Override: Mech City Brawl | Reseña

The Balance Inc. publica en Playstation 4, Xbox One y PC vía Steam, un juego de peleas en arena desarrollado por Modus Games; Override: Mech City Brawl puede ser lo que todo fan de los juegos de Godzilla desean, y algunos amantes de los títulos de mechas.

12 MECHAS, PURA DESTRUCCIÓN

En verdad, de las primeras cosas que uno busca con los juegos de mechas gigantes y monstruos es la destrucción de las ciudades y escenario, y en el presente juego no quedarán defraudados, pues Override: Mech City Brawl es la muestra de que mientras más edificios haya, mejor.

Dicho esto, Override: Mech City Brawl se siente más como un paso adelante en los tipos de juegos del estilo Godzilla, que algo como Virtual On, aunque tengamos mechas. Esto es más que nada por el tipo de gameplay que nos presentan, es decir, todos los mechas, sin importar tamaño o forma, se mueven, golpean e incluso salen volando por los aires en casi cámara lenta, pero no en la forma que uno sienta que los cuadros por segundo están cayendo por una mala optimización, sino porque así es el juego. Nuevamente, si alguna vez han jugado algo de Godzilla sabrán a lo que me refiero.

Y es que el punto principal en el que un gamer puede encontrarle o no, el gusto a Override: Mech City Brawl es precisamente en la velocidad de sus personajes. Si esperan algo súper intenso en gameplay como Virtual On, o incluso Gundam Breaker, aquí no lo encontrarán, pues las físicas de estos inmensos mechas de varios pisos de altura, dictan que su peso hace que los movimientos sean lentos, casi, con trabajo. Piensen un poco en la película del 2013 Pacific Rim (dirigida por Guillermo del Toro) ¿recuerdan como los mechas se movían? ¿cómo soltaban golpes e incluso como se tardaban en realizar un ataque de poder? Pues así es en Override: Mech City Brawl. La buena noticia con esto es que di una gran referencia, la mala es que quizá esto sólo funciona en el cine. Bueno eso depende del tipo de gusto que tengan con los juegos de mechas, y obviamente lo que busquen.

Y NO ERA UNA MALA NOTICIA

Siguiendo con el gameplay y los controles, estos son muy específicos y hasta cierto punto originales. Aquí los golpes se manejan de forma independiente por cada botón del mando, es decir, uno para el brazo derecho, otro para el izquierdo, otro para pierna derecha, izquierda y etc. Obviamente para golpear con ambos brazos a la vez tenemos que oprimir ambos botones, de igual forma si dejamos oprimido el botón a elegir, podremos crear un golpe de poder. Cada mecha en Override: Mech City Brawl tiene su estilo de pelea y combo así que hay gran variedad.

Sumado a esto los especiales están a la orden del día, primero están los “pequeños” que podemos realizar al llenar una de las varias barras debajo de nuestra vida, y luego viene el “súper especial” que activamos cuando todas las barras están llenas, al igual que en cualquier juego de peleas. Estos especiales de mayor fuerza tienen sus propias animaciones así que es bastante emocionante cuando los activamos, o cuando en multijugador alguien las utiliza. Además cabe destacar, si atinamos, o nos atinan el golpe, estaremos en graves aprietos.

Otro detalle a mencionar y que seguramente les llamará mucho la atención, es que en el multijugador online o en pantalla partida, podemos hacer que nuestros amigos controlen brazos o piernas del mecha, lo que impulsa un trabajo en equipo y mucha, mucha comunicación, ¿Ahora ven porque hablo de Pacific Rim?

DISEÑOS Y GRÁFICAS, LA ESTRELLA DEL SHOW

Inevitablemente nos podremos percatar que cada uno de los 12 mechas están inspirados en personajes del cine o los juegos. Todos ellos presentan modelados de una forma muy cuidada, con un alto número de polígonos y texturas acordes, también podemos ir desbloqueando skins y accesorios para personalizar nuestro mecha, lo cual es genial, sobre todo porque no debemos soltar un sólo peso.

Hablando en general de la presentación a nivel gráfico, Override: Mech City Brawl brilla con texturas en alta definición, efectos de luz muy variados, desde atardeceres, hasta explosiones y reflejos, todo es muy vistoso; asimismo el juego cuenta con varios efectos de postprocesado que resultan muy llamativos, entregando un apartado visual muy bien acabado y con un nivel gráfico a la altura de la presente generación. A todo esto es importante decir que los cuadros por segundo son bastante fluidos sin importar en nivel de caos en pantalla, exceptuando por alguna contada ocasión.

En donde el juego sí nos queda a deber algo, es en el nivel artístico de los escenarios, ya que veremos edificios y otros elementos genéricos. Estas arenas (no muy grandes debo decir) de pelea están basadas en diferentes partes del mundo, como Estados Unidos, Egipto o incluso México pero, para poner un ejemplo, es una pena que en el escenario de nuestro país, nos limitemos a ver nuevamente, edificios genéricos y un barrio con calaveras tipo Día de muertos, o por ejemplo, en Egipto hay un par de pirámides. Pero más allá de esto, los escenarios no muestran detalles más específicos y acordes a su lugar.

Terminando con la presentación los menús son simples y aunque están bien organizados, tampoco imprimen una personalidad al juego y su temática; la banda sonora en sencilla y se extraña, o quedamos a desear algo de más efectos de sonido en las batallas, como estruendos impactantes, ruido de destrucción o melodías épicas del tipo “película de desastre” que tanto tienen los juegos de Godzilla por ejemplo.

UN RATO MÁS Y NOS VAMOS

Override: Mech City Brawl es de esos juegos que cuando se disfrutan en compañía son definitivamente mejor; aunque contamos con un sólido single player, con un modo historia decente y donde podemos ir mejorando nuestros mechas, es en el multijugador dónde está la verdadera acción, pues contamos con modos versus, PvP y matchmaking, sin olvidar pantalla partida. Finalmente y como ya dije, varios jugadores pueden controlar un mismo mecha, o diferentes, lo cual brinda de variedad al juego.