrollo del partido, al crecimiento de los equipos y la profundidad de las decisiones en cualquier equipo al cual se comprometan para crear un legado. Y precisamente “legado” es lo que ya tiene Madden, y como buenos campeones del mercado, siguen trabajando para no ser desbancados a pesar de no tener competencia. Eso es excelencia, y eso es Madden por fortuna para los fanáticos.