Xbox One S y Xbox One X tendrán soporte para tecnología Radeon FreeSync para una experiencia de juego más fluida
xbox one x

AMD y Microsoft anunciaron el soporte para la tecnología Radeon FreeSync en las consolas Xbox One S y Xbox One X, al ofrecer a los fanáticos de todo el mundo la solución más adoptada de la industria para un juego fluido y libre de artefactos.

Hace tres años, AMD introdujo la tecnología FreeSync con el objetivo de acabar con el juego agitado y los cuadros rotos al impulsar la adopción generalizada de la tecnología de actualización adaptable a través de un estándar de la industria rentable. Los jugadores han respondido en masa, convirtiéndola en la opción por excelencia para un juego fluido y sin tartamudeos, con más de 240 monitores compatibles con FreeSync en el mercado de más de 20 socios.

“Los jugadores de Xbox One S y Xbox One X ahora pueden disfrutar de los mismos beneficios que sus colegas de juego de PC, con un despliegue más amplio en las próximas semanas: excepcionales experiencias de juego sin tartamudeo impulsadas por la tecnología Radeon FreeSync,” ha dicho Scott Herkelman, vicepresidente y director general del Grupo Radeon Technologies de AMD. “La calidad de la experiencia, la amplia variedad de monitores habilitados y los precios favorables para los jugadores han contribuido a que los gamers de PC elijan Radeon FreeSync como la solución definitiva de actualización adaptativa. Ahora, gracias a Microsoft, millones más de gamers que juegan en Xbox One S y X tendrán acceso a un juego sin desgarros en sus salas de estar.”

“AMD y Microsoft tienen una larga historia de innovación, colaborando en hardware y software para ofrecer a los gamers las mejores experiencias posibles,” ha dicho Albert Penello, director senior de Marketing de Consolas Xbox. “Con la introducción del soporte de la tecnología FreeSync para nuestra plataforma Xbox One, AMD y Microsoft están llevando una tecnología de juego crítica a una base de jugadores más amplia. Estamos entusiasmados de ofrecer una nueva clase de juego fluido a los jugadores de Xbox One S y Xbox One X.”

La tecnología FreeSync ayuda a garantizar un juego sin problemas al sincronizar la frecuencia de actualización de un monitor compatible con la velocidad de fotogramas de la tarjeta gráfica Radeon de un jugador o la consola Xbox One S o Xbox One X, lo que ayuda a reducir la latencia y eliminar el desgarro y el tartamudeo durante el juego.

La tecnología FreeSync se basa en un enfoque de ecosistema abierto que permite a los socios de monitores aprovechar la actualización variable sin las costosas tarifas de licencia. Con más del doble de monitores FreeSync disponibles que los que integran la tecnología de la competencia, a menudo más costosa, la industria ha respaldado los estándares abiertos como el camino a seguir. Mientras tanto, la mayoría de los jugadores ahora esperan que la frecuencia de actualización variable sea una característica estándar para las pantallas, en lugar de una característica por la que deben pagar una cantidad extra.

Desde la introducción de la tecnología FreeSync, AMD ha continuado mejorando el ecosistema, introduciendo el soporte para un juego vibrante de Alto Rango Dinámico (HDR) con el lanzamiento de la tecnología Radeon FreeSync 2 en 2017. FreeSync 2 combina el soporte HDR con la tecnología de frecuencia de actualización dinámica de una manera perfecta, ofreciendo una experiencia de juego HDR de baja latencia sin desgarros ni interrupciones. Con mejoras en el software Radeon de AMD y Enhanced Sync, FreeSync ofrece a los jugadores más opciones para suavizar las velocidades de fotogramas.

Entonces ya lo saben, las consolas Xbox One X y Xbox One S de Microsoft ahora son compatibles con FreeSync 2, y Xbox One será compatible con la tecnología FreeSync. Activándolo en el menú de la consola, los jugadores experimentarán FreeSync con un monitor compatible conectado a través de HDMI. La verdad e sque da mucha curiosidad este cambio a mejor.