The Lost Child | Reseña

Kadokawa Games y NIS America publican en Playstation 4, Switch y PS Vita, The Lost Child, un juego en primera persona con elementos de JRPG e investigación desarrollado por Crim, y que nos presenta una historia de ángeles y demonios en guerra que a su vez, expande el universo ya presentado en el videojuego de 2011, El Shaddai: Ascension of the Metatron.

UN DUNGEON CRAWLER CON ELEMENTOS DE MISTERIO

La historia de The Lost Child comienza con nuestro protagonista, un reportero llamado Hayato Ibuki que se encuentra investigando un reportaje en una estación del metro, es cuando, luego de hablar con algunos personajes, alguien nos empuja a las vías, pero, por gracia divina y fortuna para nosotros, una misteriosa chica nos ayuda a escapar de tan horrible situación. Sorpresa para nosotros esta chica nos deja un maletín en el que posteriormente descubriremos contiene un arma para luchar contra ángeles, ángeles caídos y demonios.

Dejando de esta forma la base de una historia de misterio con tintes sobrenaturales y apocalípticos, más tarde descubrimos que Hayato es el elegido para librar una guerra de demonios, ángeles y ángeles caídos, en la Tierra. Es así como comienza nuestra aventura por Tokyo mientras investigamos casos de ocultismo, atrapamos seres de otro mundo, los evolucionamos y hacemos que nos ayuden en nuestra lucha.

DE UNA SIMPLE PRESENTACIÓN

The Lost Child es un juego bastante básico visualmente, y el nivel de arte es bueno, muy del tipo anime; básicamente se divide en dos partes, la primera es donde hablamos con los personajes y protagonistas que vayamos encontrando, aquí las líneas de diálogo son muy extensas, casi del tipo de una novela visual, nuestra tarea en este apartado será la de tomar notas (por decirlo de una forma) en cada caso de ocultismo que deseemos investigar para la revista que trabajamos; nuestro centro de operaciones es la oficina, lugar en el que tomaremos misiones principales y alternas desde una pizarra. Dichas misiones nos llevarán a varios lugares de Tokyo en donde hablaremos con NPC’s para seguir pistas, y cada conversación se desarrolla en dibujos 2D.

La segunda parte o segunda sección del juego es la tipo “dungeon crawler” el cual se desarrolla en primera persona; aquí podremos movernos por escenarios en la ciudad para ser descubiertos por diferentes criaturas, luego, en cada encuentro el escenario cambia como todo buen RPG y en esta zona de batalla tendremos a nuestro equipo con nosotros para ayudarnos, además de los demonios y demás, que vayamos capturando en el camino.

El juego en todo momento es muy simple y básico gráficamente, cuando nos movemos por calles y otros escenarios estos presentan texturas sin detalle, muy planas y vacías, los encuentros contienen una animación muy básica, y se manejan más por ilustraciones. Como dije, el arte se inclina más por el anime cosa que brinda de personalidad al juego y que contrasta mucho con el nivel gráfico.

ATRAPANDO DEMONIOS

Muy al estilo de Pokémon o Digimon, The Lost Child nos pone a “coleccionar” demonios, ángeles caídos y ángeles; seres con los que nos enfrentamos y que luego de derrotar podremos, si lo deseamos, capturarlos para purificarlos y ponerlos de nuestra parte. Estos seres además pueden evolucionar y subir de nivel, sus formas visuales, niveles y tipos de ataque cambian y sin duda se convertirán en nuestra gran ayuda a la hora de los combates. Aquí cabe decir que al llegar al punto de evolución nuestros seres astrales (como se les menciona) regresará al nivel 1, pero en su siguiente fase, esto se logra acumulando diferentes niveles de karma en el juego. Lo cual es distinto a nosotros y nuestros personajes de partida, pues ellos si ganarán EXP o experiencia en batalla.

Hablando de la curva de aprendizaje, esta es bastante sencilla e intuitiva, pero si es necesario tener cierta experiencia en juegos de calabozos RPG y por supuesto tener alguna afinidad y conocimiento con los JRPG, pues The Lost Child no es un juego malo, pero no es para todo público que simplemente busque de un nuevo RPG. The Lost Child es un título que deben pasar con calma, que contiene muchas líneas de diálogo, y una historia más o menos intrigante. Todo acompañado de peleas en 2D con ilustraciones y a posibilidad de atrapar seres astrales.

AL FINAL DEL DÍA

The Lost Child es un juego más inclinado para fans de Shin Megami Tensei, los JRPG, o las novelas visuales, ciertamente la primera impresión que brinda no es muy llamativa, pero lo que hace ganar al juego es el tiempo que le demos y la voluntad que tengamos de aguardar con paciencia e ir leyendo con calma cada encuentro que tengamos con los distintos personajes, es decir, no es un juego en donde a los cinco minutos comencemos a pelear, es un título que se toma su tiempo y que va balanceando la historia con las batallas.