Como novio de pueblo | Crítica

“Como novio de pueblo” llega a las pantallas grandes como la primera cinta (ópera prima) de Joe Rendón, quien no solo es su director, sino también escritor y productor, de esta adaptación de la cinta homónima de origen ibérico. Junto a Joe, podremos ver un buen talento mexicano como José María de Tavira, Martín Altomaro, Ricardo Polanco y Regina Blandón.

En drama-cómico-romántico estaremos conociendo la vida de Diego, quien fue literalmente dejado “como novio de pueblo” en el altar, el día de su boda, siendo sus primos Julián y Miguel, su mayor soporte emocional, obligándolo a hacer un roadtrip a Puerto Vallarta, tal como lo hacían en su infancia, para pasar de largo este trago amargo.

“Como novio de pueblo” es una comedia más en el amplio repertorio del cine mexicano. Si bien logra replicar lo que ofreció el arte en el que se basa, y muestra una buena química entre los actores generando momentos de comedia, el guión genera tres tramas en una sola cinta, el romance entre Diego y Martina, la superación personal de Miguel y sus miedos, así como el más audaz giro de Julián, pasando este de ser el “payaso” o que solo busca fiesta, a el que une todos los cabos emocionales.

Las actuaciones de los protagonistas se notan por demás forzadas, por así decirlo, digno de una telenovela de Televisa, ¿triste, verdad? Sin embargo, es de apreciarse el trabajo de Martín Altomaro (Julián), quien claramente demuestra tener más carrera en la comedia. Por otro lado, Regina Blandón sigue demostrando su crecimiento en la industria, resaltando por su naturalidad y carisma ante las cámaras.

Por desgracia, parece que Joe Rendón no logra plantear bien esta adaptación buscando algo más “mexicanizado”, quitándole importancia a la verdadera trama principal (el plantón en el altar) para solo utilizarlo como detonante para iniciar el desarrollo de las otras tramas individuales, creando un ritmo confuso para la película restándole importancia al dolo de Diego, quien no ayuda mucho a mostrar los sentimientos hacia el público.

“Como novio de pueblo” es una película entretenida si vas en plan de perder el tiempo en el cine, si cuenta con ciertos chistes y vivencias que nos darán risa, pero nada que alguien que se tropieza no pueda causarte.