Soul Calibur VI | Reseña

Bandai Namco y Project Soul ya tienen lista una nueva entrega en lo que es una de las sagas más importantes de peleas en el mundo de los videojuegos, me refiero a Soul Calibur VI, juego que por cierto saldrá a la venta en tan sólo dos días, el viernes 19 de octubre en Playstation 4, Xbox One y PC vía Steam. Pero en lo que llega la fecha, y si desean conocer nuestra opinión, aquí pueden leerla. Spoiler: Es muy bueno.

¡SORPRESA! ¿ES UN REBOOT?

Bueno, no es spoiler si hasta se puede leer en la Wikipedia (lol) así que comienzo por decirles que una de las más grandes sorpresas de este genial juego, es que los personajes tienen menos años que en títulos pasados, de hecho hasta Sophitia se ve más juvenil, y eso ni hablar de Kilik, quien parece recién salido del primer Soul Calibur (hablando de su edad, no apariencia gráfica jaja). Con esto es obvio decir e imaginar que estamos ante un especie de reboot de la saga, que toma los eventos del Soul Calibur original (lanzado en arcades en 1998, y Dreamcast en 1999), para entregarnos varias sorpresas en el camino, revelando secretos dentro de su modo historia que segurísimo todo fan de la saga verá con buenos ojos.

Soul Calibur VI es una aventura perfecta, con muchas caras conocidas de la época del Dreamcast y otras nuevas, como Geralt de Rivia, de la saga The Witcher, Azwel o Zasalamel, quienes se unen al repertorio clásico con líneas temporales dentro de la historia principal. Dicho esto el modo historia es contado de forma directa, dónde podemos jugar con algunos de los clásicos personajes, y en los que vamos encontrando como contrincantes a favoritos como Nightmare, Ivy, y el poderoso Inferno; sin embargo al finalizar esta “línea temporal” habremos desbloqueado otras alternas para cada personaje por separado, y que nos coloca en eventos que transcurren al mismo tiempo que la principal, dichas historias no son tan largas, pero sirven para mostrar otras perspectivas a la lucha por la legendaria y temible Soul Edge. Este modo cabe decir, tiene una muy buena duración, así que ya sólo por eso merece la compra del juego.

PERFECTO, PERFECTÍSIMO, ULTRA GENIAL

No exagero si digo que Soul Calibur VI es una perfecta entrega. Sí, tiene uno que otro detalle como por ejemplo en las manos de Astaroth, que parecen traspasar su arma; pero en términos generales el título está muy pulido y bien logrado. Lo mejor de todo quizá, es que en estas épocas de chorrocientos gigas de peso, Soul Calibur VI apenas sobrepasa por muy poco los 10 Gigas, por lo que si lo compran en digital, no tendrán que esperar mucho para comenzar a jugar. Lo cual es increíblemente bueno.

Otro de los grandes aciertos es que además de ser sumamente fluido y rápido en su control y animación, la nueva entrega maneja un gameplay de corte clásico, donde incluso podemos encontrar combos “de toda la vida” en la saga, así que si son jugadores experimentados muy pronto estará repartiendo combos mortales a sus inocentes amigos y nuevos fans. Pero claro, Soul Calibur VI también guarda muchos nuevos secretos en sus mecánicas; primero, cualquier jugador ya sea experto o no, puede descubrir movimientos impresionantes gracias a su construcción de combos y combinación de botones amigable, y segundo, ahora tenemos nuevas e impresionantes mecánicas que pueden cambiar el ritmo de la batalla en cualquier momento; estas mecánicas llamadas Reversal Edge hacen que ambos jugadores (o el jugador vs la IA) tengan un lapso en donde cada uno debe oprimir un botón de ataque, y como un especie de “juego de piedra, papel o tijera” uno de los jugadores puede esquivar y terminar su embestida si ha oprimido el botón correcto. Obviamente lo que cada quien oprima no aparece en la pantalla ni mucho menos, lo que hace que esta jugada sea muy emocionante y como dije, convierta cada encuentro en algo divertido donde todo puede pasar.

Además de esto tenemos los combos sencillos, los rápidos y clásicos de la saga y otros poderes especiales bastante impresionantes y que hasta ahora no se habían mostrado (por decirlo de una forma), estos golpes pueden derribar a cualquier adversario, pero ojo, también pueden ser bloqueados usando el timing preciso.

