Marvel’s Spider-Man | Reseña

El primer tráiler que Insomniac Games mostró junto con Sony de su nuevo y flamante Marvel’s Spider-Man para PlayStation 4, fue maravilloso y todos nos quedamos boquiabiertos con la esperanza de ver un juego con mecánicas lo más magníficas posibles de un amigable vecino que no ha tenido un juego de calidad, o mínimo no como quisiéramos. Por fin lo he jugado, he pasado más de una semana con él en mis manos y no he dedicado mi tiempo a otra cosa que no sea la isla de Manhattan. Qué opino del trabajo de Insomniac Games?

SUNSET OVERDRIVE

Recuerda alguien este juego de la misma compañía? Hace unos años Microsoft presentó una exclusiva donde las armas locas, misiones estrafalarias y libre movimiento eran el pan de cada día, y en verdad Sunset fue un juegazo y una de las dos razones por las que me hice de un Xbox One, pero hoy después de más de 30 horas en Spider-Man, puedo asegurar que ese trabajo fue un ensayo para algo mucho más grande y ambicioso en extremo.

Marvel’s Spider-Man cuenta la historia de Peter Parker, eso es más que obvio, pero estamos hablando de un Peter Parker adolescente y que ya no vive incluso ni en casa de su tía May quien ya por desgracia enviudó. Parker depende completamente de sí mismo y no agrega personajes adicionales ni se mete con la historia del MCU, por lo que encontraremos un Spider-Man altamente independiente pero tan apegado a la personalidad de las historietas actuales, que incluso será fácil identificarse con él sobre todo en los momentos difíciles y en los puntos de inflexión en la historia. Insomniac Games maneja muy bien los relatos del juego, no exagera ni los hace cansados, los muestra como una cinemática y no da chance a la especulación ni a la exploración más que para enseñarnos algunas mecánicas muy al inicio del juego, este detalle es un gran logro pues después de horas frente al televisor y de tanta acción, un momento de calma para entender por qué nos columpiamos en Manhattan se agradece y se disfruta, ya que la historia se presenta en ratos y no nos atiborra de diálogos.

Marvel’s Spider-Man es un juego de aventura, exploración y acción, pero si somos estrictos, en realidad es un juego de columpiarse, pues nunca y de verdad recalco que NUNCA se van a cansar de columpiarse por la isla y entre los edificios, ya sean altos o pequeños, de saltar de un lugar a otro tratando de perfeccionar la técnica, de hacer alguna suerte o evitar a toda costa correr por las paredes, pues no hay nada como colgarse del techo o andar volando a toda velocidad entre los autos y las avenidas, viendo todo a máxima velocidad y gozando como enanos las impecables mecánicas de columpiarse, mismas que son casi tan perfectas como la cantidad gigantesca de actividades por hacer.

Las misiones alternas que Marvel’s Spider-Man ofrece en la isla pueden ser interpretadas como las únicas que habrá, sin embargo al ver el mapa y los tipos de empresas que se encuentran bloqueadas, se darán cuenta que incluso llegando a la mitad del juego, tendrán actividades no visibles pero que pronto irán liberándose conforme avancen en la historia, por lo que el avance es progresivo y con esto evitarán el aburrimiento. Precisamente Spider-Man es todo menos monotonía.

Marvel’s Spider-Man cuenta con un sistema orgánico de crecimiento, con lo que ir cumpliendo objetivos incluso alternos, permitirán el aumento de la experiencia y el mapa de habilidades se desbloquee para ofrecernos nuevas formas de atacar, esquivar o moverse por la ciudad, mismas habilidades que si se dominan facilitan la vida sobremanera, más por su practicidad y el famoso sentido arácnido con el que cuenta Peter Parker, imperativo para sobrevivir a las centenas de trifulcas a las que se enfrentarán y que solo con una pericia elevada las harán más espectaculares y saldrán victoriosos. Las peleas en Spider-Man son casi tan perfectas y divertidas como el resto del juego, y si en momentos salen más raspados o derrotados, no será motivo para temerles pues tengan en cuenta que aparecerán una y otra vez hasta completar las marcadas por el mapa, y los premios de experiencia van acorde a cómo peleen, pues entre más trucos usen mayor la recompensa. La mayor recompensa es salir ileso y con los movimientos más fregones de la cuadra.

Entre los objetos tirados por Manhattan que nos permiten obtener, están estas fotos de lugares históricos así como mochilas escondidas de Parker -muy sencillas de encontrar-, las cuales nos regalan un sinfín de easter eggs tanto de los cómics como de las películas ya creadas, que si bien no forman parte sustancial de la historia, sí se agradecen mucho por la nostalgia y el recuerdo para quien esté más familiarizado con el arácnido héroe. Lo que sorprende todavía más, es el grandísimo logro de todos los trajes disponibles para desbloquear, mismos que no sólo consisten en hacernos lucir más o menos agradables -como con el traje original de sudadera usado en Homecoming– sino que cuentan con habilidades propias del mismo y que ayudarán de cierta manera a enfrentar a los distintos tipos de enemigos, pues así como hay unos que solo usan sus puños, están los francotiradores, los armados, los monigotes y los que blanden espadas con un poder peculiar pero a su vez espectacular. Con esto yo me convencí de inmediato que estaba ante un juego más grande de lo que Sony presentó en su tráiler inicial, y más de lo que esperaba o incluso querría tener, pero no me canso de jugarlo.

Seré breve con el modo fotográfico, que sí quizá se está choteando en la comunidad pero es una gran herramienta para los que gustan de crear fondos de pantalla para el celular, Facebook y esas cosas. En Spider-Man tal vez no haya un motivo para tildarlo de magnífico, pero simplemente que exista el modo “selfie” con Spidey mostrando su característica señal, ya con eso es suficiente para volvernos locos buscando los mejores momentos para crear una postal de rechupete.

VEREDICTO

La filosofía con la que Insomniac Games enfrentó este reto de plasmar al héroe insignia de Marvel de manera correcta ante un exclusivo de PlayStation 4, ha sido impecable. Creo que la seriedad tomada ante la gravedad del asunto y de la competencia que tenían con la serie Arkham de Batman y Warner Bros. fue verdaderamente de campeonato. Insomniac Games ensayó de gran manera con Sunset Overdrive y aprendieron con los años lo que se necesitaba para homenajear a uno de los héroes más queridos y más grandes del mundo de los cómics, al grado de que si debiera darle un calificativo justo al juego, podría decir que es quizá uno de los dos mejores títulos de súper héroes que existen en el mercado, uno digno de provocar llamarlo “vende consolas” y con lo que los fanboys de PlayStation 4 pueden alardear frente a sus amigos de Xbox o Switch, y no estarían mal de hacerlo, pues Sony junto con Insomniac Games han trabajado en una obra que no merece menos de un 9 de calificación y con la que no podemos esperar más a ver su siguiente contenido, el DLC llamado “The City That Never Sleeps”.

Así que si aún dudan de mi opinión honesta, Marvel’s Spider-Man es infinitamente más grande de lo que se nos prometió, es más maravilloso y hará que se enamoren al minuto que entiendan las sencillas y espectaculares mecánicas de pelea y navegación, pues pasarán horas antes de querer usar el “fast travel” que sí está incluido pero no es para nada útil, ya que no hay nada en este juego que se asemeje a lo fantástico que es sentirse por un rato y en televisión, el gran héroe y amigable vecino, Spider-Man.