Shadow of the Tomb Raider | Reseña

El viernes 14 de septiembre llega al fin Shadow of the Tomb Raider, la tercera entrega en el reinicio de Lara Croft como Tomb Raider que como recuerdan, comenzó en el año 2013, para seguir con Rise of the Tomb Raider en 2015, y que en esta ocasión nos presenta una heroína más fuerte y temeraria en una aventura ubicada dos meses después de su pasada entrega, en la que Lara viajará por varias partes de América del Sur en su lucha contra la organización Trinity, y así… detener un inminente apocalípsis que por cierto, ella comenzó.

LARA, LA MEJOR COMPAÑÍA PARA VIAJES

Si hay algo a reconocer es que viajar con Lara nunca es aburrido; si no se está estrellando, está en un barco a punto de naufragar, y si no en un auto al borde de un barranco, el caso es que siempre las cosas empiezan mal para ella, pero esto es sólo una demostración de que nuestra aventurera es realmente una sobreviviente. Es así como da inicio Shadow of the Tomb Raider, con una secuencia realmente espectacular a bordo de un avión que está a punto de estrellarse, y luego de eso, somos transportados a un tiempo atrás, sólo para conocer los hechos que nos llevaron a ello.

Como imaginarán, de entrada el título por Square Enix y Eidos Montreal (los dos títulos anteriores por Crystal Dynamics) comienza rotundamente bien, con todos los sabores y detalles de que estaremos ante una gran aventura. Ubicada un par de meses después de Rise of the Tomb Raider, ahora la historia nos transportará a ruinas prehispánicas por sudamérica, así como a pueblos en medio de la selva y otros muy llamativos lugares, todo para tratar de impedir un apocalípsis Maya que por cierto, comenzó nuestra intrépida Lara al tomar una daga, y que posteriormente le fue arrebatada por la organización paramilitar Trinity. Si son fanáticos de las historias inmersivas, las secuencias de acción, las persecuciones, el suspenso y lo desconocido entonces están ante un gran juego; ya si además son fans de Lara Croft, Shadow of the Tomb Raider no los dejará inconformes.

Quizá lo mejor de todo, es que además de tener nuestra historia principal, en la que Lara se luce como una guerrera, encontraremos misiones secundarias al hablar con la gente del lugar, de esta manera iremos descubriendo trasfondos en el desarrollo de nuestro personaje y de los habitantes, así como aventuras alternas enfocadas en la exploración más que nada. Este detalle, que funciona muy bien, brinda de mayor profundidad al juego y lo separa de sus dos anteriores entregas.

SIN SPOILERS, ASÍ QUE MEJOR HABLEMOS DEL GAMEPLAY

Uno de los más grandes puntos con los que se ha basado la publicidad para este título, es la de sus varias formas de jugabilidad. Esta vez además de contar con los ya habituales movimientos de Lara, como son el poder escalar, pelear, disparar varios tipos de armas de fuego, acabar con nuestros enemigos dentro del sigilo y más, tenemos la oportunidad de convertirnos en unos verdaderos expertos del combate, gracias a una serie de mecánicas muy bien integradas y por supuesto, emocionantes.

Para comenzar ahora podemos “mezclarnos con la jungla” esto quiere decir que nos podremos esconder en superficies que están cubiertas de plantas como enredaderas, aunque también en arbustos; de esta manera Lara podrá esperar al momento justo a que el enemigo esté cerca de nosotros y de esta manera acabar con él de un golpe fulminante; aquí entra en efecto la habilidad para lograr percibir qué enemigos son visibles a otros. Asimismo podemos embarrarnos de lodo para muy “a lo Rambo” realizar ataques sorpresa con tan solo oprimir un botón. Básicamente estas dos nuevas formas de ataque son muy útiles para cuando la dificultad es elevada o al menos para cuando el enemigo es de mayor número y no deseamos acabar sin munición. Por supuesto el gameplay es muy, muy fluído en todo momento sin importar el nivel de acción en pantalla, y el mapeado del control es bastante sencillo, así que no importa si ya conocen la presente trilogía, o si son nuevos en los juegos de aventuras, Shadow of the Tomb Raider se sirve de una jugabilidad impecable y de una sutil curva de aprendizaje para que nunca nos despeguemos de nuestra sesión de gameplay.

A estas alturas ya imaginarán que el juego presenta muchas características conocidas de los previos títulos, he igualmente esto se refiere a la capacidad de mejorar nuestro equipo, y subir de nivel; el detalle es que básicamente es presentado de forma distinta y un poco más elaborado, por ejemplo ahora tenemos un árbol de mejoras en el que podemos aprender más habilidades, y por si fuera poco, también podemos combinar nuestro conjunto de ropa para adaptarnos a cualquier situación. Finalmente y como un detalle realmente genial, los gamers que ya posean alguno de los anteriores juegos, descubrirán que en Shadow of the Tomb Raider tendrán los atuendos de los dos pasados títulos, incluso con los diferentes modelados de Lara, por si fuera poco también contaremos con diseños clásicos de la era del Playstation original, y posteriores, como dije, un punto bastante increíble que por supuesto, es añadido a los nuevos trajes de esta aventura.

UN ESPECTACULAR APARTADO TÉCNICO

Si buscan un juego que luzca realmente bien, y que sea digno para presumir a los amigos, Shadow of the Tomb Raider es una apuesta segura ya que contiene un gran acabado de texturas en alta definición; desde los detalles en el entorno, hasta en la ropa de enemigos, el título nunca decae visualmente, a esto se añaden espectaculares efectos de iluminación, sombras, efectos de clima como lluvia, o neblina y más, todo para representar ruinas, pueblos, selvas, cascadas, lagos, etc. Todo en Shadow of the Tomb Raider luce realmente bien, y el trabajo en sonido presenta la misma calidad. Igualmente el modelado de personajes y nuestra famosa protagonista son realmente buenos, así como los animales que vayamos encontrando.

A todo esto se añade un modo de fotografía con el que podemos experimentar con varios tipos de filtros visuales, así como las acostumbradas opciones de enfoque, movimiento de cámara y más; también podemos agregar marcos, escoger un tamaño distinto de imagen, agregar el logo del juego, cambiar la expresión de Lara y hasta activar una modalidad en la que podremos entrar a concursos de fotografía para el juego.

INDISPENSABLE, UNA AVENTURA PARA RECORDAR

Shadow of the Tomb Raider es la demostración de que las terceras partes pueden ser tan buenas como las primeras y las segundas. Su nivel gráfico es muy destacable, sin fallos visuales, errores en animación, o caídas de cuadros por segundo, las texturas y efectos en general son realmente buenos, y el diseño de arte es digno de una historia de Lara Croft, por si fuera poco el contenido es muy extenso, con la posibilidad de encontrar tesoros, descubrir tumbas, realizar misiones secundarias, subir a Lara de nivel, mejorar armas etc. Shadow of the Tomb Raider no es algo que nos dure un fin de semana, o que dejemos en la repisa luego de haberlo terminado, ya que ofrece una gran rejugabilidad gracias a varias dificultades, retos y más; sin duda es una perfecta entrega que obviamente nos hace esperar más.