A todo esto cabe destacar como sabrán los fans, que cada personaje de Soul Calibur VI tiene su arma definida, por lo mismo cada uno presenta movimientos especiales y golpes específicos, que los hacen únicos en comparación de los demás luchadores, así, el juego se mantiene fresco en todo momento e impulsa al jugador a usar diferentes tácticas de combate dependiendo de a quién esté enfrentando.

ESTO SÍ QUE ES BONITO

Gráficamente Soul Calibur VI es impecable, los modelados de personaje son fieles al 100% como en sus inicios en la saga, con vestimentas y detalles en alta definición y un gran número de polígonos sin duda; las texturas son muy detalladas, así como los movimientos de la ropa y armaduras, igualmente es destacable la rapidez de las animaciones en ataques.

Hablando de los escenarios los gamers podremos reconocer algunos clásicos y otros totalmente originales, todos presentan mucho cuidado en su trabajo a nivel poligonal, texturas e iluminación, y hablando de eso, también presentan variaciones con cambios de horario, por lo que una pelea nos puede llevar a diferentes horas del día round tras round, dejando ver diferentes tonos, efectos de luz, y reflejos en los personajes, detalle sumamente llamativo. Estos escenarios son muy variados y diferentes entre sí, así que el juego en este aspecto nunca aburre.

El arte de Soul Calibur VI es, como siempre lo ha sido, otro punto a destacar. Con ilustraciones y galerías para desbloquear con arte original, y de anteriores entregas, Soul Calibur VI tiene un montón de contenido para ir comprando con moneda de juego; aquí hay que agradecer a Bandai Namco, pues los precios no son exageradamente elevados, así que en algunas horas estaremos comprando arte y diseños para customizar nuestros personajes.

Como dije el arte de ilustración es sumamente cuidado, tanto así que uno desearía que un día tuviéramos una entrega de Soul Calibur dibujada en 2D con estos mismos diseños, ya que simplemente son impresionantes. Y hablando del arte para los personajes en 3D o sea, los que usamos en el juego, las cosas van bien pero repito, las ilustraciones llaman mucho la atención. Ojalá Bandai Namco se anime a hacer una entrega tipo spin off en 2D, creo que sería algo muy impresionante así del tipo como Blade Strangers, Koihime Enbu o como el reciente Dragon Ball FighterZ (cruzo los dedos por tener algo así).

REGRESANDO A LA REALIDAD

Dejando aparte mis sueños de un Soul Calibur en 2D con ese arte tan espectacular, lo que los jugadores ahora tenemos en Soul Calibur VI es algo para admirar, ya que la nueva entrega ha valorado los mejores elementos de la saga, para mantenerlos y añadir cosas nuevas, lo cual funciona muy bien; los nuevos personajes también son bastante llamativos y sin duda aportan variedad al estilo de pelea en el que se basa la franquicia, así que eso es algo bastante cool que todo fan debe apreciar.

Finalmente no nos olvidemos de las opciones para customizar un personaje del juego, o inventar uno nuestro desde casi cero, donde elegimos el sexo, la complexión, tipo de arma, ropas, armaduras, voz, colores, etc. y lo mejor es que no sólo podemos usar este, o estos luchadores (o luchadoras) creados por nosotros para entrar al online, también podemos usarlos en versus, en varias modalidades de juego, en arcade, o hasta en un modo de historia específico, donde a forma de un juego RPG, iremos subiendo de nivel en cada pelea, conociendo una historia original para este modo, y que rodea a todo el universo de Soul Calibur. Ya por este modo el juego aumenta su rejugabilidad de forma enorme, y los elementos de RPG sin duda fueron una gran idea por parte de los desarrolladores, sobre todo porque son divertidas y funcionales.

¿YA UN CLÁSICO?

Sin duda es difícil decir si Soul Calibur VI se convertirá en un clásico como fue a mi parecer, el original en Dreamcast (sólo el tiempo y los gamers lo dirán), pero lo que sí es seguro es que esta nueva entrega es una merecida aventura muy emocionante, muy bien lograda y sobre todo que ha sabido permanecer en su línea, metiendo elementos nuevos pero de forma respetuosa y pensados en el tipo de jugabilidad de la saga.

Soul Calibur VI es todo lo que los fans de la saga y los nuevos jugadores esperan de un título de peleas en 3D. Es emocionante, divertido, inmersivo y muy detallado, y lo mejor de todo, tiene muchas horas de gameplay, más allá de aprenderse los combos, Soul Calibur VI es uno de esos títulos que son ideales para las retas con los amigos.