The Gardens Between | Reseña

Desarrollado y publicado por The Voxel Agents se trata de una muy sencilla historia en la que dos amigos van construyendo o recobrando varios recuerdos, todo con unas mecánicas de juego llenas de acertijos en las que podemos mover el tiempo. The Gardens Between sin duda es una buena propuesta, bastante tranquila y apacible para quienes buscan un reto en sus ratos libres.

EL MUNDO DE LAS ISLAS

Todo comienza cuando por alguna razón, dos amigos son transportados a un mundo surrealista en el que cada recuerdo que deben recuperar esta ubicado en una isla llena de objetos de ese recuerdo, fragmentos que pertenecen a la década de los 80’s, por lo que veremos muchos elementos de esa época, como videocaseteras, televisores de “caja”, consolas, computadoras y más.

Nuestros protagonistas son Arina y Frendt, y el meollo del asunto es que para reconstruir las vivencias del pasado, ellos tendrán que colocar una luz hasta arriba de cada isla; sin embargo no es tan sencillo como suena, pues aquí entra la habilidad de mover el tiempo para adelante o atrás, acción que crea cambios en los movimientos de nuestros personajes y además en el entorno, de esta forma iremos construyendo puentes, creando rampas y lo más importante, encontrar la respuesta para ir moviendo nuestra luz hasta la parte superior.

Dicho esto Arina es quien lleva la luz en una especie de canasta, ella (quien a veces se separa de su compañero) puede activar los portales que nos llevarán a otra isla; Frendt por su parte puede activar ciertos objetos del entorno para recrear “movimientos extra” en el escenario, par así ayudar a Arina. La verdad es que suena más rebuscado de lo que és, The Gardens Between es un juego de controles muy sencillos y fáciles de comprender, con una mecánica también muy simple, pero que se basa en la resolución de unos muy creativos acertijos, elemento base del juego y por supuesto, su mejor punto.

AGRADABLE DISEÑO

Comenzando por la banda sonora, el título es muy agradable al oído, esto sin duda nos ayuda a la concentración y a estar en calma ante cada reto, aunque nunca llegamos a tener una sensación de frustración (bueno, depende de cada jugador), habrán muchas ocasiónes en que no podamos resolver un acertijo simplemente por no prestar atención al entorno, pues cada respuesta es no sólo sumamente lógica, también muy sencilla. Así que el juego nos invita a la contemplación.

Las islas como dije están formadas por los objetos de cada recuerdo, al final, cuando colocamos la luz en la parte superior, podemos ver una pequeña animación que construye el recuerdo, para luego pasar al siguiente. Dicho esto el juego no es largo, de hecho en un par de días se puede terminar, pero su buena ejecución y la experiencia que brinda son suficientes para hacerlo una buena propuesta. Ojalá posteriormente tengamos algún tipo de DLC o algo.
Gráficamente The Gardens Between cumple de forma agradable, como en todos sus apartados; la animación es fluida y llama mucho la atención cuando avanzamos o retrocedemos el tiempo, pues somos testigos de una cascada de movimientos y objetos que se mueven. En pocas palabras es este un título que lo hace todo bien.

VEREDICTO

Disponible en PC vía Steam, Linux, Mac, Switch y Playstation 4, The Gardens Between es una buena experiencia para todos aquellos gamers que busquen un juego de acertijos, con un nivel técnico más que decente y además, muy amigable en sus controles, pues básicamente solo tenemos tres acciones: adelantar, atrasar y activar.

A pesar de no contar con diálogos de algún tipo, la narrativa visual es suficiente para expresar la amistad de estos dos personajes, y todo acompañado de una muy tranquila banda sonora, hace de The Gardens Between de algo prácticamente para todo público.