Yakuza 6: The Song of Life | Reseña

Lanzado originalmente en Japón en diciembre de 2016, ahora toca ocasión que en todo el mundo podamos disfrutar del nuevo título de acción por SEGA, Yakuza 6: The Song of Life, un nuevo capítulo en la conocida saga de juegos comenzada en Playstation 2 que llega de forma impecable con un nuevo motor gráfico que sin duda da un giro completo a la experiencia de juego, y además de una apasionada historia de misterio y venganza, encontraremos elementos que seguro serán de su deleite.

Disponible en Playstation 4 para el 17 de abril, Yakuza 6: The Song of Life es un juego de acción en tercera persona que combina elementos de RPG para subir de nivel a nuestro personaje, con peleas tipo beat’em up, misiones principales, alternas y una gran variedad de minijuegos por encontrar en las ciudades en las que paseamos, esta nueva entrega goza de más de treinta horas de juego, y eso si no nos detenemos a contemplar los impresionantes gráficos y detalles del entorno. Así que sin duda esa una muy buena opción para los gamers que buscan un título de buena extensión.

UN MUNDO LLENO DE VIDA

Si hay algo para destacar en Yakuza 6: The Song of Life es sin duda todo su entorno, pues gracias al nuevo motor gráfico, ahora los tiempos de carga además de ser mucho más rápidos, son mínimos, pues podemos deambular por las calles, casas, tiendas, edificios, oficinas, centros de ocio, espectáculo y más, de Kamurocho e Hiroshima, sin pantallas de carga en su mayoría.

Yakuza 6: The Song of Life nunca estuvo tan vivo, las calles y avenidas están repletas de gente, siempre hay algo por hacer, ya sea tu misión principal o alguna secundaria como eventos temporales, o pasar el rato en los minijuegos, por ejemplo, jugar béisbol, entrar a una zona arcade de SEGA y pasar el rato con Virtua Fighter 5: Final Showdown, Puyo Puyo (para dos jugadores incluso), Out Run, Super Hang-On, Space Harrier, y Fantasy Zone, no hay excusa para aburrirse, eso sin contar las constantes peleas en las que nos meteremos a cada rato contra ladrones o miembros de las Yakuza.

Además de esto y para alegrar a todos los fans de la saga, el título ahora presenta un nuevo aspecto visual sin duda más colorido, y muy bien logrado. Para empezar tenemos más interacción con el entorno cuando caminamos por las calles, los efectos de iluminación son bastante buenos, con destellos para las luces de neón y de los aparadores de las tiendas, lo cual llama mucho la atención, asimismo los modelados y las texturas presentan un mayor trabajo y detalle. Sin duda un lavado de cara completo que desde el inicio les hará presumir el juego a sus amigos.

Hablando de gráficos y arte, las diferencias de las dos zonas en las que nos moveremos brindan un contraste muy bueno al juego, Kamurocho esta como ya saben, lleno de edificios, oficinas y comercios, se trata de la zona roja del juego en la que podemos encontrar prácticamente de todo, con una vida nocturna llena de luces y constante movimiento. Por el contrario en Hiroshima vemos un pueblo más tranquilo, pero no por ello libre de la Yakuza y rufianes para combatir; aquí la arquitectura es más pequeña y simple, con casas, bares, cafés, un estadio de béisbol, y un muelle, la vida allí es más tranquila, casi como un pueblo y el cambio del movimiento entre el día y la noche es más resaltante; Hiroshima es un ejemplo de cómo el motor gráfico del juego funciona a la perfección no sólo para mostrar bonitas calles de aparadores y elementos citadinos, pues incluso desde la paleta de colores aquí todo es distinto. Yakuza 6: The Song of Life siempre mantiene un aspecto visual que les sacará una sonrisa, así de bueno es.

¿LISTOS PARA LA ACCIÓN?

La serie Yakuza siempre ha tratado básicamente de sus combates beat’em up, y Yakuza 6: The Song of Life lo hace a la perfección, para veteranos de la saga quizá puedan encontrar esta nueva entrega un poco más sencilla (no mucho) lo cual hace que generar combos y movimientos finales sea más dinámico. El árbol de mejoras para Kiryu, nuestro protagonista, es más ámplio y presenta muchas ramas y mejoras desde elementos de peleas, hasta de resistencia y fuerza, y como en pasadas entregas, podemos alimentarnos para ganar energía en momentos clave y subir nuestra vida, entre otras cosas.

