Vampyr, la aventura de vampiros en Londres de 1918 ya tiene un nuevo avance y es espectacular

Focus Home Interactive y Dontnod Entertainment han publicado “Becoming a Monster” el nuevo avance de la genial y épica aventura ambientada en Londres de 1918, Vampyr, un RPG con acción y sigilo en el que seremos el Dr. Jonathan Reid, un personaje con el que exploramos las oscuras calles de Londres mientras decidimos a quien salvamos y de quien nos alimentamos para ir evolucionando ganando fortaleza, para luchar contra una gran amenaza.

En Vampyr, la mayor fuente de experiencia para aprender y mejorar las habilidades proviene de la sangre de los ciudadanos de Londres, que el Dr. Jonathan Reid se ha propuesto salvar de la epidemia que azota la ciudad. La pregunta es menos “¿Matar?” Que “¿A quién mato?” Investigar las vidas de los ciudadanos permitirá que Reid decida quién es más “merecedor” de sacrificio, o simplemente puede ceder a su hambre y tratar a los mortales como bolsas de sangre. De cualquier manera, matar a ciertos ciudadanos tendrá un mayor impacto en el ecosistema local que otros, mientras que simplemente matar a demasiados puede hacer colapsar a un distrito entero.

Después de drenar la sangre de sus víctimas, Reid puede aprender y desarrollar poderosas habilidades de combate. Las habilidades de combate cercanas le permiten a Reid cerrar brechas rápidamente, abalanzarse desde lejos antes de atacar con garras mortales, mientras que otras como Lanza de sangre le permiten hacer daño desde la distancia. En los niveles más altos de poder, incluso los vampiros temen algunas habilidades. Abyss le permite a Reid desatar las sombras desde adentro, mientras que Rage ataca y ataca a grupos enteros de enemigos con una terrible furia. Aprender y desarrollar estas habilidades ayudará en la búsqueda del médico para salvar Londres, pero ¿a qué costo?

Uff, la verdad es que suena muy prometedor, así que ya estamos totalmente listos para jugarlo, cuando salga a la venta en PC, Playstation 4 y Xbox One, el 5 de junio, o sea ya casi en un mes. ¡Que emoción!