Prey: Mooncrash | Reseña

Hace unos meses tuve el placer de jugar y hacer la reseña para el original Prey, en donde dije y cito: “no fue hecho para disfrutarse un rato y esperar a que salga una secuela”, y aún lo sostengo sin embargo puedo decir que el DLC Mooncrash me tuvo entretenido varias horas y aquí está mi reseña.

TROTACIELOS

Hagan de cuenta que están jugando Prey pero con un mapa idéntico para todos los personajes que se pueden desbloquear, es decir, conforme vayan terminando la “historia” -la cual es chiquitita- del primer personaje, podrán desbloquearse los siguientes y así sucesivamente hasta terminarse todas las líneas de los personajes. Sí, el mismo mapa con los mismos monstruos “Typhon” que se encontraron en la entrega original.

Suena aburrido verdad? Pues no es así! Mooncrash es un DLC sumamente bien pensado que de primera instancia resulta ser un maldito bodrio, pero en cuanto terminen la primera historia -y todas consisten en lo mismo, en escapar- la cual se pone muy asequible para todos, pensarán que el resto es pan comida y no, no es así por fortuna, pues empiezan los cambios con la colocación de los malos, la manera en que se debe andar por el mapa, los lugares donde se concentran las cápsulas de escape, armas… Todo, todo cambia menos el mapa, y esto créanme que le imprime muchísima emoción y misterio, porque de nada les servirá la aventura previa para la siguiente, empezando por el protagonista.

Mooncrash cuenta con los glitches normales, comunes y corrientes que alguien se pudiera esperar, con la IA medio cargada de problemas para reaccionar ante el peligro, poniéndonos las cosas más fáciles de enfrentar pues podrán aprovechar ciertas puertas pequeñas, objetos y obstáculos, para que el enemigo no tenga forma de alcanzarnos con sus armas letales, dejando que la epopeya sea no tan complicada.

En cuanto a gráficos, no esperen una mejora significativa con respecto al Prey original, pues realmente no le metieron la galleta necesaria a ese departamento, aún así se ve agradable y con buenos modelos, a pesar de que el mapa no tuvo la mejor imaginación posible y se ve como desarrollado por unos residentes en el departamento de diseño. Tampoco es pésimo pero creemos que sí pudieron echarle más ganitas.

VEREDICTO

Mooncrash cuenta con una lista de trofeos muy pequeña y sencilla pero que requiere una buena cantidad de horas para liberarla, obviamente no cuenta con Platino por ser un DLC y no un “standalone” que ahora le llaman, pero sí es lo suficientemente entretenido y mediano para considerarse una gran adquisición hayan o no terminado Prey -sin el juego original no jala el DLC-.

Es importante señalar que Mooncrash no se siente como una expansión o DLC diseñado para tener toda una aventura de proporciones titánicas, es sólo una verdadera embarrada de una historia que a alguien se le ocurrió pero no tendría sentido ponerla a la venta como un juego aparte o una secuela con el nombre de Prey 2, simplemente es una buena idea llevada con practicidad al mercado y que bien Bethesda se pudo haber esperado más tiempo para conjuntarla con otras actividades más. Como tal y en solitario, Mooncrash es bueno pero no es realmente convincente como para el precio que tiene de 19.9 dólares, aunque a mitad de precio sí pudiéramos pagarlo con tal de conseguir esos trofeos no tan peliagudos de obtener.