Las peleas son muy divertidas, más cuando subimos de nivel; podemos tomar cosas del entorno y finalizar a nuestros oponentes, aunque también podemos hacerlo a puño pelado, lo que nos lleva a una secuencia en cámara lenta bastante buena. Sólo para ver la expresión de dolor de nuestro enemigo. El juego es muy fluído sin importar la situación o el lugar, a veces estaremos luchando en las calles, o dentro de edificios, también solos o acompañados, esto dependiendo de nuestra misión o si estamos simplemente paseando. Si hay otra cosa que Yakuza 6: The Song of Life hace bien, son las peleas, así que no se sentirán defraudados por ellas.

Otro elemento para terminar, es un nuevo modo en el que podemos hacer nuestra pandilla y así enfrentarnos en peleas de gran número contra miembros de otras bandas o de la Yakuza, está forma de juego es un poco más como un RPG pues tenemos una barra de tiempo que debemos saber usar para colocar a nuestros personajes, esto es mezclado en tiempo real, así que técnicamente sólo es sentarse escoger nuestros luchadores, verlos pelear y en determinados casos, activarles combos especiales. Cada uno de estos elementos tienen un costo de tiempo y de energía así que nuestra tarea es saber usarlos en el momento preciso. Ciertamente llamativo, este modo funciona más como un “extra” de variedad al juego, pero no es tan entretenido como entrar a los golpes en tiempo real, pues tampoco es como un modo de peleas RPG con estrategia (lo cual habría sido genial).

UN DRAMA CON TINTES DE VENGANZA Y VIOLENCIA

La saga Yakuza siempre ha manejado el drama con la violencia y la venganza en sus historias, y aquí no será diferente; como una secuela directa de la pasada entrega, Kiryu aún se encuentra en recuperación de toda la paliza recibida en el pasado, además de esto y como ya conocemos al personaje, se siente por decir “con la culpa” de varios actos así que decide dejar que lo arresten para cumplir una condena. La muy mala noticia es que mientras él está en prisión las cosas se salen de control en Kamurocho, hay incendios, empiezan las rivalidades y para el peor de los casos Haruka su protegida, primero desaparece, y luego es atropellada al parecer, con oscuras intenciones, lo cual la deja inconsciente en el hospital.

Así que, cuando Kiryu sale de prisión todo esta mal, muy mal, y será tarea suya encontrar el culpable del “accidente” de Haruka, aunque no lo quiera, restaurar algo de orden en las calles, y como si esto no fuera ya malo, también deberá encontrar el padre del bebé de Haruka. Sí, sorpresa, Haruka tiene un hijo y no sabemos de quién. Así que en pocas palabras Kiryu estará muy ocupado resolviendo todos estos asuntos, y como es clásico, ninguno de ellos o al menos su mayoría, se resolverá de forma pacífica. En Yakuza 6: The Song of Life todas las historias están entretejidas, nada pasa al azar y muy pocos estiman a Kiryu. Así que prepárense a una buena dosis de todo lo que hace bueno a un juego de Yakuza.

MERECIDA SECUELA, QUEREMOS MÁS Y LOS “NO FANS” DEBEN JUGARLO

Si conocen y han jugado Yakuza y les agrada, entonces no tengo que decir más, simplemente esta es una secuela muy merecedora de la serie (quizá lo que se extraña es el menor protagonismo de otros personajes importantes). Si no conocen estos juegos pero les gustan los de acción, con peleas, historias dramáticas, de mafias, etc, entonces no busquen más, Yakuza 6: The Song of Life será perfecto para ustedes no sólo por su larga historia y variedad de cosas por hacer, también porque todo esto lo hace muy bien, y no se sentirán defraudados. Es más, quizá les guste tanto que se avienten por los pasados en Playstation 4.

Finalmente si son de los amantes de los gráficos, que sólo buscan juegos con maravillosos efectos visuales para presumir a sus amigos, aquí tienen una muy buena opción, Yakuza 6: The Song of Life resalta gracias a su apartado visual muy, muy renovado de sus anteriores entregas, y lo mejor de todo, sus tiempos de carga son casi inexistentes, lo cual hace que deambular por el mundo abierto sea más placentero e inmersivo.

Se me olvidaba, si son fans de SEGA entonces tampoco pueden dejar escapar este juego, o que ¿le van a decir que no a Virtua Fighter 5, Puyo Puyo y más? Obvio no, además están en alta definición y se ven super bien.