Tennis World Tour | Reseña

El deporte blanco ha sido emulado chorrocientas mil veces en videojuegos, de todas las marcas que se les ocurran y con la cantidad de gráficos imaginables. El tenis es sin duda una apuesta con poco riesgo en este mercado y al parecer se seguirá explotando mientras la gente lo juegue. Tennis World Tour es una muestra de ello y para eso tenemos nuestra reseña después de varias chorreadas terribles ante competidores medianamente buenos y otros sumamente perfectos.

BRAZO DE TENISTA

Es complicado hablar concienzudamente del modo carrera de Tennis World Tour, y no porque sea incapaz de hacerlo, sino por lo largo y variado del modo, además de la manera en que se manejan los meses y las competencias con el fin de ir creciendo y ser un popular tenista. Esta modalidad es lo mejorcito de lo poco que tiene para ofrecer Tennis World Tour, y esperen un poco si creen que lo menosprecio, es solo que podríamos encontrar un poco de más variedad, pero nos limitan un poco a meterse de llenos en los pies de un tenista completamente novato y a gusto propio. Es un RPG básicamente, donde creamos varias características con limitadas opciones las cuales sirven como si nos dieran a probar el dulce y nos lo quitaran, ya que la tienda (no de dinero real) maneja una moneda capaz de obtenerse jugando, esto con el fin de obtener atuendos más agradables, equipo que nos ayude a mejorar ciertas características y aditamentos para verse más “pro”.

Ya les dije cómo se obtienen estas preciadas monedas, y eso se logra yendo al menú dedicado a los meses del año, con el que podremos escoger en varias actividades ya sea de entrenamiento, competencia, partido amistoso o descanso si así lo requieran. Esta parte suda tenis por todos los poros y es que no tienen de otra más que pegarle a la pelota una y otra vez para mejorar en la clasificación mundial -en la cual uno inicia en el lugar 100-, e ir escalando conforme ganamos eventos, no así partidos de exhibición pues estos últimos nos dan solo dinero, no estatus.

El tenis es un deporte de mucha práctica como todos, pero en el caso de Tennis World Tour lo es mucho más. Déjenme explicarles, una cosa es darle dirección al golpeo con la raqueta, y otro muy diferente el movimiento del jugador hacia ella. Será muy común que pierdan golpes gracias al mal control del tiempo respecto a su ir y venir, junto con el sentido del golpe. Por lo que si deciden darle una oportunidad al modo Carrera, deberán practicar de manera constante o de lo contrario no avanzarán como quisiera, y con la cantidad de trofeos relacionados con esta modalidad y lo interesante de ellos, es que querrán hacer mejor a su tenista que incluso Federer o Nadal mismos.

Por desgracia Tennis World Tour aún no tiene activada la opción de jugar en línea, por lo que este modo tendremos que darle la oportunidad en otra ocasión, así que lamentablemente lo único que podrán hacer aparte del modo Carrera es intentar jugar partidos en “Versus” o la máquina, modalidad que sólo sirve para desbloquear esos trofeos que requieren ciertos sucesos de mera suerte o que no se dan tan fácilmente. Les recomiendo sin embargo, chutarse la Carrera y ahí es muy probable que consigan su preciado Platino.

UN POCO DE ARCILLA EN LA RAQUETA

Tennis World Tour es un juego que le falta definitivamente una buena pulida, que va desde los menús y cintillas con ciertos fallos en las letras, hasta varias animaciones y transiciones entre las mismas para los jugadores, detalles que no son importantes en el gameplay pero que dejan mucho a desear por los desarrolladores, ya que si somos exigentes Tennis World Tour no luce como un juego de actual generación sino más bien como un port o una versión pero de PlayStation 3.

En varias ocasiones me encontré sorprendido por lo raro que se veían muchísimos modelos en la cancha, tales como los recoge pelotas, los mismos jugadores, el público, y todo esto le resta realismo a un juego que intenta serlo, más por su decente catálogo de tenistas con una carrera de respeto, tales como Federer, Wawrinka y las leyendas Agassi y McEnroe. En la parte del gameplay no se puede reprochar mucho, todo se ve bien, luce bien y se maneja relativamente bien, pero sí quisiéramos ver un poco más de flexibilidad o unos arreglos en la forma de golpear la pelota mientras se persigue, simplemente hay tiros que no se pueden responder a pesar de que el jugador ya está ahí, quitándole credibilidad a Tennis World Tour.

VEREDICTO

Tennis World Tour no es un juego malo, simplemente no está acabado, tal es el caso del multiplayer que no está disponible y ni hablar de esa parte antes mencionada de los gráficos que sufren un poquito. En sí no estamos hablando de un mal producto, pero por 59.99 dólares, creo que lo mejor es esperar a un descuento ya que no los vale, quizá en un futuro con ciertas mejoras o el online funcionando a su máximo, podría ser que en 40 dólares sea una buena inversión, pero no en esta ocasión por desgracia para Bigben Interactive.

Tengamos paciencia, pues con la experiencia que los desarrolladores se cargan, es probable un parche muy pronto que cambie estos detalles que no debieron pasar desapercibidos y sí tienen un impacto en la percepción del jugador.