Call of Duty: Modern Warfare | Reseña

Activision e Infinity Ward vuelven a las raíces de la popular saga Call of Duty, con una entrega repleta de acción y momentos impactantes en su single player, y un multiplayer directo y clásico, perfecto para todos los fans que ansiaban un estilo de juego más de “vieja escuela” y típico de CoD. Modern Warfare es la entrega que los gamers estaban esperando, y es la muestra de que el futuro pinta mejor para esta famosa saga.

UN JUEGO PARA PÚBLICO MADURO

Cabe decir que CoD: Modern Warfare es una entrega claramente para un público mayor de edad y además, la suficiente madurez para adentrarse en su campaña, la cual contiene mucha violencia, secuencias crudas, imágenes fuertes y misiones sumamente dramáticas. Es un shooter ambientado en nuestro mundo, pero con muchos elementos ficticios, como países, zonas de guerra, sucesos, personajes y actos terribles, que, aunque tristemente no están muy lejos de la realidad, sí que deben tomarse como una producción ficticia (repito) y que busca plasmar un ambiente bélico con una historia de impacto. Así que ya saben, si tienen hijos chicos, no les suelten el juego.

La nueva entrega de Infinity Ward como ya dije, regresa a las raíces y lo que más aman los fans, esto quiere decir que atrás quedaron los horizontes futuristas, los robots, el correr por las paredes y los guiones rebuscados, para dar paso a algo más contemporáneo en su narrativa, y agregando un gameplay clásico, muy intenso y directo, acompañado de momentos prácticamente cinemáticos gracias a un tremendo nivel gráfico y sonoro. La campaña, la cual se puede completar entre seis y diez horas dependiendo de la dificultad, nos presenta a varios personajes de diferentes nacionalidades, entre ellos el siempre heroico Capitán Price. En las misiones que igualmente, tienen lugar en diferentes partes del mundo siempre estaremos acompañados de nuestro escuadrón de unos seis soldados y dependiendo del escenario es que protagonizamos a uno u otro personaje principal.

Dicho esto, la variedad de misiones es bastante variada, tenemos desde ataques nocturnos en campos semiabiertos, batallas urbanas, encuentros en zonas de alto conflicto, zonas diseñadas para el sigilo con todo y visión nocturna, y más. Algo que hay que aclarar es que Call of Duty: Modern Warfare es un juego lineal, esto quiere decir que todas las misiones son de punto A-B, o de resistir un ataque, si son fans de la franquicia seguro ya saben que esperar, y en este sentido el título cumple a la perfección con un dramatismo continuo y suspenso bélico, con momentos llenos de caos en los que entre los disparos, debemos en ocasiones, controlar drones armados, dirigir ataques aéreos y más. Estos detalles hacen que la experiencia sea más cinemática pues es una combinación de gameplay, con instantes de “script” con bombardeos y más.

call-of-duty-modern-warfare-activision-infinity-ward-fps

IMPACTANTE NIVEL TÉCNICO

Otro de los apartados que inmediatamente llaman la atención es el técnico, comenzando por el sonido, la experiencia se recomienda con auriculares o un sistema de sonido, el juego además contiene varios modos de audio para adaptarse a cada escenario de salón, por lo que siempre estarán exprimiendo lo mejor que se puede ofrecer, dependiendo de dónde jueguen. Además de contar con una impecable banda sonora, las armas, otro de los protagonistas de la historia, tienen una inmensa presencia gracias a un sonido bastante contundente y muy bien elaborado; cada arma tiene un sonido característico, que incluso cambia dependiendo de las condiciones en las que se dispare o nos encontremos. El doblaje al español por su parte es bueno y un buen detalle también, es que nuestros compañeros de misión siempre tendrán cosas que decir, entre exclamaciones, comentarios etc, lo que hace más inmersiva la experiencia.

