Nidhogg 2 | Reseña

Desde el año pasado Nidhogg 2 se había hecho presente para PC y PlayStation 4 como sucesor del revolucionario y original juego, donde los pixeles peleaban unos con otros recordándonos el Atari. Y ahora tenemos la llegada de este estresante título en Xbox One, compartiendo la felicidad a estos usuarios del sistema de Microsoft a los que les han quedado tan mal con exclusivas.

TRIPAS Y SANGRE

A pesar de que Nidhogg 2 te da la posibilidad de ocultar las vísceras desprendidas por lo aniquilados a lo largo del juego, quitarlas sería una pésima elección gracias a que es el principio de esta aventura sin sentido más que el de morir una y otra vez, como si esto fuera Hotline Miami y un poco de Dark Souls -aunque no estoy haciendo referencia a su dificultad-, pues siendo honestos Nidhogg 2 no es tan complicado de acabar y resulta incluso de suerte a veces salir avante en los niveles tan bien diseñados que contiene.

El propósito de Nidhogg 2 es el de pelear en arenas 2D con gráficos pixeleados fenomenales, en donde siete cuadros en la parte superior del escenario señalan las pantallas restantes hacia los lados, para llegar a la final y así resultar ganador. El vencedor terminará siendo devorado por el Nidhogg, que es una mugre serpiente terriblemente horrible pero muy simpática, con lo que iremos a la siguiente escena.

El secreto de la diversión en Nidhogg 2 reside directamente en lo sencillo que es ganar o perder, haciendo poco valioso alguna de las dos posibilidades, ya que pronto veremos a un jugador reaparecer para continuar con la pela hasta que alguien sea devorado, por lo que no se estresen demasiado si empiezan a poner la balanza en su contra a su favor, en cualquier momento las cosas cambiarán de bando y habrá que remar contra corriente. Tampoco se apuren tanto si pierden el nivel, podrán regresar nuevamente y continuar la partida ahí, lo único malo consiste en que si deciden salirse para echarse un emparedado o un cafecito, perderán todo el avance. Deprimente situación.

Gráficamente Nidhogg 2 es mucho mejor que el original, me refiero a que tiene más dedicación en la parte del arte, la música y los efectos especiales, esto no quiere decir que Nidhogg haya sido malo, precisamente eran sus gráficos lo que hacía verse tan bien y maravilloso, pero ahora con la segunda parte es completamente diferente y en mi opinión se ve mucho mejor y más atractivo, pero aquí sí ya es cuestión de gustos. La verdad es que en Kopodo nos gustan ambos muchísimo.

Nidhogg 2 cuenta con el modo arcade el cual se trata solo de eso, de pasar mundos en este sistema de pelea tan entretenido y dinámico, pero si quieren dejar de pelear con la IA que a veces es inteligente y a veces no tanto, pueden jugar hasta ocho amigos en la misma consola para de verdad competir por ver quién tiene más resistencia a la frustración, pues Nidhogg 2 se trata de no ser desesperado y tener el tesón suficiente para no dejarse perder a pesar de estar en las últimas instancias.

VEREDICTO

Nidhogg 2 es un juego bastante rápido y que es tan sencillo que no se puede decir más de él, honestamente podríamos reducir y resumir todas las palabras en unas cuantas que versen lo entretenido y fastidioso que puede resultar ser, recuerden que “fastidioso” no está peleado con lo genial, y en esta ocasión es el caso pues Nidhogg 2 reparte tripas de manera tan entretenida y divertida, que por el precio definitivamente se puede considerar como una obligación tenerlo, a sabiendas de que incluso la lista de logros da para no soltarlo un buen rato, gracias a la dificultad de los mismos, haciendo que el reto sea un poquito más elevado.

Nidhogg 2 es la representación gráfica y visual de una gran idea sin ningún chiste, pero que funciona a la perfección, además de ser extremadamente adictiva por el hecho de morir y morir y morir, para después ganar y ganar y ganar. Por lo pronto, no hay manera de perder con la compra de Nidhogg 2, es una victoria tanto para Messhof como para la industria, y nosotros somos los que disfrutamos de lo lindo.