Terror en la oscuridad | Crítica

Para comenzar, no sé qué tan adecuada sea la traducción de esta cinta ya que manejar la palabra terror puede llegar a plantar expectativas bastante falsas al tomar una decisión si ver o no la presente película, el título original “Inside” o “Adentro” pudo haber sido mucho más adecuado para nombrarla.

La cinta dirigida por Miguel Ángel Vivas, busca contar una historia sobre conciencia, precaución, terror y desesperación pero que al final todo se mezcla de una forma un tanto confusa y a continuación explicaré por qué.

UN TRÁGICO CAMBIO

Sarah Clark junto a su esposo llevan una vida tranquila, con felicidades que toda pareja normal o estereotípica lleva, son felices juntos, se aman y pronto serán padres de una hermosa bebé, pero todo esto da un repentino giro cuando ambos sufren un accidente en su automóvil, dejando a Sarah sola con su hija aún no nacida y un problema auditivo gracias al golpe que recibió; afortunadamente la bebé no recibe ningún daño grave, pero al quedarse sola, Sarah no sabe si podrá salir adelante con su embarazo, y aunque cuenta con el apoyo de alguno amigos y vecinos; la vida de Sarah aún tiene algunas malas experiencias por venir, ya que una mujer misteriosa intentará dañarla y raptar a su bebe aún no nacido.

UNA HISTORIA BASTANTE PREDECIBLE

Un punto bastante negativo de esta cinta es que al buscar sinopsis o críticas de este tipo, al leer la pequeña introducción sobre la historia, se abarca mucho sobre toda la película, todo lo que escribí en el párrafo de arriba, resume bastante la cinta, ya que pueden darse una idea de cómo pasarán las cosas y muy probablemente acertarán en todo. En pocas palabras, Terror en la oscuridad es un incesante festival de acciones ridículas, todo lo que sucede desde el principio de la película se siente como si fuera la segunda vez que lo estás viendo.

MÁS MORTAL QUE OTROS

¿Recuerdan esas películas de los años 80s y 90s sobre asesinatos de jóvenes acampando o pasando un buen rato entre ellos? Bueno aquí en Terror en la oscuridad se siente como algo parecido pero mal hecho al no estar enfocado directamente en este género, es como una película clase B pero sin intención de serla. Sí, créanme se ve tan mal como se lee.

El personaje femenino interpretado por la actriz Laura Harring, es ridículo y divertido a la vez, la habilidad que muestra para matar gente al por mayor sin recibir ningún tipo de daño, recuerda a personajes como Jason Voorhees o Michael Myers, “la mujer” tiene una habilidad impresionante para terminar con gente y policías armados sin derramar ni una sola gota de sudor, por momentos Terror en la Oscuridad luce como una de esas secuelas de bajo presupuesto de Scream o cualquier otra cinta del género slasher.

CONCUSIÓN

Terror en la oscuridad es un cliché de más de una hora, si intenta pensarse de una forma, seria queriendo dejar claro un mensaje de precaución sobre los raptos infantiles y las muertes de las madres, pero más bien y al contrario, se siente como una película con un guión mal hecho y una historia sacada de la mente de un Wes Craven noventero, con todo y pantalones bombachos.

Las actuaciones son olvidables y la historia que representan también, es predecible hasta más no poder, tanto que cada escena que pase te hará soltar una carcajada al pasar justamente lo que te acabas de imaginar o pensar.

La historia está muy forzada y se siente apresurada, en un momento estás viendo una escena feliz, al siguiente una trágica e inmediatamente después otra de una mujer matando hasta el perro que va pasando (literal, eso pasa).

Terror en la oscuridad es mala así de sencillo, es de esas cintas que es mejor verlas en un servicio de streaming con alguna botana, un día de flojera y que no quieras ver nada serio.