A nivel gráfico Cod: Modern Warfare plasma un impresionante fotorrealismo en la mayoría de sus niveles, sobre todo en los que usamos visión nocturna, en términos generales las texturas tienen un detalle muy alto, la paleta de colores es muy natural y encontramos todo tipo de efectos de iluminación y partículas, lo que hace un complemento gratamente llamativo en todo el juego, no sólo en la campaña. Finalmente cabe destacar que las cinemáticas son realmente sorprendentes, en general Modern Warfare es un buen exponente de lo que puede ofrecer la generación de consolas actual, y en PC obviamente el título es aún más espectacular. Otro punto a destacar es que al menos en Playstation 4 (donde reseñamos) no encontramos alguna caída de frames sin importar el nivel de caos en pantalla.

MULTIJUGADOR A LA ALTURA, LA CEREZA DEL PASTEL

Sin duda Activision e Infinity Ward han dado en el clavo con traer de vuelta una experiencia más clásica, como ya mencioné antes, lejos quedaron esos aspectos futuristas, para dar pie a un tipo de enfrentamiento en multijugador más rápido, intenso, ruidoso, y con elementos de planeación y estrategia en combate. Sin importar en el modo en que nos encontremos en dicho apartado, los mapas están diseñados para mantener la acción rápida, para que los jugadores se vean cara a cara constantemente, algo importante en este apartado, es que sin importar lo grande o pequeño que sea un escenario, siempre hay oportunidad para variaciones de encuentros, es decir, siempre hay movimiento y oportunidades de combate por diferentes ángulos.

Aquí entra el muy cuidado diseño de mapas, los cuales en su mayoría, dan oportunidad para jugadas de varios tipos, ya sea de corto alcance, de combate a distancia e incluso para campear, los escenarios están muy bien pensados, y están conformados por elementos que hacen más táctica la jugabilidad, por ejemplo escondites, cuartos, esquinas cerradas, espacios amplios o elevados, ventanas, azoteas etc, siempre hay algo para cada jugador y en cierta forma es algo que pone en primer plano la importancia de poder hablar con tu equipo. Además cabe destacar que se puede subir de nivel y se pueden mejorar y adaptar las armas dependiendo de lo que uno busque, así que el título brinda un gran nivel de gratificación al jugar.

Asimismo, cabe decir que dependiendo de la experiencia que busquen, Call of Duty: Modern Warfare entrega modos variados, desde los clásicos duelo de equipos, de dominio de zonas, todos contra todos y el nuevo Tiroteo de 2v2, diseñados en mapas pequeños para una acción intensa; ya si desean algo más extenso pueden probar Guerra Terrestre para batallas 32v32 en donde además se usan varios tipos de vehículos. Finalmente y para los que buscan algo del tipo cooperativo, tenemos Operaciones Especiales, diferentes misiones que siguen el desenlace de la campaña principal en la que los jugadores cumplirán diferentes desafíos, mientras tratan de sobrevivir a hordas implacables de enemigos; si aman esto, seguro les agradará el apartado.

VARIEDAD PARA TODOS

Como ya podrán imaginar, Call of Duty: Modern Warfare tiene algo para cada gusto, desde enfrentamientos rápidos, o estratégicos, o de supervivencia con hordas, hasta una campaña llena de momentos intensos y cinemáticos, pasando por un apartado gráfico y sonoro bastante increíble, está nueva entrega ha demostrado que aún tenemos CoD para más años, y que lo que se necesitaba era volver a las raíces, replantear la jugabilidad y el estilo de historias para volver a atrapar a sus fans y por qué no, a un nuevo público gamer.

Además y si esto fuera poco, el título cuenta con crossplay y crosssave, y la promesa de recibir más contenido a futuro sin la necesidad de un pase de temporada o cajas de botín, lo cual simplemente nos alegra el día. Quizá y para terminar es que se echan un poco de menos los zombies, pero veremos si llega un apartado así a futuro. Mientras tanto, es bueno tener a Call of Duty de vuelta.