Un nuevo camino | Crítica

Wendy es una chica trekkie dentro del espectro autista que vive en un hogar de apoyo en San Francisco, cuando la Paramount Pictures decide abrir un concurso para encontrar nuevos guiones, ella se embarcará en un viaje para cumplir sus sueños y demostrar su independencia.

Con el título original de “Please Stand By”, es una cinta de origen norteamericano que combina elementos de drama y comedia. Escrita por Michael Golamco y dirigida por Ben Lewin, cuenta con las estelares actuaciones de Dakota Fanning y Toni Collette.

Dakota Fanning (“Taken”) es Wendy, una chica en el extremo altamente funcional del espectro que sueña con volver a vivir con su hermana y conocer a su sobrina Ruby. Sus grandes pasiones son escribir y todo lo que tenga que ver con Star Trek, por eso, el concurso de libretos parece la oportunidad perfecta para ganar dinero y volver a casa. Alice Eve (“Star Trek: En la oscuridad”) actúa como Audrey, la hermana mayor de Wendy, quien acaba de formar una nueva familia y se siente incapaz de cuidar de su hermana. Toni Collette ( “El Sexto Sentido”) interpreta a Scottie, una dedicada terapeuta que se ocupa de ayudar a Wendy a estructurar su rutina, River Alexander (“The Way, Way Back”) es Sam, el hijo de Scottie quien por medio de su conocimiento sobre Star Trek ayudará a su madre a entender un poco mejor a Wendy. Finalmente Tony Revolori (“El gran hotel Budapest”) es Nemo, un compañero de trabajo de Wendy, que parece estar enamorado de ella.

Un nuevo camino apuesta por mostrar la historia de Wendy de una manera muy ligera, la primera parte se dedica a presentar la importancia de su rutina y algunos de los retos a los que se enfrenta en su día a día, en especial en lo que conlleva lidiar con sus emociones y las de aquellos que le rodean. Posterior al escape de Wendy, nos encontramos con una clásica “road movie”, con todos los clichés que esto conlleva. En su recorrido, se encuentra toda suerte de personajes que buscan ayudarla o aprovecharse de ella. La protagonista se identifica con el vulcano Spock, por eso no es de extrañar que la cinta muestre cómo a veces ve el mundo a través de sus ojos, tratando de darle sentido a su entorno en una manera similar a cómo él lo haría. En la película, veremos escenas que ocurren en el universo de Star Trek y se relaciona con lo que Wendy está viviendo o bien, a ella misma describiendo los acontecimientos de la misma manera en que escribe sus fanfics.

Me parece interesante la inclusión de “The Miracle Project”, una asociación californiana que trabaja con personas autistas y les ayuda a desarrollar sus talentos artísticos, en la cinta los actores Dominique “Big D” Brown, Brittanie Sanders y Cindy Miyashiro, pertenecientes a esta agrupación, viven en la misma casa con Wendy. Podemos deducir que uno de los objetivos del film era hacer conciencia de que existen muchas formas diferentes en que una persona puede ser autista e invitar a la reflexión. Aunque no estoy segura de que se haya tenido éxito en este departamento, sí creo que al contar historias como la de Wendy de manera tan natural y divertida sin caer en la ridiculización, se invita a la audiencia a conocer un poco más de esta condición.

En general, las escenas son optimistas y livianas, incluso cuando las cosas inevitablemente marchan diferente a lo esperado, la atmósfera de la película te hace saber que todo saldrá bien eventualmente. Otro elemento que añade cierta dimensión es el tema de Star Trek, que será pretexto de un par de escenas cómicas y está presente durante todo el film, como la aparición de Alice Eve, el conveniente nombre de la cuidadora de Wendy y otro par de referencias que los trekkies, seguro podrán identificar.

Aunque es una película predecible y con algunos fallos menores, creo que es muy importante en materia de representación, en el cual las mujeres autistas aún tienen un largo camino por recorrer. La obra te hará reír y estremecerte al mismo tiempo que vemos a Wendy hacer un viaje, más que físico, emocional, en el que llegará a cuestionarse sus propios límites y aprender más de sí misma. No te puedes perder Un nuevo camino en tu sala de cine favorita.