Masters of Anima | Reseña

Passtech Games y Focus Home Interactive lanzan una aventura para Nintendo Switch, Playstation 4, Xbox One y PC vía Steam (donde reseñamos) que mezcla elementos de acción y estrategia en tiempo real al estilo del clásico de Nintendo, Pikmin. Masters of Anima sin duda es una buena opción para todos aquellos que busquen una experiencia similar, y elementos de magia, con una historia del tipo “rescata a la princesa y salva el mundo”.

LA HISTORIA DE OTTO

En el juego tomaremos el papel de Otto, un aprendiz que estudia para ser un Maestro de Anima, alguien capaz de invocar y dirigir a poderosos guardianes para así ayudar y proteger el lugar dónde viven; un gran honor que deberá cumplir al pasar unas pruebas, y bueno, la buena noticia es que su prometida Ana le ayuda con esto… pero hay una mala.

Rápidamente la historia de Masters of Anima se convierte en una aventura de rescate cuando por la mala fortuna, y la suficiente maldad de un villano llamado Zahr, el hogar de Otto es atacado sin piedad mientras él se encuentra en las mencionadas pruebas; entonces cuando él regresa a casa, encuentra sólo destrucción y la triste noticia de que Ana ha sido dividida en tres partes, de esta forma Zahr crece en poder y se dispone a realizar un plan de conquista hacia otras tierras, gracias a un poder más fuerte con el que puede controlar ejércitos de golems.

Como es de esperar y como todo buen héroe Otto no se quedará cruzado de brazos, así que luego de haber ganado las pruebas y ver esta tragedia, se dispone a salvar su mundo de las garras de Zahr y rescatar el alma de Anna.

UN GRAN ESTILO DE ARTE

Uno de los mejores puntos en Masters of Anima es su alto nivel de detalle, construcción de escenarios y cariño de personajes (por así decirlo), en nuestra aventura encontraremos sólo perfectas imágenes, con seres de escasos polígonos y ambientes muy bien construidos específicamente para la acción. La paleta de colores es muy llamativa en todo momento y el uso de magias, como el encuentro con enemigos y jefes de nivel llega a ser impecable; todas las batallas se realizan de forma fluida aún teniendo muchos personajes en pantalla, lo cual es bastante genial.

Las texturas en general están muy bien logradas y funcionan perfectamente con el mundo en que nos encontramos, la banda sonora y efectos realmente imprimen el tipo de historia que tenemos, entregando así una experiencia redonda y bien balanceada. Masters of Anima es uno de esos juegos que se disfrutan con tan solo verlos en acción, gracias al buen nivel técnico, pero sobre todo el estilo artístico, en esta construcción de mundos de todo tipo, desde bosques nocturnos, lugares nevados, desiertos y más.

CONTROLES AMIGABLES

El siguiente punto a favor es que el sistema de controles es muy amigable para los jugadores; ya sea que tengan experiencia con los títulos de acción/estrategia o no, Masters of Anima se las ingenia para hacerlo todo de manera sencilla. Para los que nunca jugaron Pikmin, básicamente con Otto podremos poseer guardianes de todo tipo y habilidades específicas, entonces a donde nosotros vayamos ellos nos seguirán y en el camino podremos ir dando instrucciones de ataque, esperar en un punto, regresar a nosotros, empujar objetos y más. Como dije, realmente es muy sencillo hacer estas acciones, dejando como único y más importante interés en el jugador, la dificultad de las batallas que podemos encontrar, algunas fáciles de ganar y otras no tanto. Dicho esto cabe decir que Masters of Anima tiene una curva de dificultad en enemigos algo irregular, pues podemos enfrentar retos nada complicados, y de pronto toparnos con algo más desafiante. Sin embargo esto no es mala noticia, gracias a la mencionada sencillez del control.

Como dije tendremos guardianes de todos tipos, formas y colores; los encontraremos con diferentes habilidades y rangos de ataque, algunos son para enfrentar enemigos a distancia, otros para combate cercano y por su puesto otros nos podrán subir la vida; pero el juego no se queda allí, pues con Otto también podremos entrar a los golpes (por decirlo así) y ayudarnos en nuestro camino.

El diseño de niveles o escenarios es muy bueno, estos están construidos con trampas, enemigos y algunos acertijos. El juego hace bien la parte de mantenerte interesado pues los encuentros y situaciones son entretenidos y a veces desafiantes, con enemigos que también varían en sus rangos de ataque, por lo que tendremos que pensar bien como colocar y que instrucciónes dar a los guardianes para salir victoriosos. Finalmente cabe destacar que los escenarios también presentan sus propias virtudes, pues encontraremos desde tormentas, hasta lugares con neblina, lo cual puede modificar nuestra estrategia; este detalle sin duda hace de Masters of Anima un juego dinámico y sumamente inmersivo en el que todo el momento debemos estar pendientes de la situación, pues existe el factor de perder una partida en el último momento, o cuando menos lo esperamos, así que no es muy sano ir atacando a lo loco.

UNA EXPERIENCIA PERFECTA

Masters of Anima sin duda es una muy buena sorpresa y una excelente opción para quienes buscan un juego de aventuras con estrategia, magias y una historia entretenida. La parte técnica y artística del juego hacen un muy buen trabajo en llevarnos a este mundo de guardianes, golems y hechiceros, y el gameplay en todo momento es muy fluido y amigable al jugador, lo cual es, repito, de agradecer.

Quizá si hay algo que me hubiera gustado más, es que la aventura durase un poco más, pues el título tiene una duración de unas 14 horas a lo mucho, sin embargo, son unas 14 horas muy bien invertidas. Se los aseguramos.