Beat Cop: Console Edition | Reseña

No es un déjà vu -creo que sí se escribe así-, es en realidad la reseña de Beat Cop pero ahora en la plataforma de Sony, PlayStation 4, pues originalmente les trajimos nuestra opinión pero jugado en una iPad Pro, es decir que hicieron el salto a las consolas y nos tocó revivir la aventura pero ahora con mucha mayor comodidad, eso es básicamente Beat Cop, pero entremos un poquito más en detalles.

PARA EL RECUERDO

Quienes no hayan leído la reseña (aquí disponible en la versión para iPad Pro) o no sepan de qué trata Beat Cop, les haremos una recapitulación brevísima.

Beat Cop trata la historia de un policía nuevo en la cuadra quien debe hacerse paso entre los mañosos habitantes y los temibles vándalos que deambulan por la calle, además de levantar multas por estacionarse mal, traer faros rotos o neumáticos destrozados. Todo con el fin de salir de la pobreza y pagar manutención, mientras se investiga un asesinato y un robo. Esta aventura en una hermosa y bien diseñada época de los 80’s con estilo a 8 bits.

No fue tan breve, pero ustedes entendieron el punto.

BITS MÁS GRANDOTOTOTES

Por más que una iPad Pro sea grande, no es lo mismo tener una pantallota de 50 pulgadas en mi caso contra la de 10.5 que era mi dispositivo de Apple, así que hay una abismal diferencia para distribuir todos los gráficos diseñados de manera sublime. Ese es el primer punto a favor que podemos hallar en nuestra aventura con Beat Cop: Console Edition, pues el tamaño nos permite admirar más la cuadra donde trabaja nuestro policía, y con esto ayudarnos enormemente a ver todos y cada uno de los vehículos mal estacionados o con su parquímetro vencido. Además de que incluso pudimos notar una cantidad elevada de transeúntes comparando con la versión móvil, lo cual por momentos aturde pero termina uno acostumbrándose y hasta agradeciéndolo, porque así se aprecia más el fantástico arte del juego.

No solo podemos admirar más el panorama, sino que los controles facilitan la experiencia por darnos la libertad de movernos por todos lados con el joystick y llamando funciones con los botones, con el simple hecho de apretar el touchpad podemos ver la libreta, y no como antes que debíamos tocarla y atinarle, haciendo tedioso el asunto. Sí claro que es cómodo tocar lo que queremos activar, pero nada como tenerlo al alcance del dedo, que aunque suena muy flojo mi comentario, hace las cosas más dinámicas y sencillas para ejecutar, como levantar una multa.

Beat Cop: Console Edition en PlayStation 4 es realmente una mejora y si así quieren verlo, es con el beneficio de hacernos más bolsones, pero no me importa, porque como la historia y el concepto de “Papers, Please” me fascinaron, entonces ahora podré dedicarle mucho más tiempo y sin preocuparme por la pila, con la ventaja de que sí puedo sacar el Platino, trofeo que no dudo ni tantito que estaré buscando en pocos días.

VEREDICTO

No hay mucho qué decir cuando el juego no se ve como un port vil y terrible hacia consolas, sino más bien como una versión mejorada y pensada para una pantalla mucho más grande que la de un iPhone o la de un iPad. Manteniendo los diálogos y toda la historia intacta, puedo decir que Beat Cop: Console Edition en consola es un acierto rotundo por parte de Pixel Crow y 11 Bit Studios.

Puedo decir que no hay forma de criticar a este título que ahora sí puedo disfrutar mucho más y que a pesar de que no es portátil, pero sirve como una bocanada de aire fresco por su estilo y concepto a dos dimensiones y con hermosos pixeles coloreados con una tremenda paleta de matices. Bien ahí, esperemos no se queden en un policía y más adelante nos sorprendan con algo todavía más elaborado.