Widows | Crítica

Si quieren ver una película que desde antes que se pongan cómodos en su butaca ya los esté bombardeando con suspenso, acción y drama, sin duda deben ver Widows, dirigida por Steve McQueen, a quien recordamos por su notable trabajo en la silla del director por 12 Years a Slave, y que además cuenta con un guión de Gillian Flynn, quien adaptó a la pantalla grande Gone Girl (2014). En pocas palabras, recomendada al 100%.

Y ya. No lean más. Vayan al cine.

OH BUENO, ES QUE ESCRIBÍ ESTA CRÍTICA Y NI MODO LA TIRE A LA BASURA

Mientras compran sus boletos o hacen sus planes para ir al cine, les contaré porqué Widows (Viudas) es tan buena que no la pueden dejar escapar.

Para comenzar corre bajo la dirección de McQueen, quien la verdad nos ha sorprendido ya que la presente cinta dista mucho de su trabajo anterior, de hecho hasta es otro género, y aún así, logra acertar en el clavo, manteniendo una historia repleta de momentos impactantes, no sólo por sus escenas dramáticas, también por una carga actoral realmente sublime, y una historia llena de emociones y sentimientos fuertes. Dicho esto, es de aplaudir al director por no encasillarse en lo que mejor le ha salido, y explorar otros entornos fílmicos; Widows es la respuesta y la prueba contundente de que este señor es un buen director. Cosa que nos hace esperar aún más su próximo trabajo.

Por otra parte tenemos a Gillian Flynn, de quien podemos ver la adaptación de 2014 Gone Girl, una cinta de drama y suspenso bastante buena la verdad (si no la han visto no duden en hacerlo), y que aquí plasma su experiencia y visión para plasmar en la pantalla grande una buena historia con elementos de thriller, crimen, corrupción, drama, acción y mucho más; algo que como dije al principio, no los dejará ni acomodarse en la butaca. De hecho, no sabrán si comer sus palomitas o ver la película. Así de buena es. Los absorberá y los mantendrá al filo en cada instante.

UNA MAGNÍFICA PUESTA EN ESCENA

Otro elemento por lo que Widows es sorprendente es su cuidada puesta en escena. La narrativa de la cinta es sumamente dramática y llena de carga emocional, y las secuencias de acción son totalmente contundentes, con movimientos de cámara dinámicos, una banda sonora energizante, y un sonido en efectos visuales realmente sorprendente; todo para marcar momentos llenos de furia y violencia en la que todo se siente contundente.

A esto se añaden las perfectas interpretaciones del elenco, en dónde encontramos a actrices como Viola Davis, quien hace un excelente trabajo emocional y fuerte; también vemos a Elizabeth Debicki, Michelle Rodríguez, Cynthia Erivo, Colin Farrell, Liam Neeson (quizá en uno de sus mejores papeles), Robert Duvall, Jon Bernthal y Daniel Kaluuya, actor que nos ha sorprendido desde que apareció en la serie Black Mirror, y que después vimos en Get Out, Black Panther y aquí en Widows, donde aparece de forma muy grata como el antagonista. Cabe decir que cada elemento actoral se desenvuelve a la perfección, haciendo que la cinta funcione y sea más impactante. Widows es una producción que no deben dejar escapar, pues está hecha para la pantalla grande.

Finalmente y hablando de la historia, sin hacerles spoiler, claro, Widows nos mantiene en una narrativa que mezcla el crimen con el drama cotidiano, y que nos presenta a un grupo de viudas condenadas a muerte (prácticamente) que no tienen otra opción, más que hacer un peligroso trabajo en Chicago para saldar la cuenta que sus difuntos esposos le dejaron a la mafia. Y no, la cinta no es nada parecida a Ocean’s Eight.

¿ENTONCES, YA TIENEN SUS BOLETOS?

Widows es la película perfecta para ir al cine y asombrarse con una pantalla inmensa, un sonido perfecto, una historia abrumadora y una dosis de acción muy intensa. Es una película en la que se nos olvidará comer las palomitas, en la que no terminaremos el refresco y que nos hará ser cómplices de su historia hasta el último momento. Es un thriller que no se pueden perder.