Crackdown 3 | Reseña

Mientas hubiera más golpes, disparos y hordas de robots malvados viniendo hacia nosotros, eran mejor los videojuegos, pero ahora, en pleno 2019, el público es mucho más estricto en estos contenidos, haciendo que Crackdown 3, incluso con Terry Crews, se siento como un viejo videojuego de 2005.

En definitiva, Crackdown 3 no es mal juego, solo que, ha estas alturas del partido, ya es difícil mostrar un interés excesivo por él. Ahora, todo juego, incluso los open world, deben tener este diferenciador que los haga único en su mundo, lamentablemente Crackdown 3 no muestra nada nuevo, sino su fórmula que le funcionó en el 2007.

Tras el hurto de energía eléctrica de la isla de New Providence, la “Agencia” envía a sus mejores oficiales para encontrar al culpable y darle su merecido, para esto, un científico insurgente se encarga de reanimar el cadáver de Terry Crews para combatir contra los gobernantes y terrorista de New Providence. Disparos por doquier, armas estrafalarias, enormes rascacielos y gente random por la ciudad hacen de New Providence una metrópolis extrañamente divertida… Si es que eres un mercenario.

Todo esto suena muy divertido, sin embargo, la pesada mecánica de disparos hace que Crackdown 3 llegue a ser tedioso en los momentos de acción. Es claro que este juego fue hecho para estar haciendo locas maniobras mientras están en combate, ya que la dinámica de apuntar tan estable nos permite realizar bastantes headshots mientras estamos saltado o incluso corriendo, lo único es que al paso del tiempo la pesadez de los disparos se convierte en un factor en nuestra contra en ciertos momentos.

El gran pro de Crackdown 3 es la emocionante y bien variada selección de personajes, luchar con o contra ellos siempre se mostró como un deleite entre lo desafiante y la comedia ácida de este juego. En cuanto a los personajes, tendremos una inteligencia artificial quien será nuestra compañera durante la campaña, mientras que los otros personajes van desde químicos multipremiados, hasta expertos militares. ¿Y por qué esta variedad es tan buena? Pues con el paso de la campaña, te darás cuenta de que cada misión es única y diferente, por lo que tendrás que usar a los distintos personajes para tener la ventaja en combate.

Dando un paseo por New Providence, o simplemente viajando a nuestra próxima misión, al puro estilo de GTA, podrás coleccionar vehículos, armas o realizar distintas actividades secundarias, sin embargo, después de un par de horas, te darás cuenta de que las misiones se llegan a repetir constantemente, llegando a ser un poco aburrido. Por otra parte, el tráfico en las calles es constante, y los NPCs en las banquetas y partes se hacen presentes, a pesar de esto, la ciudad se siente muy sistematizada, como si todos los NPCs estuvieran programados de la misma forma, para hacer las mismas acciones, dándonos un sentimiento de soledad en New Providence.

Por otro lado, Terry Crews es la persona ideal para estar en Crackdown 3. Su voz, su forma de ser, hacen que nuestra estadía en New Providence sea de lo más divertida y placentera. En este caso Terry es nuestro personaje jugable, pero de la misma forma somos el sargento del pelotón, por lo que siempre tendremos que demostrar que sabemos lo que hacemos para guiar a nuestras tropas. El modo multijugador de Crackdown 3, llamado Wrecking Zone, o zona de demolición, es, en definitiva, más interesante que la campaña en sí. Con la dinámica de que estamos en un simulador de entrenamiento, podremos jugar distintos modos como Agent Hunt, donde no solo tendremos que eliminar a los agentes enemigos, sino que para confirmar la muerte habrá que recoger su dogtag de la Agencia para que nos cuente. Como pueden leer, esto no es algo nuevo, por lo que el valor agregado de Crackdown 3 recae en las cómicas gráficas del juego.

En Wrecking Zone también tenemos el mismo sistema de bloque de mira, por lo cual nuestro jugador siempre apuntará a la cabeza, esto en la campaña es “bueno”, pero en un multiplayer donde todos apuntan con la misma precisión, la única clave para sobrevivir es estar en movimiento, saber ocultarse y correr a través de los edificios para evadir las miras de los enemigos. ¡Pero cuidado! Todo en Wrecking Zone es destruible, por lo que, si te han detectado en algún edificio, es muy probable que este no dure mucho, lo que nos lleva al segundo modo de juego en línea, Territories. Este divertido juego es una combinación entre King of the Hill y Capture, lo que, para desgracia del edificio que sea marcado, el propósito de ambos equipos será destruir por completo estas edificaciones.

La campaña principal de Crackdown 3 no se resalta entre los juegos de actualidad, tal vez, si lo comparamos con un Saints Row 4 podría dar mucho de qué hablar, pero es claro que Crackdown se quedó en su nicho del 2010. Nuestros agentes no son precisamente mutantes, sino que gracias a sus “súper trajes” estos adquieren distintas habilidades que nos ayudarán en combate. Lamentablemente esta mecánica e idea la hemos visto en el 90% de los videojuegos que han salido del 2015 en adelante.

Ahora Crackdown 3 llega a nuestras consolas y PC a través del sistema Play Anywhere, sin embargo, estos 12 años que han pasado, no les ayudó mucho en el aspecto creativo en cuanto a gameplay. Crackdown 3, por desgracia podría ser comparado con muchísimos juegos de actualidad, pero lamentablemente no podría destacar de entre ninguno. ¡Ojo! Crackdown 3 no es un mal juego, es entretenido y ¡tienen a Terry Crews! Es un título divertido que si a lo mejor hubiera salido hace unos 5 años, definitivamente estaría en los Top Sellers del año.