The 25th Ward: The Silver Case | Reseña

Cuando me enteré que haría la reseña de un juego que hace muchos años estaba para celular nada más, me sorprendí tanto que incluso añoraba llegar a casa para darle caña hasta el amanecer. Esta es mi reseña de The 25th Ward: The Silver Case.

COMENZAMOS

The 25th Ward: The Silver Case es un juego que en el 2005 saliera para móvil y hoy está disponible en PlayStation 4, no me pregunten por qué pero así es, una consola con tantos recursos les mostrará un juego con gráficos con amplia área de oportunidad, poquísimo movimiento, animaciones en 3D mínimas y con texturas no tan realistas, esperen largos e interesantes diálogos -la mayoría-, y una historia rarísima que si bien es cierto que es intrigante, no tiene demasiada fuerza para levantar el juego a lo sublime, pero hace su chamba.

The 25th Ward: The Silver Case es un título por episodios que es una novela visual, no del tipo de Point & Click sino más bien en la que leeremos todo el tiempo, ingresaremos números, tomaremos decisiones de mover al personaje, hablar o utilizar objetos, todo con el fin de solucionar “acertijos” para resolver un crimen terrible, sucedido en unos departamentos. Dividido en tres capítulos y a su vez cada uno en cinco episodios, The 25th Ward: The Silver Case exprime el tiempo del jugador con enormes diálogos que van contando la historia del detective, junto con otros personajes que ayudan medianamente a la solución del caso. Y debo decir que “ayudan” entrecomillado, por la cantidad tan limitada de información que no siempre resulta útil sino más bien como de relleno. Afortunadamente contamos con un botón “X” para mantenerlo presionado y acelerar los textos, así se evitan mucho tiempo leyendo -que no es lo recomendable-, y al final sacar un merecido platino por el hecho de leer horas enteras frente al televisor.

NUDO

Siento que The 25th Ward: The Silver Case (disponible el 13 de marzo) no aprovecha los enormes recursos de una consola tan potente como PlayStation 4, y presenta gráficos dibujados a manos nada despreciables, pero que sin duda pudieron ser mejor hechos si querían dar esa técnica “noir”. Los fondos detrás de las fotografías o escenas en primer plano, son tipo los 80’s y rompen absolutamente con toda la sombría “decoración” que no logra poner ese ánimo de intriga. La paleta de colores usada tanto en esos fondos, en las locaciones de los departamentos, los dibujos de los protagonistas y los menús, no logra combinar de manera correcta o como uno quisiera, provocando confusión en el ambiente y no permitiendo que nos casemos con un estilo.

Las mecánicas de juego para trasladarse de un lado a otro, o un departamento a otro, son por pasos y eligiendo un lado y otro, limitando la fluidez en The 25th Ward: The Silver Case, por lo que ir de un lugar a otro terminará siendo lento.

VEREDICTO

No se puede decir mucho de The 25th Ward: The Silver Case más que es un juego con posibilidades de haberse presentado mejor, con una historia buena a secas, que se caracteriza por su peculiar diseño y en su poca aventura, en las cuales por más que se intente utilizar la música para ponernos a modo de suspenso, será complicado llegar al clímax.