Concrete Genie | Reseña

He visto de todo en los videojuegos, lo que más uno pide son los giros de tuerca o “plot twist” como le llaman algunas personas. ¿Qué pasa cuando la jugabilidad es la que recibe este cambio y no la historia? Diablos, no lo esperaba. Esta es la reseña.

DIBUJO A MANOS ALZADAS

Concrete Genie es una mezcla de juegos, como si se tratara de una pintura donde agarraran varios colores y los unieran de manera armoniosa para crear una gran obra. En Concrete Genie somos Ash, un chico que a más de uno les hará recordar al protagonista de Infamous Second Son, pues su atuendo es casi idéntico y le encanta también hacer grafittis por la ciudad, solo que aquí no hay opción de que sean anarquistas, aquí las pinturas son llenas de color y animación realmente hermosas.

Ash es un chico que sufre de bullying por parte de unas banda de chicos que les encanta rayonear la ciudad de Denska, un pueblo portuario que está realmente muy bien diseñado para tener tanto edificios pequeños como muy altos, dando variedad a la aventura. Ash durante su recorrido, encuentra una brocha mágica que le sirve para dibujar monstruos realmente muy chuscos que estarán en su imaginación, pero al ser tan grande, Ash puede ver cómo cobran vida por la ciudad y le van pidiendo que agregue detalles muy agradables a sus murales, mismos que le dan “súper pintura”.

La “súper pintura” sirve para eliminar una maligna fuerza que ha hecho de Denska una ciudad triste, apagada, sin luz y deshabitada, como una especie de plaga que ha acabado con la vida y felicidad de este pueblo. Es ahí donde Ash y nosotros debemos ir pintando para acabar con este desazón y traer la luz de nuevo, evitando siempre a los bullies para evitar se capturado y molestado.

Conforme la historia avanza, Ash irá entrando a otras partes del pueblo para seguir iluminando y dando vida a los monstruos que están en su mente, monstruos que a un servidor le encantaba encontrarse porque son monstruos felices. Estos amigos extraños no solo piden pinturas, sino que de acuerdo a su tipo podrán ayudar a Ash a encender máquinas que requieran electricidad, mover objetos con el aire o quemar alguna chunche que no permitiera nuestro avance.

Uncharted se hace presente en Concrete Genie -o Tomb Raider- cuando se trate de elevarse en el pueblo o moverse en las alcantarillas, usando muchísima gimnasia para saltar entre cajas, trepar paredes, balancearse entre travesaños y aterrizar en el suelo para no perder el rumbo. Sin duda la primera parte de Concrete Genie es una maravilla visual que enamorará y convencerá de que seguir jugando hasta el final, es una gran idea.

La historia de Ash no es tan interesante como el resto de historia de los bullies, que sin contárselas a fondo, todos son relatos de violencia familiar que recaen directamente en los niños, que a su vez se desquitan con nuestro protagonista, de ahí es que el cuento se cuenta solo y los conflictos no solo se quedan en los “demonios” de Ash, sino en los del resto del grupo para dejarnos una tremenda lección de vida que ya será cuestión de ustedes hilvanarla.

GIRO DE TUERCAS TÍO

No estoy hablando de Ash hacerse malo, ni de que aparecen los papás que son brujos y él es de una estirpe de brujos que data de la Edad Media ni nada así. No, no va por ahí. El giro de tuercas se da en la jugabilidad, la primera parte de Concrete Genie se trata de pintar, de hacerse amigos con los monstruos y dejar volar la imaginación explorando y haciendo lo más bonito posible al pueblo, evitando a los chavales estos. La segunda parte es donde viene la acción, donde Ash deja de pintar para convertirse en un guerrero que con fuego, electricidad y viento, deberá pelear y domar a monstruos malignos, y para hacer esto, todo se convertirá en Infamous Second Son mezclado con Infamous First Light.

La inspiración en estos juegos es canija, de verdad que es impresionante cuanto se parecen, sin embargo no fastidia ni molesta porque el enfoque es distinto, la manera en cómo se pelea y se logran los objetivos se sienten diferentes y por momentos uno sentirá muchísima ternura y en ocasiones ese vacío al sufrir una pérdida. Honestamente los sentimientos en Concrete Genie están muy bien manejados y se siente que se hizo de manera correcta y con ganas de dejar un buen mensaje.

PROJECT MORPHEUS

Concrete Genie desarrollado por Pixelopus y publicado por Sony Interactive Entertainment, cuenta con un apartado en realidad virtual, debo decir que a pesar de ser pequeño, breve y contener apenas tres trofeos -que no cuentan para el Platino-, el modo es bastante agradable, se siente bien, no está forzado y nos permite revivir los pasajes del juego dibujando a placer. Quienes disfruten de la animación dentro del juego, definitivamente deben probar tanto el modo 2D el cual es precisamente la técnica usada en el juego, como el 3D que es la parte plus por así decirlo, pues podremos interactuar con un monstruo amigable en un pasaje completamente decorable y con “efectos” nuevos que harán sentirnos con ganas de quedarnos mucho más tiempo del que nos permite el juego. Sí, por desgracia es muy limitado el tiempo en realidad virtual y no es posible jugar Concrete Genie así, son apartados diferentes.

VEREDICTO

El Platino casi llega solo, no es necesario invertirle mucho tiempo a la historia pues es corta, la dificultad del juego es muy baja y será complicado morir, más bien lo harán por error. Pero eso no es lo importante.

– El giro de tuercas es emocionante y hace de Concrete Genie un juego nuevo, como dos en uno.

– La historia si es bien leída y entendida, dejará un tremendo mensaje, poderoso y muy consciente a los niños en casa.

– Gráficamente es hermoso, tanto en los escenarios como en las técnicas de los rostros en los personajes humanos, pero lo realmente impresionante, son los hermosos dibujos que podremos hacer en las paredes, las animaciones e interacciones con los monstruos, la paleta de objetos para colocar y los enormes murales que podremos hacer, así como las “Master Piece” que irán saliendo conforme avance la historia.

En concreto, Concrete Genie es una genialidad. De principio a fin, una obra de arte en sus visuales y en su manera de presentar el juego basándose en otros títulos pero solo tomando lo bueno. Saldrá a la venta hoy 8 de octubre.