Tyr: Chains of Valhalla | Reseña

Luego de un desarrollo en Kickstarter, ENNUI Studio al fin lanza en Playstation 4 y PC vía Steam su juego que mezcla plataformas y disparos en 2.5 Tyr: Chains of Valhalla, una interesante aventura cyberpunk que mezcla elementos nórdicos al adaptar algo así como el Ragnarok en una visión futurista avanzada postapocalíptica ¿suena descabellado? un poco, pero la verdad es que funciona.

EL MUNDO DE TYR, ES UN MUNDO QUE NO PERDONA

Antes de llegar hablar de la estresante dificultad del título, hablemos un poco de su historia. Tyr: Chains of Valhalla como ya dije se basa en elementos de la mitología nórdica para la base de su narrativa, en pocas palabras es el fin del mundo de los vikingos, pero en un futuro post-apocalíptico tecnológicamente avanzado, o mejor dicho, cyberpunk. En nuestra aventura de agonía y desesperación conoceremos a nuestro personaje principal Tyr, un ser sintético con la única misión de destruir a L.Oki y su malvada corporación Yggdrasil, la cual como es de esperar ha sometido al mundo en un caos de máquinas. Así que, en pocas palabras L.Oki es el malo, Tyr es el bueno y en medio tenemos a un montón de seres dispuestos a sacarnos las entrañas cibernéticas

Por fortuna para nosotros Tyr no está solo, conocemos al buen profesor Oswald Din “O.Din” y creador de nuestro héroe, y también contamos con la ayuda de Huginn y Munnin, dos compañeras que nos guiarán, darán tips y hasta nos regañarán (prácticamente) por toda nuestra misión (intenten estar quietos un momento y verán lo que nos dicen). De esta forma Tyr: Chains of Valhalla nos da una entrada interesante, y ciertamente original que, aún siendo algo básica, es suficiente para ganar el interés del jugador. Claro, antes de siquiera dar el primer paso.

TYR, O SEA TÚ, MORIRÁS DEMASIADO

Si hay algo por lo que se caracteriza este juego de “correr, saltar y disparar” es por su insana y elevada dificultad. En serio, cuando vemos cuántos disparos son necesarios para acabar con un enemigo en el nivel 1-1 nos damos cuenta que quizá lo mejor sería que… L.Oki termine de gobernar el mundo y todos “felices” pero no, somos los héroes de la historia y como también somos masoquistas, pues sólo hay un camino por recorrer, y ese nos dirige para adelante. A salvar el mundo entonces.

La mediana buena noticia es que Tyr puede ser mejorado para tener más fuerza y poder (en pocas palabras) pero aún así es imposible olvidar o no ver la alta dificultad del juego con esos enemigos de fuerza bruta y disparos estratégicamente puestos para que caigamos muertos. Los mismo puedo decir del diseño de plataformas, el cual reta en todo momento a ser casi quirúrgicamente exacto en nuestros saltos que también pueden ser mezclados con una super velocidad “a la Sonic”, este detalle hace que prestemos mucha atención a lo que vamos hacer, a estar en calma y realizar nuestra jugada. Algo casi imposible cuando te están disparando pero bueno, ya quedó claro que nos gusta sufrir.

Sin duda Tyr: Chains of Valhalla está diseñado con un buen grado de dificultad sólo apto para los más aventurados, pero el juego también sufre de algunos errores que acrecientan este sentimiento. Y todo se reduce a la jugabilidad de Tyr, la cual en momentos no puede parecer precisa, lo que da el sentimiento de que algunas muertes no serán nuestra culpa, si no de la gracia divina, no es cierto, más bien de la mala suerte.

En general estamos ante un título donde cada pixel cuenta, es decir, si nos paramos un poquito más atrás, no llegaremos a la siguiente plataforma, lo mismo aplica para cuando usamos saltos normales, dobles o combinados con la super velocidad. A veces saber dónde caerá Tyr es cuestión de suerte y para nuestra mala fortuna ¿ya dije que el diseño está hecho para ser dificil? los enemigos están colocados justamente dónde pueden entorpecer más nuestros movimientos, así que en lo personal recomiendo que de ser posible, a veces huir de un enfrentamiento es mejor que irse a lo Rambo.

Tyr: Chains of Valhalla es sin duda un juego de repetición, de esos de la vieja escuela en dónde tenemos que aprender los patrones de los enemigos una y otra vez, para saber cuándo saltar y atacar; como dije, ellos están colocados estratégicamente para que perdamos la partida, así que de entrada es bueno ponerse en la mente que vamos a perder, y mucho. Además, una mala noticia para los cortos de paciencia es que los checkpoints están colocados algo lejos.

Y antes que se me olvide, ¿mencioné que tenemos contrarreloj? Pues si, no solamente debemos aprender los niveles, también tenemos que apurarnos porque el tiempo de Tyr se acaba y si eso pasa, bueno, no podremos completar la misión.

GRÁFICOS MUY COLORIDOS

El diseño de niveles puede ser bastante complicado, así como la ubicación de los enemigos, pero hey, al menos los colores brillantes casi tipo neón y los efectos de partículas de nuestros disparos son muy bonitos.

Algo curioso en Tyr: Chains of Valhalla es que mezcla un diseño de personajes entre lo anime y un look más occidental, en general se siente como una caricatura, lo cual es bueno, sin embargo no pude dejar de notar una y otra vez los diseños para Huggin y Munnin, quienes a mi parecer se salen de lo que estamos viendo, con un diseño menos agraciado. Fuera de eso, el aspecto entre caricatura/cómic/anime”occidental” es ciertamente llamativo y da de personalidad al juego; el cual nos entrega una tipografía tipo “Guilty Gear” que para algunos puede funcionar y para otros no tanto.

Hablando de texturas y efectos, estos son muy llamativos, sobre todo la combinación de colores casi pastel para cada escenario, los cuales están adornados con zonas destruidas y fuego, pantallas con mensajes y obvio, las temibles plataformas. En la creación de ENNUI Studio también podremos sufrir de desesperación, que diga, pasar horas de aventuras en varios mundos completamente diferentes que por fortuna podemos probar desde el inicio a ver en cual salimos mejor parados, claro, cabe destacar que siempre es mejor empezar por el primero para ir conociendo la historia en orden.

Un detalle a destacar es el maravilloso soundtrack del juego, que continuamente nos bombardea con intensas melodías metaleras con elementos electrónicos, algo que brinda de profundidad y carisma a todo el producto, y que además pueden encontrar en varias plataformas digitales para su compra por separado. En serio es bueno así que en lo personal lo recomiendo.

UN JUEGO DEL QUE ESPERAMOS UPDATES

Tyr: Chains of Valhalla ciertamente no es un juego perfecto, pero tiene elementos suficientes para que el hardcore gamer sacie sus ganas de sufrimiento mientras escucha metal. Como dije, no es un título sencillo, hay que estar preparados para morir, y romper el control. Pero sobre todo para aprender los patrones de comportamiento de los enemigos, si hacen eso, tendrán la mitad de la suerte con ustedes.

ENNUI Studio ha entregado un juego del que nos gustaría actualizaciónes, quizá una dificultad menor (por favor) y un refinamiento en el control del personaje para que sea más preciso; en general detalles que bien pueden ser agregados con el tiempo.

¿Queremos un Tyr 2? Obviamente es muy temprano para incluso pensar en eso, pero sí, en lo personal me gustaría ver una secuela que expandiera el universo, con una programación más refinada y la misma dificultad, oh, y la misma calidad del soundtrack.