Moonlighter | Reseña

Idea millonaria: hacer un videojuego indie donde el protagonista se tenga que pagar la carrera de guerrero y héroe, trabajando de lo mismo. Eso es más o menos lo que vamos a explicar en la reseña de Moonlighter, un juego de Digital Sun que es más de lo que pudiéramos haber imaginado.

ESTUDIHAMBRE

El término “estudihambre” corresponde a los estudiantes que pasan penurias durante sus carrera por tener que administrar los pocos recursos ya que no trabajan, pero cuando lo hacen es donde más sufren porque deben darse tiempo para su carrera y para laborar, de lo contrario no la librarán en la vida.

Así es Moonlighter, un juego muy inspirado en The Legend of Zelda, por sus gráficos pixeleados, vista superior, armas, tipo de combate y las mazmorras a las que debe entrar para combatir monstruos raros. Sí, quizá la historia es muy diferente pero eso no quita el gran parecido, sin embargo esto no es para nada molesto y después de algunos buenos minutos -tal vez unas dos horas- se nos olvida por completo y la aventura real inicia.

Moonlighter trata la historia de un pueblito en el cual se descubrieron calabozos infestados de monstruos, los cuales están colocados de manera aleatoria en diferentes salones y niveles del mismo, y que al matarlos soltarán en su mayoría objetos de valor que pueden ser vendidos. ¿Ya van agarrando la onda? Una vez decidan salir de las chironas hacia el mundo, podrán regresar a su casa/negocio a vender todo lo que gusten de lo previamente recolectado, y hacer uso de ese dinero en la forma que les apetezca, ya sea invirtiendo en más tiendas de giro particular, herrero, comprar objetos para crear armaduras y armas, o mejorar su tienda. Todo esto con el fin de mejorar como guerrero y hacer mucho más llevaderas las mazmorras que decidan visitar.

Un error de las críticas para Moonlighter es que “son comerciantes de día, luchadores de noche”, esto es totalmente falso pues cuenta con la flexibilidad de salir a pelear a la hora que gusten, cerrar o abrir las puertas de su tienda cuando sea y realmente pasearse por la vida como si fueran Don Juan Camaney. Depende por completo de sus ganas de comerciar o de luchar en cómo avancen en Moonlighter.

SE LLEVA EL COBERTOR, SE LLEVA LA VAJILLA, SE LLEVA UNA, SE LLEVA DOS

Ser comerciante en Moonlighter es fácil pero requiere mucha atención, no sólo consiste en vender y ya, es cuestión de estar checando todas las reacciones de los usuarios que entran a nuestro establecimiento, pues no siempre pensarán que todo es barato o incluso nos dirán cuando algo está muy caro, lo que podría darnos una idea del costo de cada producto a la venta. Recordemos que estos objetos se encuentran en las mazmorras donde iremos a destripar enemigos, así que todo se consigue gratis; cabe recalcar que la rareza de los mismos se va a incrementar conforme enfrentemos lugares más complicados o niveles más canijos.

Una vez que encuentren el equilibrio entre qué tanto salir y regresar a vender, les recomiendo ampliamente ahorrar mucho dinero, invertir en negocios y no abusar de las salidas a matar, estas últimas se pueden hacer cuantas veces quieran y se eleva mucho el factor de no aburrirse gracias a que los calabozos no se repiten y su diseño cambia siempre, así que nunca se encontrarán la misma aventura dos veces. Una chulada ¿no?

Después de que ya tienen todo calculado con las lanas, se convierte esto en un “círculo vicioso” si es que así se le puede llamar, pero podría ser diferente gracias a que el pueblito tiene más atracciones para uno, no me refiero a carros chocones o montaña rusa, sino que podremos visitar esas tiendas mismas que nosotros pusimos con el fin de comprar objetos si así lo deseamos y usarlos para crear armaduras, armas y pociones que nos ayuden verdaderamente a ser un héroe machín perrón, porque pues esa es nuestra meta principal, ser un gran héroe que se fusile a todos los monstruos terribles que aguardan en el tercer nivel de cada mazmorra. Ahí, en ese nivel está lo pesado.

ERRORES POR DOQUIER

No, esto es falso. Patrañas, paparruchas, noticias falsas y pura falacia: Moonlighter no tiene errores, o al menos no nos hemos encontrado ninguno, incluso los he tratado de provocar y el muy maldito bien diseñado no le sufre, y quizá esto se deba a la tardada carga entre pantallas de la cual me quejo un poco, pero quiero pensar que está relacionado con esta maravilla de no fallar, incluso en la parte de la vendimia, la cual se maneja con una sencillez impresionante.

Revisando mis notas simplemente no encuentro si por ahí tengo alguna queja de Moonlighter, y al parecer no porque incluso la lista de trofeos está a la par del tiempo que podrían tardar en conseguir el preciado Platino, pues es un juego que requiere se juegue con tiempos marcados y pausas pues a las prisas esto no sabe a nada. Moonlighter es un juego diseñado para el que sabe esperar y tiene la paciencia de ir creciendo poco a poco, no por eso es un juego lento ya que incluso podría terminarse en menos de 10 horas -esto es un trofeo- sin embargo se perdería toda la magia del mismo.

VEREDICTO

He visto críticas medio severas con Moonlighter pero obvio esto es a gusto de cada quien y son muy respetables. Moonlighter es un engaño vil al inicio porque no ofrece nada nuevo a primera vista, son sus entrañas las que nos quitan ese sinsabor de principio con un tremendo gameplay y el diseño de niveles aleatorios, más los enemigos y este sistema bello de compra y venta para darle una mirada rara a un héroe independiente que tiene que arriesgar el pellejo para subsistir y además, convertirse en ese anhelado paladín que tanto desea.

Repito, con una lista muy buena de trofeos, una genial bocanada de nostalgia gráfica y recuerdos de Zelda, más la combinación de combate y comercio tan peculiar, Moonlighter es sin duda un juego para aquel en busca de algo diferente, con gran idea, diseño, poquísimos o nulos errores y que les dure un buen rato, tanto rato como ustedes gusten crecer y ampliar su imperio. Recomendadísimo pues.