Star Ocean: Anamnesis | Reseña

Un videojuego de rol de acción para iPhone? Neta? En serio? No, yo así no puedo, pasar tanto tiempo en mi celular jugando algo que bien podría hacerlo en mi PS Vita o en mi PlayStation 4. Pero ya lo hice, y me sorprendí, y sigo recurriendo a él cuando voy al baño y… y mejor lean mi reseña de Star Ocean: Anamnesis de Tri-Ace y Square Enix.

ADIÓS BATERÍA

Érase una vez los días en que la batería de mi iPhone 8 Plus -fue precisamente en iOS donde se hizo la reseña- me duraba gran parte del día, quiero decir que a pesar de todo lo que lo utilizaba, podía aguantar hasta las 4 o 5 de la tarde con un porcentaje decente de carga. Ahora eso se ha ido a la basura gracias a que descargué Star Ocean: Anamnesis, un juego de rol demasiado extenso -y si es pleonasmo pues me vale- en el cual llegará un momento en que se sentirán perdidos y sin un rumbo fijo ni un orden concreto para jugar.

Star Ocean: Anamnesis maneja una historia de viajes en el tiempo y espacio, con simbología, magia, peleas, una chica perseguida por un monstruo y centenas de diálogos al buen estilo de los japoneses, sin embargo es en su gameplay y lo vasto del juego, donde descansa lo generoso de este título. Me refiero específicamente a que estamos hablando de una entrega que nos “regala” quince minutos de horror relatado que casi nadie se va a detener a leer, para más adelante sorprendernos con un sistema de pelea rápido, dinámico, de fácil entendimiento y sobre todo, SOBRE TOOOODO, inmensamente fluido en un celular de esta gama.

Lo más sorprendente de Star Ocean: Anamnesis en un iPhone 8 Plus, es lo fácil que nos sorprenderemos con sus gráficos y efectos especiales, más la música y sonido, ya que emula -si así le podemos llamar- de manera maravillosa a una consola de videojuegos. Dije “emula” porque se me ocurrió, así de fácil, pero se nota que Tri-Ace fue más allá y diseñó un juego pensado en los dispositivos celulares para los que buscan mantener una campaña móvil. Supongo que en algún momento han buscado un juego donde no todo sea una partida, recolectar una puntuación o monedas y luego cambiar de nivel, y para ese tipo de personas la cual no soy yo -pero ya lo soy- existe Star Ocean: Anamnesis que conjunta docenas de opciones para explorar y perderse en los menús que más bien parecen un laberinto de variaciones y selecciones.

Quisiera que esto fuera un punto a mejorar o incluso una debilidad, y por fortuna no lo es ni por asomo gracias a que tenemos ayudas para todas las primeras veces que hagan una acción, tales como cambiar de arma, mejorar a un personaje de ayuda, seleccionar una misión, transmutar objetos, etcétera. Sí, claro que al principio se van a perder pero también si son atentos estarán dominando muy pronto las centenas de pantallas que veremos.

TRANCAZOS A NIVEL TOUCH

Me permito dar un aplauso al gran diseño de las peleas en Star Ocean: Anamnesis, gracias a que no cuenta con un mugre pad virtual o algo para andar moviendo al personaje por todo el escenario, sino más bien presenta una interfaz con la que los gestos táctiles más usados se ponen en práctica: tocar y deslizar. Con estos dos tendremos más que suficiente para derrotar a las hordas de monstruos que habitan el planeta misterioso presentado en la trama inicial, e incluso no requerirán de muchos dedos pues los ataques son con un toque y están automáticamente dirigidos a quien tengan en la mira.

Star Ocean: Anamnesis a pesar de ser un juego de acción tipo God Eater, abusa de la practicidad -en el mejor sentido- y entrega un sistema de pelea donde la destreza no será precisamente la predominante para ganar, sino la rapidez y precisión para tocar la pantalla, con lo que hace al juego sumamente sencillo e interesante, tanto como para que la gente observe mientras vamos en el transporte público, o cuando estamos en esas sesiones maratónicas de espera en la fila del banco. O en el baño.

VEREDICTO

Star Ocean: Anamnesis resultó ser una sorpresa más allá del adjetivo “agradable”, se convirtió en mi primera opción para jugar desplazando a un juego de billar, otro de naves y el del plomero más famoso del mundo, esto gracias a que no es aburrido, permite el salto en pantallas lentas, tiene un contenido rico en información y profundidad y además es sumamente dinámico y no tiene una pérdida significativa de lo que es un juego de rol hoy en día.

Puedo apostar que Star Ocean: Anamnesis es un ensayo para un juego que más adelante entre en las consolas, cosa que no me gustaría por lo sencillo de usar en el iPhone, pero quizá con la pulcritud con la que manejaron la serie podemos apostar a que no habrá fallas en un proyecto del cual solo estamos especulando, pero que no dejamos de jugar por todas y cada una de las acciones a realizar, lo portátil del RPG y las peleas rápidas y tan sencillas que se llevan a cabo, por todo esto es que felicitamos a Tri-Ace y Square Enix por un juego de tan alta calidad y un tremendo 4/5 en la escala de Kopodo, su amigo y proveedor de esta y otras reseñas más.